13 MESES DE SALARIO ADEUDAN A MAESTROS DE RIOHACHA

13 MESES DE SALARIO ADEUDAN A MAESTROS DE RIOHACHA

Para exigir una pronta solución a la crisis educativa que afronta el municipio de Riohacha los educadores de las plazas municipales, nacionales y departamentales se reunieron ayer en la plaza Padilla y se tomaron la Secretaría de Educación Departamental.

31 de julio 1998 , 12:00 a. m.

Según Jorge Moscote Campo, secretario de Asuntos Sindicales de la Asociación de Educadores de La Guajira, la deuda del municipio con los educadores asciende a 13 meses de salarios, 2 años de subsidio familiar, 7 años de no pago de dotaciones y otros factores salariales legales.

A todos estos atrasos se le suma la no prestación del servicio médico, que a pesar de que se le descuenta a los profesores no se les presta.

Creemos que hay una situación muy crítica, muy grave que viene desmejorando el nivel de vida de los educadores, que no reciben salario oportuno lo que impide que los maestros tengan condiciones óptimas de trabajo , expresó Moscote Campo.

Precisamente a raíz de esta situación, la alcaldesa de la ciudad declaró el estado de Emergencia Educativa del municipio, y una de las resultantes de la misma, es la reunión que por estos días sostienen representantes del municipio, la gobernación, los educadores, la directiva sindical y los estudiantes para encontrar salidas a la problemática.

Otro de los objetivos que perseguía la toma era llamar la atención sobre la situación por la que atraviesa la Concentración Rural de Tomarrazón, ubicado en el corregimiento de Riohacha del mismo nombre.

José Molina, profesor del centro, dijo que desde hace años los estudiantes de los alrededores del colegio oriundos de las poblaciones de La Gloria, Juan y Medio, Galán, Barbacos y Arroyo Arena, deben recorrer hasta 3 kilómetros diarios a pie para poder asistir a clases. No es justo que los muchachos deban caminar por el monte a pleno día para recibir su educación, el gobierno departamental debe apersonarse de esta situación dijo.

También fue motivo de protesta ayer la falta de adecuados elementos para dar clases, por ejemplo en un colegio de vocación agrícola como supuestamente lo es esta concentración no se encuentra sino una finca en malas condiciones; no hay textos ni dotación para dar clases de sociales y como si fuera poco hay plazas vacantes en distintas áreas, y estos vacíos no han sido llenados.

En la toma de ayer acompañaron a los profesores alumnos de la institución, quienes también presentaron su voz de protesta.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.