Secciones
Síguenos en:
UNA NOCHE SIN LEY ZANAHORIA

UNA NOCHE SIN LEY ZANAHORIA

La rumba no está en lo que dure sino en lo que se aguante, suele decir un vecino que regularmente remata en Juanchito.

A las 9:00 de la noche los meseros se acomodan sus corbatines y preparan sus talonarios de cuentas. Otros se ubican en los baños para organizar las servilletas.

Afuera unos tres niños con chicles y cigarrillos empiezan a acercarse a los pocos carros que llegan a la discoteca.

El dueño del puesto de perros y hamburguesas busca dónde conectar la energía y el vendedor de flores termina de empacar sus rosas.

El discómano arranca con estrenos y va subiendo con temas éxitos y los conocidos clásicos.

Las mesas se van llenando poco a poco y a las 11:00 de la noche la temperatura sube. No antes los caleños llegan a la rumba.

Casi a la misma hora se instalan dos retenes móviles en la ciudad que requisan hasta un poco más de las dos de la mañana.

La policía motorizada pasa una o dos veces en la noche por los sitios de mayor concentración. Pero sobre todo se dan su última vuelta antes de las 3:00 de la mañana cuando se cierran todas las discotecas urbanas.

De ahí en adelante está la casa o la rumba de los puentes para allá.

Así es ahora, un mes antes de que se inicie la ley zanahoria , que obligará al cierre de los establecimientos a la 1:00 de la mañana.

Aquí en esta ciudad la gente que baila está acostumbrada a salir tardecito. No es como en Bogotá donde el frío de la madrugada hace que la gente prefiera salir temprano , dice Adrián Diago, administrador del Village Game.

En esta discoteca se volvieron famosos los jueves de orquesta, los viernes de viejoteca y los sábados los shows de tangos y rancheras.

Los espectáculos arrancan a la 1:00 de la mañana, justo cuando las casi 380 personas que caben en la discoteca ya están ubicadas. Entonces si tenemos que cerrar temprano, debemos pensar en otra estrategia , dice Diago.

Esta rutina no es diferente en los sitios donde no hay orquesta, pero que igual ofrecen sus especialidades musicales como Pancho Cristal, La Comparsa, El Nuevo Escondite o Melodías del Caribe.

Es una situación difícil en momentos en que la ciudad busca mejorar el empleo , dice Manolo Solarte, socio de tres discotecas del sur de la ciudad. En la mayoría de casos los empleados se van a disminuir por lo menos en un 50 por ciento .

Los empresarios ya hablan del plan B para no cerrar sus negocios. Consiste en abrir temprano y adicionar promociones especiales.

Dueños y administradores dicen que la medida los perjudica mucho siempre y cuando no haya igualdad. Es que Juanchito está en el perímetro urbano, lo mismo que algunos sitios de Jamundí y Palmira. Entonces también sería sano si allá se aplica el mismo horario .

Solarte afirma que un poco más de 100 establecimientos se han unido para buscar una alternativa con el Alcalde y que para eso han preparado una marcha el próximo 8 de julio con rumba incluida en el Cam.

El alcalde Ricardo Cobo ha dicho que si le cierran una calle adelantará la medida al primero de julio.

Otra cosa se vive sobre la calle quinta: los mariachis y serenateros se ubican cerca a sus microbuses y sus integrantes calientan sus instrumentos.

Para nosotros no habrá problemas en los horarios de la rumba pues hacemos más presentaciones privadas que públicas. Incluso algunas personas prefieren escuchar aquí en la oficina dos o tres canciones con su canequita en mano , dijo Diego Restrepo, de Pancho Villa.

Alvaro, dueño de una sala de masajes dice que las chicas tendrán que salir a buscar la platica en la calle.

No obstante, administradores y propietarios admiten que no van a cerrar sus negocios, pero que sí bajaran sus nóminas y la compra de aguardiente que en promedio la calculan en un millón de pesos semanales.

Una vez termina la rumba, algunos meseros se quedan sobre la calle quinta. Allí arriman taxis y carros particulares que hablan con el mesero y vuelven y se van. A esa hora es muy raro ver a la Policía por los lados de la rumba o por otros sectores de la ciudad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.