IGLESIA DE NUESTRA SEÑORA DE EGIPTO

IGLESIA DE NUESTRA SEÑORA DE EGIPTO

La historia de la parte oriental de la antigua Santa Fe de Bogotá, bien pudo haber empezado en la ermita del Barrio Egipto. En el año de 1556 se iniciaron las obras para construir un lugar de carácter religioso en las laderas de los cerros bogotanos bajo la dirección de Gerónimo de Guevara, que invirtió buena parte de sus recursos económicos en la costrucción de la ermita.

26 de marzo 1994 , 12:00 a.m.

Diferentes problemas retrasaron notablemente la terminación de la obra, y solo hasta 1657 se dio por terminada.

A partir de ese momento se convirtió en un sitio de obligada peregrinación para los fervientes católicos de aquellas épocas.

La fama de este santuario se extendió a todos los rincones sociales, figuró por su importancia en el Diccionario Geográfico Histórico de las Indias Occidentales, en el que se lee que en Bogotá en 1787, había una ermita dedicada a Nuestra Señora de Egipto en la que están los religiosos de la Merced. nDos años más tarde se imprimió en Santa Fe de Bogotá la Novena Devotísima a la Santísima Virgen María, Madre de Dios y Señora Nuestra en su Destierro a Egipto, escrita por don José de el Gadillo y Garnica, capellán mayor de la Santa Iglesia dedicada a la huida a Egipto.

Una vez implantado el culto y devoción a la novena, este lugar se convirtió en paso obligado en las visitas a los santuarios de La Peña y Guadalupe, y empezó a compartir las festividades de la Semana Mayor con todos los habitantes del sector.

Parroquia patriota En el siglo XIX, la parroquia y su barrio fueron protagonistas del movimiento patriota contra el Pacificador Pablo Morillo .

Junto a los paredones de la iglesia fue fusilado por orden del Virrey Sámano Juan de la Cruz Molano de profesión chircalero, y enlace de Policarpa Salavarrieta en sus actividades por la liberación del yugo español.

Los miembros del descuartizado Molano fueron asegurados a las paredes del templo como escarmiento a sus habitantes.

En 1817 llegó a vivir al barrio el futuro Héroe de Tenerife, Hermógenes Maza, que habría de convertirse en el Angel Exterminador, o en el cínico filósofo de la guerra a muerte contra los españoles en América, apodos registrados por la historia.

Vida de ocio, pero no escandalosa llevó Maza en el barrio Egipto, escribe el historiador Carlos Cortés Vargas.

Alberto Miramón, describe el lugar por esa misma época como de callejuelas estrechas y tortuosas, bordeadas de ruinosas casuchas habitadas por obreros, artesanos y comerciantes de menor cuantía.

En la plazuela frente a la iglesia se celebraban los días de San Pedro, San Juan y San Eloy, y se hacían las famosas chirriaderas o juegos de cañas que se alternaban con peleas de gallos.

En visperas de cuaresma se organizaban las célebres carnestolendas, fiestas donde se jugaba el pasadiez, se comía en abundacia y se bebía chicha hasta caer rendidos en los brazos del Baco criollo.

Estas festiviades fueron duramente censuradas por el clero y la alta sociedad santafereña que veían como la explosión demográfica era mayor cada año.

De arquitectura clásica neogranadina y con algo más de cuatro siglos de venerable antiguedad, la ermita sobrevivió hasta 1914 cuando se construyó la actual iglesia.

El nuevo templo construido con el apoyo del vecindario sirve de escenario a la fiesta de los Reyes Magos que se celebra todos los años el 6 de enero, con representaciones en vivo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.