LA U. DISTRITAL:

06 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

Deplorablemente de unos años a esta parte la Universidad Distrital de Bogotá, que debiera cumplir una función educativa y social de primer orden, ha venido afrontando muy serios problemas académicos y financieros. Ahora mismo, a raíz de dificultades surgidas por el proyectado cambio de Rector, se halla poco menos que en situación de parálisis, con los imaginables perjuicios para su disciplina y su eficacia. Los propios alumnos, que presuntivamente debieran ser los primeros interesados en su normalización, son los que menos parecen preocuparse por su efectivo y normal funcionamiento.

Para completar el cuadro negativo, la Veeduría Distrital dispuso, en ejercicio de sus funciones, examinar a fondo la situación planteada, y su informe no puede ser más desalentador. Se evidencia dice gestión de bajo perfil, debates inconclusos, iniciativas que quedan en el papel y actitud permisiva en torno a la permanencia ilegal de algunos de sus miembros . Se agrega incluso que hay aprobación de medidas académicas y administrativas sin sustentación, y que la estructura actual no garantiza la calidad de los programas académicos.

Es muy oportuno y conveniente ese informe. Mas lo importante es que sirva de fundamento pleno para una efectiva recuperación de la Universidad Distrital, antes de que las fallas advertidas conduzcan como es lo más posible a su clausura.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.