LO ESTTICO NO FUNCIONA EN UN MUNDO DINMICO

LO ESTTICO NO FUNCIONA EN UN MUNDO DINMICO

Existe una vieja máxima, entre el mundo de los gerentes de producción: Si no está dañado, no lo arregle. El origen de la máxima, se relaciona con la extraordinaria dificultad que representa lograr una producción estable.

29 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

El gerente de producción, enfrenta un reto casi imposible. Debe lograr que una serie de factores que son variables, ya que están cambiando constantemente, como son: las materias primas, los componentes, las maquinas y los trabajadores, funcionen armónicamente para producir una serie interminable de productos de características constantes y dentro de especificaciones.

Desafía los limites de capacidad humana, cuando el gerente de producción, logra estabilizar, aunque sea tentativamente la producción, por ello, en ese momento, no quiere que ni se la toquen, a no ser que se dañe algo.

La realidad, es que jamás será posible lograr la estabilidad. Es más no conviene. Por qué ?. Simplemente porque lo estático no funciona en un mundo dinámico .

No espere a tener que cambiar. Inicie el cambio por su cuenta. Todo va a cambiar y si usted no cambia, habrá que cambiarlo a usted. Los gerentes del futuro tendrán que convertirse en agentes de cambio es sus empresas. En el mundo empresarial del nuevo siglo, los iconoclastas ganarán.

Los cambios son como las olas del mar. Si las resistes, te derribarán, pero si logra montar las crestas de las olas y aprovechar su fuerza, te llevarán sano y salvo a la orilla.

Indiscutiblemente, que hay que convertirse en un observador da las olas del cambio, estudie las tendencias de los mercados y aprenda a descubrir y aprovechar las crestas de las olas de cambio.

Tendemos a mirar los cambios como problemas. Podríamos aprender de los chinos, tal como lo menciono en el primer capítulo de mi último libro publicado.

Merchandisng Dinámico cuyos símbolos se les atribuyen unas antigedad de 4 mil años para la palabra Problema, incorpora la combinación de dos caracteres. El primero de ellos significa riesgo o amenaza y el segundo. aisladamente, representa oportunidad o suerte.

Es fascinante pensar que hace 4 mil años los chinos consideraron la crisis, como un conjunto de variables, negativas y positivas. La reflexión de estos momentos nos llevan a pensar que debemos aprovechar la enseñanza histórica, cuidándonos de las amenazas de la crisis, pero aprovechando las oportunidades que se brindad para el éxito. Todo cambio trae elementos de riesgo y oportunidad. La cresta de las olas del cambio, esconden muchas oportunidades. Aprovéchelas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.