EL MIEDO INVADE A SAN FERNANDO

EL MIEDO INVADE A SAN FERNANDO

Los propietarios de las casas de estilo arquitectónico de finales de la década del 30, de San Fernando Viejo, están haciendo maletas. Igual sucede con los inquilinos de los edificios nuevos. Todos quieren partir de este barrio tradicional de Cali, porque hoy como dicen sus habitantes, está secuestrado por la delincuencia y la venta de estupefacientes . (VER GRAFICO DE UBICACION DEL BARRIO SAN FERNANDO VIEJO)

08 de septiembre 1998 , 12:00 a.m.

Es tanto el miedo y temor que sienten sus moradores que son pocos los que se atreven a hablar. Por eso esta historia no tiene nombres ni apellidos, solo voces anónimas de hombres y mujeres cívicos que quieren dar a conocer lo que está sucediendo sin que los identifiquen porque las amenazas pesan sobre ellos.

Para realizar sus denuncias, los habitantes han optado por hacer llamadas telefónicas a los medios de comunicación y han recogido firmas de los vecinos para llevarlas ante la Estación de Siloé y a la Fiscalía porque están cansados de quejarse ante la Policía y la Administración municipal. Hace poco elaboraron un memorial donde se lanza un S.O.S. y se explica al secretario de Gobierno, Carlos José Holguín, sobre lo que pasa a partir de las 5:00 de la tarde entre las carreras 34 y 36 (Hospital Universitario del Valle) y la calle 5a y la Diagonal 4a. conocida como zona roja. Los vecinos dicen que de no tomar acciones instaurarán tutelas al Alcalde.

El memorial fechado el pasado 19 de agosto del año en curso indica que los parques de Carulla y de El Perro son lugares de expendio de basuco, marihuana, cocaína y heroína, ya han encontrado jeringas tiradas en el suelo. Estos parques son sitios de base de consumidores y vendedores de drogas. Lo cual perjudica a los establecimientos comerciales de la zona e intimida a los vecinos. La venta de estupefacientes está a cargo de diez mujeres de diferentes edades que también ejercen la prostitución y se camuflan como estudiantes. Ellas son protegidas por sus jefes los llamados mochileros. En este barrio trabajan bandas peligrosas como la de El Diablo y su radio de acción se extiende hasta el estadio Pascual Guerrero y el gimnasio Evangelista Mora ( San Fernando Nuevo). Ahora emplean niños entre los 12 y 15 años .

Agrega el memorial que la caleta de los delincuentes está ubicada en el lote de la carrera 35 con calle 3A. Es común escuchar en las noches gritos como en cualquier bolsa de valores. Porque allí se vende la droga en vehículo, en bicicleta y a pie .

Dicen que un individuo a quien llaman el Negro atraca a las señoras y las golpea a plena luz del día. Muchas de las personas que merodean el sector hacen que trabajan pero son cómplices o informantes. Además son frecuentes peleas con cuchillo y picos de botella. Por aquí se cobra el impuesto del miedo. Estos delincuentes destruyen árboles y antejardines, hacen sus necesidades fisiológicas, pintan sus mensajes de muerte y llaman a la gente a decirle que matarán a las mascotas si no les dan para la gaseosita .

Según el memorial, quienes han soportado más los atracos en el área de la calle 4B por la carrera 36 hasta la calle 5a. son los estudiantes del turno nocturno de la Universidad del Valle.

Un habitante del sector dice que San Fernando empezó a deteriorarse con la invasión de tiendas y que la situación se complicó cuando llegaron los bares. A la Secretaría de Ordenamiento Urbanístico se le han enviado cartas para que haga respetar el uso del suelo que es residencial en unas áreas y en otras mixta, donde se permiten únicamente restaurantes, pero ahora hay hasta funerarias . Voceros de esta Oficina manifestaron que la situación es delicada pero que sí se están violando las normas.

Durante el recorrido que realizó EL TIEMPO-Cali Valle se encontró con varios agentes de la Policía, encargados de operativos en la zona bancaria. Uno de ellos dijo que sabemos que aquí en la calle 5a operan los jíbaros pero nunca se les encuentra nada de droga y no se pueden retener .

Los vecinos han solicitado a los agentes del CAI del parque Panamericano su intervención, pero ellos dicen que su compromiso es con San Fernando Nuevo. Los vecinos han solicitado una reunión con directivos del Hospital Departamental pero por los problemas económicos del centro asistencial ha sido imposible concretarse.

El secretario de Gobierno municipal manifestó al respecto que llegan cartas y denuncias pero no concretas. No conozco una denuncia que puntualice la situación todas son genéricas. La comunidad se puede pronunciar a través de la Línea Ciudadana, donde no se dan nombres. El CAI cercano tiene la obligación de atender su radio de acción. Vamos a realizar operativos .

Los habitantes esperan que la Administración actual les de una solución, ya que la anterior nunca les hizo caso y que se trabaje con una Organización no Gubernamental (ONG) porque las experiencias con las juntas de acción comunal no han resultado, ellas también tienen miedo.

Invasión de andenes y ruido en el Panamericano Otros problemas afectan este barrio donde se encuentran importantes entidades oficiales como el Hospital Derpartamental, la Universidad del Valle y el Instituto Popular de Cultura, entre otros.

Según vecinos de la zona, las ventas estacionarias de comestibles a la entrada de Urgencias del Hospital Departamental no guardan las normas sanitarias. Hay desechos orgánicos, niños de brazos en cajas de cartón expuestos a toda clase de enfermedades por el tránsito de pacientes que ingresan al hospital sin contar con los perros enfermos. Los funcionarios públicos dicen que la gente tiene que ganarse la vida. Se le ha enviado carta a la Secretaría de Salud al respecto pero no se ha obtenido una respuesta , dicen algunos habitantes.

Así mismo, las zonas verdes y andenes se han convertido en parqueaderos. La carrera 34 se vuelve un parqueadero cuando hay partidos de fútbol y espectáculos en el estadio Pascual Guerrero. La Secretaría de Tránsito debería carnetizar a quienes cuidan los carros y delimitar una zona de circulación peatonal mínima en los andenes utilizados como sitios de estacionamiento , agregan.

Pero con la ley zanahoria los habitantes de San Fernando deben ahora someterse a un mayor ruido del que venían soportando los fines de semana y en las noches. Ahora el Parque Panamericano es el lugar donde terminan las fiestas, lo llaman el bailadero público de Cali. Todo el que quiera realizar una promoción, lanzar un producto comercial, evangelizar no es sino que consiga animadores vulgares y cantantes desafiantes. Esto es un atropello a los derechos humanos, además del trato inhumano para los enfermos del Hospital Universitario, que no pueden exigir el respeto al descanso. El Dagma debería comprometerse , afirman los vecinos.

A los 60 años quiere recuperar su imagen El barrio San Fernando Viejo, patrimonio de Cali y como dicen muchos de sus vecinos, el corazón de la ciudad, porque es cruce de caminos hacia el oeste, el sur y el norte, cumplirá el próximo 9 de octubre, 60 años de fundado.

Por eso a pesar de la inseguridad, personas cívicas como Blanca María Gómez y el cura párroco de la iglesia San Fernando Rey, el sacerdote Alvaro Reyes, están elaborando un programa cívico y cultural con motivo de las festividades. Una misa campal en el parque de El Perro y la realización de actividades artísticas como una exposición artesanal, están entre los actos a realizar para que el barrio cambie de imagen.

Según voceros del barrio se pretende realizar una campaña para su recuperación. La administración municipal debe comprometerse a que este tradicional sector no se deteriore más como pasó con el barrio Granada y como está pasando con El Centenario. Que recobre su identidad y su calidad de vida, que se arreglen las vías y los andenes y se repongan los árboles viejos . El millar de vecinos que habitan entre una brisa fresca esperan que el alcalde Ricardo Cobo les devuelva el San Fernando que se disntiguió por su tranquilidad y arborización.

Caracterización del barrio.

-Ubicación. Comuna 19, suroccidente de Cali.

-Fundación. 1938 -Estrato. Era de estrato 5 y ahora quedó en 3 y 4. Según los habitantes bajaron el estrato pero los servicios públicos los cobran como si fueran de estrato 5.

-Número de predios. 1.885 viviendas.

-Area. 66 hectáreas.

-Población. 7.615 habitantes.

-Límites. Al norte con el barrio Miraflores; al sur con Santa Isabel; oriente con San Fernando Nuevo y al occidente, Avenida Circunvalación y el Mortiñal.

-Problemas ecológicos. El ruido vehicular y los que provienen del parque Panamericano, discotecas y bares de la zona cerca de la calle 5a. Contaminación visual.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.