FALLECIÓ LUIS ALBERTO ACUÑA

FALLECIÓ LUIS ALBERTO ACUÑA

Víctima de un infarto cardiaco que sufrió a la 1:30 de la tarde de ayer, falleció en la clínica de la Caja Nacional de Previsión en Tunja, el escultor Luis Alberto Acuña. El maestro, que fue gran amigo de Alejandro Obregón, había nacido hace 89 años en la población de Suaita (Santander). Su esposa Yolanda Guerra dijo que el maestro comenzó a sentir algunas dolencias desde la noche del martes. Inicialmente fue llevado al hospital San Francisco de Villa de Leiva, donde se le diagnosticó un pre infarto y remitido a Tunja, donde murió.

25 de marzo 1993 , 12:00 a.m.

Su cuerpo fue trasladado a Villa de Leiva, donde será mantenido en cámara ardiente en la sede de la alcaldía hasta hoy a las 3:30 de la tarde, cuando recibirá sepultura.

El maestro Acuña fue autor de valiosas obras que se conservan en murales como los del hotel Tequendama, el teatro Almirante y la sede de la Cruz Roja en Bogotá. Algunas de las esculturas que hizo son la de Gonzalo Jiménez de Quesada, que se guarda en la Basílica de Bogotá, y aproximadamente medio centenar de obras que están en museos de América y Europa.

El maestro Acuña comenzó a pintar desde los cuatro años de edad. Es considerado como el inventor del movimiento bachué, una expresión pictórica que muestra aspectos de la mitología chibcha. Su interés por el tema surgió en París y se reafirmó con el auge de los muralistas mexicanos.

El año pasado el maestro Acuña recibió un un homenaje por parte de la alcaldía de Villa de Leiva, población en la que pasó los últimos 16 años de su vida.

Su último cuadro fue La Bruja Sascandil, que pintó a comienzos de este año. Sin embargo fueron pocos los cuadros que pintó en los últimos años, pues a su edad, le dificultaba mucho pintar.

En los últimos meses, no se le veía mucho por las calles Villa de Leyva, salvo cuando asistía a misa los sábados y domingos. El resto del tiempo lo pasaba en su casa, la misa que convirtió en un museo. Ahí se mantienen buena parte de sus esculturas, un fresco y algunas piedras que ha coleccionado. Así como algunos instrumentos musicales, relojes antiguos, tallas en madera, cuadros, dibujos y sus libros.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.