Secciones
Síguenos en:
VISITANDO A JUANA

VISITANDO A JUANA

Con un grupo de interesados en el cine (Luis Ernesto Arocha, Sigifredo Eusse y una muchacha periodista de nombre Diana), fui a Ciénaga a ver la filmación de Juana tenía el pelo de oro. Me había leído el guión, también conocía Los cuentos de Juana de Cepeda Samudio de donde sale la idea germinal, y he visto toda la obra de Pacho Bottía, o sea que información no faltaba. En el trayecto se habló de cine, de viejas películas.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
29 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

Alguien habló del Hotel Marsella, una casa tradicional en Ciénaga pintada desde siempre de azul y que es una de las locaciones del film. No sé porqué alguien lo relacionó con el Hotel Crillón, el de la Plaza de la Concordia en París, ahora más popular desde que los muñecos gigantescos del mundial confluyeron allí el día de la inauguración.

- Fue el escenario de Como cazar al ladrón con Gary Grant y Grace Kelly , dijo.

- Nada de eso, fue en un Hotel de Mónaco me refuta Luis Ernesto.

- Sería entonces en Amor en la tarde, con Gary Cooper y Audrey Hepburn insisto.

- No -vuelve a aclararme Luis Ernesto- esa fue filmada en el Hotel Rizt - A lo mejor estas confundido con alguna vieja película de Charles Boyer me dice salomónicamente Sigifredo.

- Ah sí claro, prosigo, ese actor es nombrado en uno de los cuentos de Cepeda La muchacha rompe su silencio y me dice un tímido: Yo me leí con mucha atención los cuentos y no encontré en ninguna parte ese nombre .

Diantre debería haber exclamado yo si fuera un personaje de una novela de Salgari.

Pero ya estamos en Ciénaga y nos dirigimos a la iglesia donde se está filmando. Me encuentro con Márceles Daconte y Jaime Cabrera que están tomando notas para escribir sobre la película en unas revistas norteamericanas. Alguien a quien no conozco y que se nos aproxima lanza un explosivo, Macondo también se da en Juana Se cruzan varios conceptos mientras en el presbiterio se filma la expresión de asombro del monaguillo.

No puedo menos de recordar la frase del gordo Martínez, una especie de filósofo del caño de la auyama, quien con sus veintitantas cervezas adentro gritaba a voz en cuello en La Cívica : Macondo es el asombro de los pueblos atrasados frente a los inventos de la civilización . Me detuve y anoté la frase por si acaso me sirviera y veo que sí. Se la digo a mis amigos y no sería raro que de pronto la leyera en inglés.

Pero ya estamos sentados con Pacho Bottía y mientras nos comemos un frugal almuerzo hablamos de lo único que interesa: Juana. Podrías resumir en una frase el tema de la película? Después de un momento de reflexión el director nos dice: Juana es una niña que por tener el pelo de oro todo el mundo desea apropiársela . Más adelante nos aclara las modificaciones al guión. No hay referencias a la matanza de las bananeras pues el no desea hacer filmes de época, Juana no es una antagonista, ni una rebelde. Es alguien que va sobre las cosas.

Una idea muy bien asumida por la jovencita Xiomara Galeano, quien a pesar de actuar por primera vez frente a las cámaras ha entendido perfectamente que es lo que se espera de ella.

Pero ha llegado la hora de regresar, el taxímetro implacable sigue marcando y después de saludar a Guillermo Henríquez, dramaturgo y actor, que hace el papel de personero y que nos dice que Ciénaga está viviendo un gran momento, tomamos el camino de regreso.

Hablamos de casos clásicos de cambios de guión. No fue Orson Welles quien escribió en una cabina telefónica mientras hablaba con el productor las modificaciones pedidas para hacer aceptable La dama de Shangai.

Sigifredo anota que ahora está en las carteleras mundiales, no las de aquí, la brasilera La lady del cine Shangai me imagino que un homenaje a la otra.

Entramos a la arenosa cantando Que será, que será en la que Luis Ernesto y yo dábamos la versión de un musical de Doris Day mientras Sigifredo y Diana cantaban la versión de Chico Buarque el tema de Doña flor y sus dos maridos. Espero volver sobre Juana.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.