LA PUNTUACIÓN DETERMINA EL SIGNIFICADO

LA PUNTUACIÓN DETERMINA EL SIGNIFICADO

Fisgón: Me satisface sobremanera el que hayamos escogido este importante tema para nuestra habitual plática semanal o hebdomadaria.

18 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

Profe: Estábamos en mora de hacerlo, reflexivo amigo. El adecuado manejo de los signos de puntuación constituye una de las claves para la comunicación escrita eficaz.

Fisgón: Sin embargo, a pesar de su trascendencia, los signos de puntuación se han convertido en la cenicienta de la escritura; cada día se usan peor, y, además, es un tema que los profesores de español soslayan con frecuencia.

Profe: Para aprender a usarlos con propiedad y eficacia, es imprescindible tener muy claro el concepto de oración. Un error histórico ha consistido en enseñar de memoria las reglas sobre el uso de los signos, como si sólo la memorización de ellas fuera suficiente para garantizar el uso adecuado de los mismos.

Fisgón: Los signos de puntuación sirven para regular y determinar el conveniente flujo de las ideas. Alguien afirmó, con mucho tino, que ellos son equivalentes, en cuanto a su empleo, a los semáforos que facilitan el flujo automotor.

Profe: De acuerdo con ese planteamiento, las comas equivalen a un semáforo en verde, pues, ellas indican que la idea va en desarrollo, que va en avance; los puntos y comas y los puntos seguidos son como los semáforos en rojo: determinan el final de las ideas.

Fisgón: Los dos puntos, siguiendo con el símil, serán equiparables con el semáforo en amarillo: anuncian algo. Pero. Profe, cómo se establece la diferencia de uso entre el punto y coma y el punto y seguido, si ambos indican el término de una oración? Profe: La diferencia es de rango, de jerarquía: las comas se cierran con el punto y coma; los puntos y comas se cierran con el punto y seguido; los puntos seguidos se clausuran con el punto y aparte.

Fisgón: Además, el punto y aparte, por ser, respecto de los anteriores, el de mayor categoría conceptual, el de mayor grado de generalidad, señala el final del párrafo, el cual es una pieza fundamental para el desarrollo de los subtemas.

Profe: Hasta en el cielo existen jerarquías! Para construir los significados, las ideas deben hilvanarse como se hace con el más delicado de los tejidos. Cada idea debe ser prerrequisito de la posterior y consecuencia de la anterior. Existe, en el fondo de todo texto, una trama, una estructuración lógica, que los signos de puntuación ayudan a mantener y a fijar.

Fisgón: Eso es lo que se denomina la lógica del discurso. Debemos aprender a usar los diferentes signos, con plena conciencia de su empleo. No los rifemos, ni los empleemos al azar.

Profe: La próxima semana vamos a traer a cuento algunos ejemplos interesantes e instructivos sobre la relación estrecha existente entre los signos de puntuación y el significado.

Fisgón: Mencionaremos, Profe, el caso de un testamento y, además, el de tres muchachas enamoradas del mismo galán. Buena esa! Hasta la próxima, estimado amigo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.