Secciones
Síguenos en:
POLVAREDA POR UN MOTEL EN LA CALERA

POLVAREDA POR UN MOTEL EN LA CALERA

Sin licencia de construcción, con orden de suspender la obra y en zona de reserva forestal se levanta un lujoso motel en el kilómetro 5 de la vía a La Calera. Planeación Distrital reconoce que la construcción es ilegal y dice que no la ha autorizado; la Car también se opone y asegura que allí pueden generarse problemas ambientales, en tanto que la Personería Distrital pidió investigar a la inspectora de la obra.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
25 de marzo 1993 , 12:00 a. m.

Mientras tanto, los constructores interpusieron un recurso de reposición ante la orden de suspensión de los trabajos. Argumentan que Planeación no tiene normas establecidas para este sector.

Una vez se resuelva este recurso, si la obra se sigue construyendo en contra de las normas, podría ordenarse su demolición.

La construcción de un motel en el kilómetro 5 vía a La Calera es ilegal. La obra podría ser demolida porque no cumple con normas básicas como tener licencia.

Pero eso no es todo: la CAR asegura que la construcción se está levantando sobre una zona de reserva forestal.

La inspectora de la obra, Ida María Melo de Castillo, dijo que si la obra no cumple con lo establecido por el Departamento Administrativo de Planeación Distrital (DAPD) tendría que ordenarse la demolición .

Esto se podría dar después de resolverse un recurso de reposición que presentaron los constructores, luego de la orden de suspensión que la inspectora dictó mediante la Resolución 058 del 9 de noviembre de 1992.

El recurso de reposición se basó, según los constructores, en que Planeación Distrital no ha establecido unas normas para este sector, por lo tanto, no pueden dar una licencia de algo que no está reglamentado.

Se calcula que para el próximo mes la situación esté resuelta.

Lo cierto es que, por ahora, la orden de suspender los trabajos sigue vigente. Sin embargo, EL TIEMPO comprobó que los trabajos de construcción en el motel siguen adelantándose.

La inspectora dijo que para resolver la situación de este motel hay que tener en cuenta que su construcción está por fuera de toda norma y que además es una flagrante contravención.

Por su parte, Luis Kopec, director del DAPD, dijo que no tiene conocimiento de que los planos de este lugar hayan sido presentados ante esta institución, razón por la cual no cuentan con permiso para construir .

Entre otras razones, dijo Kopec, porque esta construcción se encuentra por encima del límite establecido por el Acueducto para llevar agua (cota 2.700 metros sobre el nivel del mar).

Esto quiere decir, según Kopec, que el motel no está en capacidad de garantizar la prestación de los servicios básicos de acueducto, alcantarillado y recolección de basuras, que exige la Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríoss Bogotá, Ubaté y Suárez (CAR).

Guillermo Acevedo, director de recursos naturales de la CAR, dijo que el problema radica en que si el Distrito no garantiza la prestación de estos servicios, la zona no tiene las condiciones para brindárselas.

El alcalde de Usaquén, Miguel Uriel Hernández, dijo que no puede hacer nada al respecto; sólo esperar a que los contructores vayan a la Alcaldía a solicitar la licencia de funcionamiento. Y una vez que hagan la solicitud, Hernández pedirá a Planeación su concepto para aprobarla o no.

Los antecedentes El motel, según el administrador de la obra, José Hernández, empezó a construirse el 14 de enero de 1992. En el momento está hecho por lo menos el 70 por ciento de la construcción, a pesar de tener una orden de suspensión de trabajos.

La inspectora de la obra realizó una visita en diciembre, época en la cual según ella, ya habían comenzado las obras y aún no habían terminado de elaborar los planos .

La obra está a cargo de la sociedad Hernández-Moya, que construye en un área de diez mil metros cuadrados, de la cual destinarán el 40 por ciento a zona verde.

Tendrá cincuenta habitaciones distribuidas en dos bloques. El tercer bloque se destinará a la parte administrativa.

Cada habitación tendrá un baño recubierto en baldosa grabada. Las puertas se elaborarán en cedro caoba y algunos de los techos en yeso con figuras talladas.

El administrador de esta obra calcula que su costo total alcanza los mil millones de pesos.

Personería pide investigar a inspectora La Personería Distrital tomó cartas en el caso del motel de La Calera. Ese despacho le envió al personero de Usaquén, Mario Sarmiento Meneses, un oficio en el que le pide que inicie las diligencias disciplinarias pertinentes en contra de la doctora Ida María Melo de Castillo, inspectora 1A Especial de Obras .

El motivo: desde el 30 de noviembre del año pasado la inspectora no ha resuelto los recursos interpuestos por las partes dentro del proceso (reposición). Además, no ha definido la situación del motel.

También le envió un oficio a Melo en el que se le solicita que resuelva con la mayor brevedad el recurso de reposición . interpuesto contra la medida que ordenó la suspensión de las obras .

Antonio Bustos, personero Distrital, dijo que en varias ocasiones se le le solicitó a la Alcaldía de Usaquén que realizara los trámites necesarios para suspender los trabajos definitivamente. Sin embargo, no hizo nada.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.