CONTRASTE, LUZ Y PRODUCCIÓN

CONTRASTE, LUZ Y PRODUCCIÓN

Estudios sicológicos de principios del siglo XX determinaron que cerca del 80 por ciento de las percepciones sensoriales son visuales y que la iluminación no es solo arte, sino también una ciencia.

25 de marzo 1999 , 12:00 a. m.

De igual forma con el transcurrir de las décadas los avances en los trabajos, ambientes, divisiones de oficinas, descripción, colores, reducciones de áreas y espacios han dejado de ser monótonos o rígidos y se han convertido en dinámicos, electrónicos y sobre todo dominados por computadores y aparatos con pantallas cada vez más pequeñas y versátiles.

Un sistema tradicional de luz en una oficina puede llegar a consumir hasta el 40 por ciento del total de la energía eléctrica aplicada al edificio o planta, por lo que los empresarios han llegado a comprender las influencias en el rendimiento y productividad del empleado en la entidad.

Actualmente es posible contribuir con las necesidades antes descritas y con la reducción de los costos de energía con la aplicación de planes de consumo programado o los sistemas de encendido y apagado automático de luces, existentes en el mercado.

La distribución de los elementos de iluminación y la programación del encendido y apagado de las luces que no se estén utilizando representan para cualquier empresa un avance significativo en la definición de políticas de reducción de consumo de energía, cuyos niveles de disminución pueden tener altas diferencias de un mes a otro.

Para Guillermo Alfaro, de Luxes iluminación en Barranquilla, cuando se cumple con el ambiente físico, el aspecto y la disposición de la oficina en lo que respecta a los niveles de iluminación es posible mejorar la productividad laboral y el aprovechamiento del tiempo de trabajo.

El incremento en la productividad lo podemos relacionar con la iluminación ya que se afecta el método de trabajo, la calidad de producción, se cometen menos errores, hay menores tasas de ausentismo y se da la elaboración de productos y prestación de servicios de mejor calidad , explicó el empresario.

Indicó que es importante tener en cuenta que la iluminación de una oficina debe satisfacer necesidades básicas como desempeño, confort, ambiente y costo-efectividad.

Como complemento a lo anterior también existen en el mercado innovadoras fuentes de luz artificiales para diferentes tamaños y formas de luminarias, controles de luz manuales, digitales y electrónicas. Así mismo hay sensores y técnicas especiales de diseño que permiten organizar de una mejor forma la iluminación.

El contraste, o relación entre texto y entorno también desempeña un importante papel en la visibilidad. Los oficinistas están expuestos a una variedad de superficies impresas con diversos grado de contraste, y los elementos de poco contraste requieren mayores niveles de iluminación.

Si en una oficina o entorno de trabajo no existen contrastes adecuados, los niveles de iluminación y consumo de energía requeridos para el trabajo serán de grados elevados.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.