PARO DE TAXISTAS EN TULUÁ

PARO DE TAXISTAS EN TULUÁ

Ni las autoridades municipales, ni los taxistas de Tuluá, cedieron ayer para poner fin al paro que 100 de los 720 conductores de vehículos de servicio público iniciaron desde las 7:00 de la mañana para solicitar a la Secretaría de Tránsito y Transporte que prohiba a las empresas intermunicipales recoger pasajeros en sus respectivos domicilios.

25 de septiembre 1998 , 12:00 a.m.

La situación se tornó tensa cuando un sujeto desconocido hizo disparos al aire al no poder cruzar el denominado Puente Negro al sur de Tuluá, debido al bloqueo de los taxista.

El taponamiento de las vías arterias también desencadenó en discusiones entre motociclistas y conductores particulares que vieron obstaculizado su desplazamiento.

El presidente del Sindicato de Motoristas de Tuluá, Jairo Antonio Ceballos, dijo que con el paro se pide a las empresas que prestan su servicio intermunicipal que no recojan a sus pasajeros en las viviendas sino en el terminal de transporte. Igualmente que se definan rutas de entrada y salida al terminal de transporte por parte de los vehículos que convergen a él.

También solicitaron que las empresas de buses y busetas se limiten a recoger y dejar a los pasajeros en los paraderos asignados y que los carros que pasen de servicio público a particular cambien el color amarillo.

Los taxistas de Tuluá reclamaron la eliminación de la planilla de viabilidad para el transporte hasta el corregimiento La Marina, a 14 kilómetros de la localidad, y que no se tomen retaleaciones contra los taxistas por la realización del paro.

Al cierre de esta edición, el alcalde de Tuluá, Ramiro Devia Criollo, no había logrado entendimiento con los taxistas a quienes les dijo que la única forma de dialogar con ellos es despejando las vías.

Bajo ningún punto de vista voy a admitir presiones de ninguna clase y más, presiones como éstas que finalmente afectan a una ciudad que quiere trabajar. El derecho ciudadano a la libre movilización se afecta por unos cuantos taxistas que no cuentan con el respaldo de ninguna empresa, sino que hacen el paro de manera individual , señaló Devia.

Los taxistas piden que nosotros entremos a condicionar a los pasajeros como en el caso del transporte a Cali. Creo que dentro de un mercado de libre y sana competencia no podemos obligar a un pasajero que haga lo que es un capricho de los taxistas, como es el de no poderlo recoger en su casa , señalo por su parte el secretario de Tránsito de Tuluá, Luis Ediver Sánchez.

El funcionario dijo que carece de fundamento la petición que se hace de perseguir a los carros piratas, debido a que ese control se hace permanentemente y en la próximas semana se entregará un amplio informe al respecto.

De otra parte, el coronel Luis María Bermúdez Quintero, Comandante de la Policía del Tercer Distrito, llamó a la cordura a los taxistas y les recordó que así como tienen derechos, hay deberes que acatar para evitar violaciones al código penal colombiano.

En Tuluá, el cinco por ciento de los habitantes acude para su desplazamiento al transporte en taxi. En promedio se hacen 13.000 viajes diarios, de acuerdo con un estudio del Plan Vial realizado por la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional, sede Medellín.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.