EL HIJO DEL PINTOR Y LA BAILARINA

EL HIJO DEL PINTOR Y LA BAILARINA

Al portón azul marcado con el 36-162 atiende Inírida, la esposa de Rafael, el hijo de Gala, la cartagenera que durante muchos años atendió al maestro Alejandro Obregón. Ellos heredaron el trabajo y son los responsables de que la casa que da su espalda al Teatro Heredia se conserve intacta.

30 de marzo 1999 , 12:00 a.m.

Los sonidos del mar y de la ciudad en ebullición se quedan afuera, en la calle de La Factoría y junto a las murallas. Adentro, entre las paredes repletas de cuadros y entre las esculturas se respira el espíritu del hombre de los colores caribes. El estudio da la impresión de que el pintor hará su arribo en cualquier instante. Por los ventanales se mete la imagen del mar. Los ojos azules de uno de sus hijos, del actor, se inundan mientras mira desde la terraza: Siento su falta... el hombre tenía una grandeza en su forma de ser y una inteligencia únicas. Uno sentía que estaba realmente frente a alguien genial. Extraño su calor humano .

Hace siete años, el 11 de abril de 1992, a las 10 de la mañana, Alejandro Obregón se fue. El, hasta con la persona más común, creaba un momento espléndido, un momento en el que la humanidad brillaba .

Hoy decidimos recorrer sus espacios con Rodrigo y hablar de su Cartagena del alma, de la mamá (Sonia Osorio) y su ballet y del protagónico que está haciendo en Ay cosita linda mamá, la telenovela del Canal Caracol.

Aventurero No me gustaba bailar pero mamá me ofreció aprender para ir de gira a Rusia... me gustó no tener que ir al colegio , dice Rodrigo y empieza a meterse en el mundo de recuerdos infantiles, en esos años en los que se consideraba tan torpe que una vez, mientras ejercía como paje de una reina de carnaval, tropezó y cayó con corona y capa bajo la tarima.

Desde que tengo conciencia, en la casa hubo música, ballet, reinas preparándose... el espectáculo vivía en la casa , añade.

Vivía en Barranquilla, en la casa del acantilado en la que el maestro pintó un mural gigante con las imágenes de él y de su hermana Silvana. Allí empezó a descubrir su amor por la actuación, mientras, machete en mano, se internaba en la maleza jugando al explorador.

Entonces se fue a Nueva York y se puede dar el lujo de ser tal vez el único colombiano que durante cuatro años recibió clases de Lee Strasberg, el maestro de maestros en la formación de actores y el que le enseñó a actuar a figuras como Marylin Monroe.

Sus enseñanzas había que digerirlas, entraban con la práctica. Su método es el entrenamiento del actor a través de las sensaciones, de los cinco sentidos; en donde la concentración y la relajación son el instrumento del actor. Enseñaba a usar las emociones, a representar la vida del espíritu, creer en la ficción y reaccionar como si fuera la vida real. Lo que había que lograr no era mostrar cómo se reaccionaría sino reaccionar ante los acontecimientos .

El recuerdo A mi padre, la gente lo quería y lo respetaba mucho. Con él, uno siempre sentía que estaba frente a un ser especial, sin mezquindades y que hablaba con respeto de todos .

Se le quedó algo para decirle? Era especial y un enigma. Por eso quiero conocerlo más. Cada persona que me habla de él, me revela una nueva faceta.

Ayuda ser hijo de...? Me dio una formación cultural fuerte, un comportamiento y unos ejemplos a seguir, unos retos. Mi vida ha estado marcada por eso.

Por todo eso, ahora Rodrigo tiene entre pecho y espalda la idea de recuperar los testimonios de los que estuvieron al lado del pintor: Será un trabajo literario. Quiero revivirlo a través de una amalgama de toda esa magia que él creaba. Estoy buscando a todos los que estuvieron en contacto con él .

Camilo De la Rosa En la telenovela es el político que quiere casarse con la niña bonita del pueblo (interpretada por Angela Vergara) y luchando por evitar que un ex novio (Andrés Izaguirre) le robe su cariño.

Es una historia que le ha permitido volver a Cartagena, recorrer sus calles y pasarse algunas tardes en la guarida de su padre. Cartagena es la conjunción de negros, indios y blancos. Su magia fue la razón por la que mi padre se vino a vivir aquí hace 30 años , dice.

La telenovela habla de Colombia y el suyo es un personaje con buenas intenciones pero marcado por los intereses corruptos de quienes lo rodean: Los colombianos somos la gente que más baila en este continente. Al tiempo, este es un país lleno de asesinos y embaucadores, un lugar con todos los extremos y eso le da al actor una pizarra de donde agarrar. Este es un momento maravilloso para los actores .

Por qué se decidió por la actuación? Hay algo épico en la manera como evocamos lo que la gente siente, hay algo digno en eso.

Con el rumor del mar nos alejamos del portón azul y todo lo que guarda. Rodrigo volvía a convertirse en Camilo De la Rosa para grabar la siguiente escena.

LEYENDA Oscar Neira, especial para EL TIEMPO LA CASA de su padre, es para el actor Rodrigo Obregón una posibilidad de reencontrarse con los mejores recuerdos de la vida.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.