LA META POR CUMPLIR...

LA META POR CUMPLIR...

El desempleo es uno de los más graves problemas del país. Constituye un azote que sacude a muchas democracias, pero que en Colombia ha pegado muy duro, por varios factores. Uno de ellos que no puede desconocerse es el de que la necesaria represión al narcotráfico incidió inevitablemente en los índices de la tasa de desempleo, en razón de que muchas actividades, oscuras cuando no ilícitas, de alguna forma generaban trabajo.

04 de enero 1998 , 12:00 a. m.

No obstante, el que la desocupación en diciembre haya registrado el 12 por ciento, es preocupante. Porque así las autoridades económicas estén luchando contra esta especie de depresión laboral, es evidente que parte de la reactivación de la economía depende justamente de crear nuevas plazas, para un país saturado de profesionales sin oficio.

Es inquietante, igualmente, que los precandidatos y candidatos presidenciales no hayan esbozado todavía programas claros para luchar contra este flagelo, que de alguna manera también influye en los distintos grados de violencia que padecemos. Y es de esperar por eso mismo que, en vez de tantas rencillas y recriminaciones mutuas, los aspirantes al poder planteen de frente con claridad y convicción su esquema de desarrollo, tendiente a abrirles a sus compatriotas nuevas oportunidades de trabajo. Es el gran desafío de nuestros dirigentes públicos, aunque también el sector privado tiene que involucrarse con tan patriótico compromiso, en el entendimiento de superar este período de estancamiento laboral, generador de muchas perturbaciones sociales y políticas.

Antes que seguir hablando de paz, a lo mejor es más importante hablar del empleo. Con seriedad, precisamente para desenmascarar a los grupos alzados en armas de su cantaleta revolucionaria, con la cual se disfrazan para justificar sus acciones subversivas. Crear empleo es una necesidad básica. De este Gobierno y del que sigue. En ello no debería haber interrupción programática, sino de matices, por tratarse de una urgencia colectiva y prioritaria, sin distinciones partidistas. Urgencia que supera incluso los cambios de Administraciones, para tornarse en lo que Alberto Lleras denominaba como un propósito nacional.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.