PEÑALOSA, AL BORDE DEL HUECO

PEÑALOSA, AL BORDE DEL HUECO

Nadie duda que la luna de miel entre el alcalde Enrique Peñalosa y Bogotá se esfumó hace rato. Cuando hace falta solo un mes para que cumpla su primer año de gobierno, el mandatario está afrontando su primera gran crisis.

22 de noviembre 1998 , 12:00 a.m.

Las vías llenas de huecos, su pelea con la Cámara, las tensas relaciones con el Concejo, el impopular desalojo de vendedores ambulantes, la baja ejecución presupuestal y el escándalo por contrataciones hechas por funcionarios suyos figuran como algunos de los detonantes.

Hoy, la situación de popularidad de Peñalosa dista mucho de la de hace un año, cuando tenía 608 mil votos en el bolsillo (uno de las votaciones más altas de la historia de Bogotá), e incluso de la de hace tres meses, cuando a su haber tenía triunfos tan importantes como la aprobación de la venta de la ETB, la consecución del respaldo de la Nación para el proyecto del metro y la aceptación mayoritaria del programa Pico y Placa .

Un sondeo hecho con el Opinómetro señala que el Alcalde no ha llenado las expectativas del 76,07 por ciento de los encuestados y el 72 por ciento no votaría por él de nuevo.

El declive comenzó justamente con Pico y Placa . Dos de sus funcionarias la secretaría de Tránsito, María Elvira Pérez y la directora de Cultura y Turismo, Catalina Meza tuvieron que renunciar por irregularidades descubiertas en la contratación de las calcomanías para el programa. A esto siguió el definitivo estancamiento de la descapitalización de la Empresa de Energía, del cual dependen varias de sus inversiones sociales, y el costoso desgaste de la aprobación de proyectos como la armonización presupuestal, figura que sirve para ajustar el presupuesto al Plan de Desarrollo, y de la avenida Longitudinal, que no aceptan los ecologistas.

Y ahora la crisis de los huecos, que intentará tapar haciendo uso de recursos de emergencia. Este problema se asocia con otro heredado de la anterior administración: la recuperación de la malla vial a través de un contrato con la firma mexicana ICA. A Peñalosa y su gente les ha tocado afrontar las consecuencias de las fallas en la ejecución de ese contrato, lo mismo que las críticas de los ciudadanos no satisfechos con los resultados de la millonaria inversión. Hay quienes dicen, como el presidente del Concejo, Omar Mejía, que el gobierno de Peñalosa ha sido demasiado débil frente al contratista.

El faraón Pero las críticas no son únicamente contra Peñalosa como administrador, sino como político. El Alcalde es calificado por algunos, como el concejal liberal Armando Benedetti, como una especie de faraón que solo piensa en las grandes obras y se olvidó del pueblo, y por otros, como el representante Germán Navas, de niño grande y arrogante que maneja a Bogotá como un juguete.

Le critico el desprecio absoluto hacia la opinión de los demás. Olvidó que llegó a la Alcaldía gracias a unos electores que creyeron en él. Peñalosa es muy arrogante y debe recordar que el poder no es eterno , dice Navas. Es como un faraón que se ha dedicado a los grandes proyectos y no se fija ni en los huecos, ni en los problemas de agua, luz y transporte , dice Benedetti.

A pesar de que Peñalosa siempre fue considerado como el polo opuesto del ex alcalde Antanas Mockus, ambos han sido criticados por cosas parecidas: que son idealistas y soñadores, que el resultado de su gestión solo se ve a largo plazo y que la demora en la planeación impide ver la ejecución.

Según la Personería, hacia mediados de este año la Administración solo había ejecutado 12 por ciento del presupuesto en obras físicas y 22 por ciento de los recursos. Y esta semana la Secretaría de Hacienda señaló que se ha ejecutado 54 por ciento, que sigue siendo bajo. Peñalosa le atribuye esa baja ejecución a que apenas en septiembre el Concejo aprobó la armonización presupuestal. Sin embargo, el presidente del Concejo, Omar Mejía, considera que esa no es excusa válida, pues la corporación le ha dado instrumentos suficientes al Alcalde para gobernar.

En lo que sí hay una clara diferencia con el ex alcalde Antanas Mockus es en el manejo del Concejo. Mientras que Mockus fue criticado por las frías relaciones con los concejales, de Peñalosa dicen que ha sido demasiado flexible con ellos. El ha cedido dándoles unos puestos de tercera categoría a algunos concejales, aunque de dientes para afuera lo niegue. Se metió por el patio de atrás del Concejo y se ha equivocado, a diferencia de Mockus, que siempre tuvo una posición contundente frente a los concejales , dice Benedetti.

Incluso, la concejala independiente Patricia Cárdenas, quien apoya la gestión del Alcalde y considera que hay que darle tiempo antes de juzgar sus resultados, piensa que el hecho de que se le haya dado injerencia al Concejo en la Administración no ha sido conveniente .

La concejala liberal Elsa Valbuena es más dura: no sólo está gobernando aliado con un grupo limitado de concejales sino que lo está haciendo solo para los ricos, que son apenas el 30 por ciento de la ciudad .

Mockus señala que en materia de relaciones con el Concejo siente que Peñalosa está en medio de un zarandeo : Por haber sido flexible, resultó más presionado por los concejales que yo, que no cedí en nada. La clase política es insaciable y desde el primer momento hay que imponer una dieta radical .

Otra pelea Pero si las relaciones de Peñalosa con el Concejo son difíciles, las que tiene con el Congreso los son aún más, a raíz de su negativa a asistir a dos citaciones que le hizo la Comisión Primera de la Cámara, con el argumento de que este organismo no es competente para vigilar su gestión. A la Cámara le molestó tanto esta actitud que el caso fue remitido a la Corte Constitucional para que esta determine si el Alcalde tiene la razón.

Ese divorcio con la Cámara le puede traer consecuencias negativas a la ciudad, si se tiene en cuenta que Peñalosa necesita respaldo en el momento de negociar con la Nación temas como el Metro, y además le puede significar la evaporación del grupo de amigos por Bogotá que surgió en la Cámara a principios de este año.

El ex alcalde Jaime Castro, uno de los mayores críticos de Peñalosa, dice que éste encontró condiciones políticas, administrativas y fiscales que no había tenido ninguno de sus antecesores en los últimos 30 años y no ha sabido aprovecharlas. En vez de mejorarlas, las está malbaratando .

La conclusión que dejan estas opiniones es que la crisis de Peñalosa se podría adjudicar a una combinación de actitud del mandatario, una visión muy macro en perjuicio de los problemas cotidianos que afectan a la gente y algo de falta de dinero para hacer obras.

Todo indica que ha llegado la hora de un ajuste. Para fortuna de Peñalosa, se trata sólo del primer año.

NO ESTAMOS EN CRISIS A diferencia de lo que dicen los sondeos y los críticos de la Administración, el alcalde mayor, Enrique Peñalosa, no cree que su gobierno esté atravesando por una crisis. Además, le parece ridículo que digan que solo gobierna para los ricos y que es arrogante.

Ultimamente se han hecho muchas críticas a su gestión siente que está atravesando por un momento de crisis? No. Creo que para poder progresar es necesario hacer esfuerzos y sacrificios. Hay críticas hacia temas como el de los huecos, pero es clarísimo que la demora del Concejo en la aprobación de la armonización presupuestal fue la que afectó los procesos de contratación para taparlos.

Sus críticos dicen que a usted le ha faltado interés en los problemas cotidianos, porque usted solo se preocupa por los macroproyectos.

Todo lo contrario. Los macroproyectos son justamente para arreglar los problemas cotidianos de la gente.

En el Concejo algunos concejales lo acusan de ser muy arrogante.

No creo que sea arrogante. Tengo unas excelentes relaciones con el Concejo. Simplemente pienso que es normal que haya algunas oposiciones. El Concejo ha tenido un comportamiento histórico, gracias a la aprobación de la sobretasa a la gasolina, la venta de la Empresa de Teléfonos, el plan de Desarrollo y la avenida Longitudinal, entre otros.

Dicen que usted no escucha las críticas o consejos de los demás y que solo quiere gobernar con sus conceptos.

Sí atendemos las críticas. Pero se debe tener en cuenta que el Alcalde tiene un período muy corto de gobierno y, debido a eso, no tenemos la oportunidad de hacer más cambios y ajustes. Estamos tratando de dejar andando un gran número de proyectos.

Sus críticos creen que usted está cayendo en el mismo error de Mockus de planear demasiado y ejecutar poco.

Hemos avanzado en muchos proyectos. Pero solo hace un mes tenemos presupuesto. Me gustaría ver quién ha hecho más en tan corto tiempo.

En cuanto al manejo de sus relaciones políticas, dicen que ha dado un paso en esto, rindiéndose ante algunos concejales...

Si uno se pone a pelear con el Concejo, simplemente paraliza la Administración y no habría logrado nada de lo que se ha hecho. Es normal en la democracia que haya legisladores que están más alineados con la Administración y otros menos.

Dicen que usted gobierna solo para los ricos.

Eso es un chiste ridículo. Cualquiera que mire como está nuestro presupuesto verá que el 95 por ciento de los recursos se ha ido en beneficio de los estratos más pobres. Por ejemplo, hay 1.500 millones de dólares para el programa de desmarginalización y vamos a ampliar a 50 mil los cupos escolares para los estratos más bajos.

Cuál ha sido el gran error de su Administración? Tal vez el error famoso fue el de la compra de las calcomanías para el programa de restricción de placas, pero creo que fue un error menor.

Hicimos un sondeo según el cual usted no ha llenado las expectativas del 76 por ciento y apenas cerca del 24 por ciento volvería a votar por usted. No le preocupa? No gobierno para las encuestas del momento y no estoy haciendo carrera política. Lo que me interesa es la ciudad. Lo importante es como van a evaluar mi Alcaldía en 10 ó 20 años.

Cree que se deben hacer ajustes al gobierno? No. Estoy muy satisfecho con las personas que están trabajando conmigo.

Finalmente se ha declarado o no la urgencia manifiesta para la reparación de huecos? La podemos usar, pero preferimos no hacerlo. Nosotros ya estamos haciendo licitaciones y seguro que en un mes ya no habrá huecos en esta ciudad.

OPINOMETRO El alcalde Peñalosa ha llenado las expectativas que le generó cuando fue elegido? NO 76,07% SI 18,48% NS-NR 5,45%\ De 1 a 5 (siendo 5 la máxima calificación), cómo calificaría la gestión del alcalde Enrique Peñalosa?\ 1 17,54%\ 2 22,75%\ 3 36,73\ 4 12,32%\ 5 3,32%\ NS-NR 7,35%

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.