CIEN AÑOS FORMANDO HOMBRES DE VALOR

CIEN AÑOS FORMANDO HOMBRES DE VALOR

Es la escuela más antigua de la región. Con sede en Villa de Leiva, fue fundada en 1899 como institución educativa oficial para varones, exclusivamente.

22 de octubre 1999 , 12:00 a. m.

En sus aulas y bajo exigentes condiciones disciplinarias, se formaron grandes hombres con la orientación de excepcionales maestros, como el escritor Mario Vargas Vila, quien radicado desde 1885 en Villa de Leiva para escribir dos de sus obras más importantes, El Maestro de escuela y Aura o las violetas , impartió clases en esta institución.

El primer nombre que se le dio al plantel fue Escuela Urbana de Varones. Años después se registró con el nombre de Concentración Camilo Torres. Cuando inició labores en 1899 tenía una sola aula y un solo profesor para atender los grados establecidos en ese entonces para la educación primaria.

Actualmente la escuela cuenta con ocho aulas, una biblioteca general, un salón múltiple, una oficina para dirección, un patio de recreo, un cuarto pequeño para guardar materiales y una unidad sanitaria.

La filosofía del plantel ha sido la contribuir a la formación integral de los educandos para constituir una sociedad mejor, rescatando valores perdidos. Bajo esos principios, diez docentes educan a 320 alumnos desde los grados preescolar y primaria y pueden continuar sus estudios secundarios en la Normal Nacional Antonio Nariño, por convenio que se tiene con este plantel.

100 años de servicio Al cumplir su primer centenario, la escuela Camilo Torres de Villa de Leiva ha logrado formar miles de jóvenes en el nivel de educación básica primaria. Por tratarse de un centro estatal la educación es gratuita según lo contempla la Constitución Política de Colombia y gracias a ello los niños provenientes de familias de escasos recursos tienen la oportunidad de estudiar.

La comunidad ha sido partícipe de obras importantes que se han llevado a cabo en la escuela, como la construcción de dos aulas y la ampliación de la planta física. También la actual Administración Municipal, la Asociación de Padres de Familia se han vinculado con su apoyo a estas obras.

Maestros ilustres La dirección de la escuela, a cargo de Blanca Saavedra de Granados, reconoce la importante labor que realizan los profesores de la escuela y reseña los nombres de maestros ilustres que pasaron por sus aulas. Entre una larga lista, se destacan: Gabriel de Jesús Martínez Ocanegra, uno de los primeros profesores (ya fallecido), Josué Aponte Cerón, Luis Felipe Salinas, Carlos Julio Galeano. También, Josefina Medina de Pinzón, Aura Leonor Russi Rodríguez, actualmente jefe de Núcleo en Villa de Leiva; Jaime Vargas, Julia Cárdenas de Soler, hoy directora de la escuela del Duruelo.

Planta docente actual: Directora: Blanca Saavedra de Granados; profesores: Ana Mercedes Martínez, Blanca Lilia Peña, Blanca Marina Vela de Cortés, Dora Cecilia Cortés Villamil, Eduardo Enrique Comas Pedrozo, Flor María Rodríguez Velásquez, María Cristina Sáenz Amado, María Esperanza Martínez Rojas, Olga Lucía Rodríguez Robayo.

Recuadro Testimonio Burro, la letra con sangre entra , recuerda don Gabino Casallas, estudiante de la escuela Camilo Torres en 1925 y quien actualmente vive en Villa de Leiva. Don Gabino, quien nació en 1911, dice que cuando el estudiaba había solamente 25 alumnos en todos los grados. Teníamos que aprendernos todo de memoria, utilizando pizarra y gises . Estudiábamos aritmética, lectura y escritura, el catecismo del padre Gaspar Astete y reglas ortográficas . Agrega don Gabino, que en la época tenían que aprender a las buenas o a las malas (ayudados con la temible y dolorosa férula) y que los cuadernos escritos con pluma y tintero eran utilizados únicamente por los estudiantes del nivel superior.

La escuela funcionaba en dos sitios diferentes de acuerdo con las necesidades del servicio. Uno, era la casa donde nació el prócer de la independencia, Antonio Ricaurte, y el otro lugar, era en la casa de la Real Fábrica de Licores. Había un solo salón. Nos sentábamos en bacas múltiples. Estudiábamos en dos jornadas desde las siete de la mañana. A las 12 del día salíamos a almorzar y regresábamos a la una. Eran condiciones severas y el reglamento de la época muy drástico .

Gabino Casallas, es el único sobreviviente de la guerra Colombo-peruana. Tiene 89 años, es agricultor y la mayoría de sus hijos se encuentran fuera del país.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.