SU HIJO ES UN HEROE : GILIBERT

SU HIJO ES UN HEROE : GILIBERT

El auxiliar bachiller de la Policía Edwin Harold Rodríguez Herrera se lanzó a recoger la granada que fue arrojada contra el CAI de Soacha la noche del pasado viernes. El artefacto explotó y segó su vida, pero salvó las de sus otros cinco compañeros.

04 de enero 1998 , 12:00 a. m.

Por eso ayer el subdirector de la Policía, general Luis Ernesto Gilibert Vargas, le dijo a la madre del joven: Usted es la mamá de un héroe y debe sentirse muy orgullosa de él .

Doña María Salome Herrera de Rodríguez recuerda que su hijo siempre fue muy colaborador y amable con todas las personas.

El jamás le haría daño a alguien, por el contrario, si él podía ayudarlo lo hacia desinteresadamente. Era muy noble, el mejor hijo de todos, no se metía con nadie .

A sus 19 años, Edwin Harold contaba los días del mes que le faltaba para culminar su servicio en la Policía y así poder continuar con sus estudios y buscar un trabajo.

Harold quería terminar rápido su servicio en la Policía para estudiar, trabajar y así poder ayudar en la casa. Nosotros somos una familia de escasos recursos , dijo uno de sus familiares que había viajado desde Caracas (Venezuela) para celebrar juntos la llegada del nuevo año.

Doña María Salome recuerda que su hijo tenía un mal presentimiento y por eso quería salir lo más pronto de la Policía.

Yo le decía que tuviera fe en Dios que todo iba a salir bien. Ahora yo le pido a Dios para que perdone a los que le quitaron la vida a mi hijo y le pido para que no hayan más muertes y dejen de cometer estas fechorías y se entreguen a Dios .

El auxiliar Jorge Enrique Beltrán, compañero de Edwin Harold contó así lo sucedido: Nosotros habíamos estado prestando servicio en el tráfico de Soacha. Llegamos hacia las nueve de la noche al CAI. Estábamos en el parqueadero, cerca a las motos. De repente nos dimos cuenta que nos habían arrojado una granada. Al instante reaccionó Rodríguez. El intentó arrojar la granada pero explotó, fue cuestión de segundos. La explosión fue muy fuerte. Yo sentí que algo golpeó mi cara. Nos llevaron ahí mismo al hospital. Después fue que me enteré que nuestro compañero había muerto y nos salvó la vida .

Los cinco auxiliares que se encontraban junto a Edwin Harold resultaron heridos y permanecen internos en el Hospital de la Policía. Todos se encuentran estables y fuera de peligro, dijo uno de los médicos.

El general Gilibert explicó que los auxiliares se encontraban en un estado total de indefención y sus labores estaban dirigidas al servicio de la comunidad.

Estos muchachos lo único que hacen es trabajar para la comunidad. Ellos llevan la paz y la tranquilidad a los hogares, es muy triste lo que pasó. Es en nuestra propia familia donde nos están golpeando, Ese joven valerosamente salvó la vida de sus compañeros , dijo el alto oficial.

El general Gilibert también anunció una recompensa de 20 millones de pesos a la persona que entregue información que conduzca a la captura de los dos hombres que se transportaban en una moto y arrojaron la granada.

La Policía, con base en información de testigos del hecho, elaboró un retrato hablado de uno de estos hombres para que la comunidad lo pueda identificar y denunciar.

Las exequias del joven bachiller serán hoy en la iglesia principal de Soacha a la una de la tarde. El sepelio tendrá lugar en el cementerio el Apogeo al sur de Bogotá.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.