LA SINFÓNICA ESTÁ EN CUARENTENA

LA SINFÓNICA ESTÁ EN CUARENTENA

Lo que faltaba. El público comenzó a tomar parte en la crisis de la Orquesta Sinfónica del Valle, no para dar aportes, sino dividiéndose en su apoyo a la administración o a los músicos.

12 de septiembre 1998 , 12:00 a.m.

El panorama en la Orquesta sigue siendo difuso y cada día se aleja más la posibilidad de ver humo blanco en las relaciones entre el director administrativo y la planta orquestal, debido a que la crisis se ha personalizado.

El jueves pasado se reunieron 50 músicos para definir los puntos de un comunicado que sería leído en la noche y para votar si Franois Dolmetsch debía continuar en la dirección administrativa. El resultado fue de 40 votos en contra de su permanencia y 10 a favor.

Dolmetsch dice que la situación económica de la Orquesta le impide por ahora pensar en su retiro.

Los músicos se han declarado en cuarentena. Estas jornadas de cuarentena constan de un tratamiento de cuidados intensivos que nos obliga a abordar los problemas fundamentales de la institución, dentro de una etapa de reflexión profunda que debe conducirnos a un replanteamiento de la organización, del sentido de nuestra misión , dicen los músicos representados por Gustavo Jordán.

La situación se ha agravado luego de la negociación del pliego de peticiones que se debe negociar cada dos años. Se realizaron tres actas, las dos primeras fueron firmadas por los delegados de los músicos y de la junta incluido Dolmetsch, pero en el momento de firmar la tercera este último se negó a hacerlo, creando un ambiente de desconcierto en los músicos.

Los puntos estrictamente económicos quedaron aplazados para posterior revisión cuando se tuviera certeza del presupuesto con el que se podía contar. Los puntos de importancia para el sindicato son cubrir las necesidades económicas básicas, garantías de estabilidad laboral y la estructuración adecuada de la junta artística.

Para el sindicato, Dolmetsch está quieto. Nosotros necesitamos un trabajo de gestión, alguien que sea activo para poderle mandar proyectos al Ministerio. Además, él tiene problemas con la Gobernación y eso no nos sirve .

Para ellos es muy triste que se deje acabar la Orquesta, mas cuando está en este nivel musical tan bueno, y que no tiene el costo de la Sinfónica o la Filarmónica de Bogotá que son instituciones con un costo de siete mil millones de pesos al año. Nosotros somos una orquesta de 2000 millones .\ Dolmetsch: cuando me paguen me voy\ Dolmetsch dice que está triste y atribulado por la situación económica que está viviendo la Fundación Orquesta Sinfónica, mas cuando la solución a los problemas económicos de los músicos es tan incierta.\ Insiste en que lo que le sucede a la Orquesta es reflejo de la situación del país. Los hospitales, la Universidad del Valle y las instituciones culturales sin recursos no somos solo nosotros. Cualquier persona que se encontrara en mi posición estaría en una situación similar. Uno no puede ser un mago que va sacando las soluciones dentro del sombrero. Uno entiende que a los músicos se les deben dos meses y medio de sueldo (y) eso causa angustia y desespero, pero los problemas no se deben personalizar .\ Y defiende su gestión: no creo que haya alguien que haga más gestión de la que yo he hecho; me veo en una situación personal muy difícil y en una posición delicada debido a una serie de compromisos adquiridos y que no se han podido cumplir .\ Pero cuando se le menciona el retiro argumenta que cuando la Fundación esté a paz y salvo con unas obligaciones que tiene conmigo, estaría dispuesto a retirarme si creen que esa es la solución .\ Respecto a la negociación del pliego dijo que hubo una serie de puntos del sindicato que el asesor legal, escogido por la junta, dijo que tenían unas implicaciones muy delicadas de tipo económico y legal, respecto a las condiciones de contratación y de la junta artística que iba a terminar manejando la Orquesta. Esa opinión había que respetarla, (porque) además estaba respaldada por los delegados de la gobernación .\ Y se muestra dolido: es como el dicho de cría cuervos... si no hubiera sido por mi gestión con la empresa privada y demás benefactores de la Orquesta, hubiera sido muy difícil lograr el pago de sueldos, primas atrasadas .

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.