EL PERSONAL SOBRANTE

EL PERSONAL SOBRANTE

La reestructuración que desde hace un tiempo se ha anunciado en la Empresa Distrital de Servicios EDIS ha tenido ya la primera manifestación positiva. Su junta directiva, en efecto, ha dispuesto la eliminación gradual de 1.211 cargos, que equivalen al 33 por ciento de la nómina actual. Naturalmente, como lo ha precisado el Alcalde Mayor, se trata de cargos del área administrativa, de verdadero personal sobrante que no está desempeñando funciones específicas en orden a garantizar la eficiencia de la empresa. Y está muy bien que ese punto quede bien determinado, porque no tendría sentido que sufrieran las consecuencias de la medida los escobitas, o los celadores u otros trabajadores similares que no son simples corbatudos. Es un buen paso hacia la reorganización de la EDIS. Lo importante, en adelante y precisamente para salvar la entidad, es que deje de ser apenas un botín de los concejales, que se han distribuído su nómina en cuotas personales.

12 de enero 1991 , 12:00 a.m.

La eliminación de los cargos sobrantes es perfectamente legítima y explicable. Lo es tanto en la EDIS como en el Seguro Social, cuya dirección nacional ha procedido a eliminar los excesos puramente burocráticos en las seccionales del ISS, que precisamente ha venido siendo asediado por una serie de irregularidades a las que es indispensable poner acelerado término, antes que sus autores acaben con la institución.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.