Secciones
Síguenos en:
DE CARÁTULAS PARA ADENTRO

DE CARÁTULAS PARA ADENTRO

Diez novelas y sus autores William Somerset Maugham Ed. Norma. 358 págs. De paso por Estados Unidos, William Somerset Maugham recibió una llamada del editor de la revista Redbook. Le solicitaba que eligiera aquellas que consideraba las diez mejores novelas de la historia de la literatura. El autor inglés hizo su lista y se olvidó del asunto. La lista de Maugham apareció, presumiblemente, con la de otros escritores ilustres en lo que puede llamarse la búsqueda del consenso. Años después, otro editor estadounidense solicitó a Maugham interesarse por el proyecto de reeditar aquellas novelas que ya había juzgado excelentes. Estas, que estarían acompañadas de un prólogo, que Maugham escribiría, se editarían en forma abreviada.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
26 de marzo 1993 , 12:00 a. m.

En consecuencia, Maugham debía suprimir aquello que considerara superfluo, o innecesario, en cada una de las novelas. El disparate del editor, curiosamente, tuvo eco en Maugham. No solo encontró acertado el proyecto, sino que lo legitimó con una buena cantidad de concesiones, revestidas de rigor deseable, con las que justificó su bárbaro trabajo de poda. Habló de los lectores (la mayoría, afirma) que se saltan páginas y páginas en busca de los episodios más significativos; habló del aburrimiento de ciertas descripciones interminables; habló de Proust y Tolstoi; pero salvó a Dickens con las palabras de Saintsbury: Hay muy pocas novelas que soporten tanta concentración y condensación como las de Dickens .

La idea de ir al centro del asunto afirmó Mougham cortando aquí y allá hace posible que las novelas se lean con facilidad moderna, algo que difícilmente se haría si no se les hubiese cortado lo que él llama madera seca . Bastaría invocar la unidad interna de la obra o el propósito del autor, para poner en duda el sentido de semejante resultado editorial. Como quiera que sea, Maugham leyó y releyó sus diez novelas famosas y se familiarizó a tal punto con ellas, que tuvo en su experiencia de lector el conocimiento, arduo y profundo, y desde luego, el placer incomparable de cada una de esas obras maestras. De ahí que para editar un libro con esos prólogos solo fuera necesario dar un paso. De esta manera, apareció Diez novelas y sus autores, que reúne los ensayos bibliográficos escritos como prólogos a las obras cumbres de la literatura y ellos son el resultado de esa indagación, de la experiencia de un lector culto, atento y suspicaz. El libro se abre con un ensayo introductorio realmente iluminador, El arte de la novela . Alguna razón canónica impuso a Maugham estas diez novelas en la consideración de su elección. Pesó, en buena medida, el hecho de que ellas han sido consagradas por la historia de la literatura; aquí están: Tom Jones, de Henry Fielding; Orgullo y prejuicio, de Jane Austen; Rojo y negro, de Stendhal; Papá Goriot, de Balzac; David Copperfield, de Charles Dickens; Madame Bovary, de Gustave Flaubert; Moby Dick, de Herman Melville; Cumbres borrascosas, de Emily Bronte; Los hermanos Karamazov, de Dostoievsky, y La guerra y la paz, de León Tolstoi.

Lo que resulta fascinante en el libro de Maugham es su capacidad para comprender a los autores a la luz de la experiencia estética que implica el oficio de escritor. Novelista, el propio Maugham conoce a cabalidad el arte del relato, pero también sus mecanismos narrativos, que saca a la luz en las novelas estudiadas y a la vez los pone al servicio de su narración.

Como biografía literaria, esta obra de Maugham es una pieza maestra. En ella integra la narración de la vida de los escritores con la exposición ampliamente razonada del valor literario de las obras consideradas. La curiosidad del lector por esos autores queda aquí completamente satisfecha. De alguna manera, con este libro, Somerset Maugham enseña a leer y a reconocer la gran literatura. Enrique Pulecio Le enfermedad americana David F. Musto Tercer Mundo editores y Ed. Uniandes. 377 págs.

La droga que aquí genera una guerra desgastadora para la sociedad sigue siendo motivo de preocupación en Estados Unidos. Los programas de lucha y las leyes en contra de su uso en ese país se remontan a comienzos de siglo.

El autor explica la historia del abuso de drogas en ese país. Y muestra cómo la erradicación de la droga tampoco es simple. Necesita mecanismos que no creen intolerancia (el miedo a la cocaína se convirtió en miedo a los negros), y que sean susceptibles de transmitirse de generación en generación. Por un motivo: el resurgimiento de los excesos de consumo de droga fue la pérdida de memoria pública respecto a la realidad de los efectos de la droga, que sí se conocían a finales del siglo pasado.

Este libro muestra la evolución del problema de la droga: el opio en China, la ley Harrison, los tratamientos médicos, las clínicas de narcóticos, la marihuana, el control de narcóticos, la tolerancia de las drogas. Además, muestra la manera como Estados Unidos han legislado sobre ese problema. Indra Devi, una vida, un siglo Natalia Apostolli Javier Vergara Editor, 354 págs.

Qué puede llevar una persona educada dentro de la lógica occidental a fascinarse con la cultura hindú, sus formas de vida y sus tradiciones? Algunas de las respuestas están en este libro de la periodista Natalia Apostolli.

Indra Devi, para los estadounidenses la primera dama del yoga, nació y creció como una típica occidental en Riga. Se crió en un medio burgués, fue actriz, bailarina y directora de teatro, pero de repente lo dejó todo para convertirse al hinduismo.

Devi ha viajado por todo el mundo promulgando el credo del hinduismo, su sentido pacifista y espiritual. Su propuesta le ha permitido estar en contacto con grandes personajes de la actualidad mundial como Gloria Swanson, Indira Ghandi, Iehudi Menuhin y ahora el cantante Piero.

Apostolli reconstruye todo el itinerario de Indra Devi. Desde cuando salió de su natal Riga, hasta cuando se estableció en Argentina. Pero no es solo un libro biográfico; también tiene su parte doctrinaria, donde la protagonista explica los puntos básicos de sus creencias y las razones de su transformación.

El trabajo se completa con una selección de fotografías, ordenadas cronológicamente, que recogen los momentos más importantes en la vida de esta yogi occidental. La justicia de las armas Hernando Valencia Villa Tercer Mundo Editores y Universidad Nacional, 144 págs.

En el prológo del libro, Fernando Savater argumenta que las palabras en la guerra solo sirven para echar leña al fuego; el silencio acaba mejor con los conflictos armados que cualquier bien intencionada conferencia de paz .

Por eso, la propuesta de este libro de humanizar la guerra. El autor parte de una crítica sobre la existencia de políticas de guerra en el mundo actual. Su existencia vana como recurso de defensa de ideales y causas que no siempre son nobles.

En el contexto nacional, muestra la evolución de los conflictos de índole político. La lucha entre la insurgencia y el establecimiento bipartidista en Colombia excluye cada vez más a la sociedad civil. Ese enfrentamiento ha producido unos niveles de descomposición que para el autor han trasformado la guerra revolucionaria en una guerra metodológica e insurreccional.

En la historia colombiana del siglo XX, la guerra se ha mantenido. Valencia Villa propone humanizar la guerra para alcanzar la paz. Generar nuevos instrumentos o salidas políticas para la acción de la sociedad civil y para que los grupos insurgentes encuentren viable y justificado desarmarse. Es que, aquí se hace énfasis, una sociedad pluralista precisa que no se le rinda culto a la guerra. Lemos, denuncia y propuestas Alfredo Iriarte Amazonas Editores. 148 págs.

En Colombia, la política tiene más que ver (últimamente) con la seducción que con las ideas. Carlos Lemos se ha separado, en parte, de ese esquema. Porque es un precandidato privilegiado: ha tenido TV y tiene una columna en las páginas editoriales de EL TIEMPO.

Desde ahí, ha señalado las graves fallas del sistema colombiano. Y ahora, gracias a la complicidad de Alfredo Iriarte, expone en un libro lo que es, de hecho, su programa de Gobierno. El Estado, los partidos políticos, la justicia, la ecología, la educación y la cultura, la Constitución, el sector agropecuario... Catorce temas son aquí tratados en un estilo periodístico crónica-entrevista en el que el periodista podría ser un lector distante de su fuente. No es el caso: Iriarte se identifica tan plenamente con el entrevistado, que en cantidad de apartes, no se sabe quién habla. El mensaje de Lemos pasa, ante el autor, como una carta al correo por un motivo: para Iriarte él es el candidato ideal, el hombre que necesita Colombia. Su prólogo está inundado de calificativos en ese sentido.

Por ello tampoco concreta a Lemos, quien prefiere (en muchos campos) hacer diagnóstico (decir los qué) antes que dar soluciones (exponer los cómo).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.