LAS BOLSAS REGIONALES, SIN HERIDAS MORTALES

LAS BOLSAS REGIONALES, SIN HERIDAS MORTALES

EN 1997 LAS BOLSAS LATINOAMERICANAS tuvieron un comportamiento desconcertante. Durante el primer semestre parecían invencibles y experimentaron un repunte muy Las bolsas regionales, sin heridas mortales superior al de los mercados estadounidenses. Su impresionante desempeño se debió en parte al considerable crecimiento de las exportaciones de la región, la baja inflación, el ingreso masivo de capital extranjero y el apogeo de los mercados locales de capital. Ni siquiera la victoria de la oposición en las elecciones legislativas de México y el retraso de las privatizaciones en Brasil desalentaron a los inversionistas, que continuaron comprando acciones de empresas latinoamericanas y a finales del primer semestre ya habían provocado repuntes de más del 50% en algunas bolsas de la región. (VER GRAFICA: VARIACION DEL INDICE MUNDIAL DOW JONES)

05 de enero 1998 , 12:00 a. m.

Pero en julio, cuando el baht de Tailandia sucumbió víctima de los especuladores, la confianza en todos los mercados emergentes disminuyó de repente. Aunque los mercados latinoamericanos subieron por varios meses, los inversionistas ansiosos por proteger sus ganancias récord y preocupados por las altas valoraciones de las acciones habían adoptado una actitud defensiva y se preparaban para constatar si la volatilidad continuaría.

Y lo hizo. La embestida especulativa contra el dólar de Hong Kong, a fines de octubre, provocó una venta masiva de acciones latinoamericanas que generó las disminuciones de precios más considerables desde la crisis del peso mexicano.

Pronto, la atención se concentró en problemas a los que no se les había prestado suficiente atención, como el masivo déficit comercial de Brasil y su moneda sobrevalorada.

América Latina parece haber terminado 1997 golpeada pero no derrotada. Los gobiernos tomaron medidas para defender sus monedas de los especuladores, lo que estimuló la confianza de los inversionistas en los programas económicos regionales. A finales de noviembre, los mercados latinoamericanos se recuperaron a medida que los inversionistas reconocían que la mayoría de los indicadores económicos que los a principios del año pasado no han cambiado. Y aunque los analistas han reducido la mayoría de los pronósticos de crecimiento para la región, parece que las economías latinoamericanas ya se han sometido a muchas de las dolorosas reformas que ahora se exigen a Asia.

Aunque nuevas malas noticias en Asia podrían afectar de nuevo a los mercados de América Latina, algunos analistas dicen que lo más seguro es que eso no provocaría otra venta masiva de la magnitud de la de octubre y noviembre. Algunos creen que estas ventas masivas han hecho que los inversionistas perciban a las acciones de empresas latinoamericanas como baratas respecto a sus expectativas de ganancias, lo cual debería llevarlos a comprar de nuevo acciones en la región una vez que los mercados muestren mayor estabilidad. James Barrineau, estratega para América Latina de Salomon Smith Barney, espera que las acciones de empresas latinoamericanas suban un 25% el año entrante, si la Reserva Federal de EE.UU. no sube las tasas de interés durante la mayor parte de 1998.

El siguiente es un vistazo a algunos mercados de la región:\ MXICO México sorprendió a los inversionistas con su capacidad de adaptación ante situaciones de vulnerabilidad preocupantes.

La bolsa se disparó a principios de 1997. En los primeros días de enero subió un 5,4%. La recuperación continuó a medida que México sorprendía a los analistas con tasas de crecimiento trimestrales superiores a los pronósticos más optimistas. El considerable flujo de dinero hacia los mercados mexicanos hizo subir al peso frente al dólar después del ajuste por inflación y el consumo interno aumentó. La recuperación se extendió a las acciones de los bancos, las empresas minoristas y las embotelladoras, rezagadas por mucho tiempo.

Al final del primer semestre, la preocupación sobre las elecciones legislativas opacaron el entusiasmo bursátil. El partido gobernante perdió su mayoría en la cámara baja por primera vez en su historia. Pero la derrota produjo una sorpresa positiva: los mexicanos celebraron las elecciones como un paso necesario para alcanzar la democracia, y los inversionistas percibieron que el riesgo político del país había disminuido. Los precios de las acciones volvieron a alcanzar récords. Las elecciones no resultaron ser un motivo de conflicto como temían los inversionistas , dice Gray Newman, economista en jefe para América Latina de HSBC Markets Inc. en Nueva York. Para finales de septiembre el índice bursátil había registrado un aumento del 61% en términos de dólares.

Luego, México enfrentó una prueba de fuego: la crisis financiera asiática. En cerca de una semana en octubre, el mercado bursátil mexicano cayó un 20%. Las tasas de interés subieron y el peso cayó drásticamente frente al dólar. Pero México soportó bien la volatilidad. El índice de la bolsa terminó 1997 con un repunte del 51% en dólares.

BRASIL El año pasado fue turbulento para Brasil y este año podría ser parecido, según los analistas. Pero eso no quiere decir que los inversionistas deban ignorar las acciones brasileñas. Por el contrario, es probable que Brasil continúe vendiendo empresas estatales a gran velocidad, dice Tim Love, jefe de estrategia y análisis sobre América Latina de ING-Baring en Londres. Esta es una buena noticia para quienes invierten en telecomunicaciones y energía, los sectores en los que se producirán las mayores privatizaciones, dice Love.

En un determinado momento del año pasado, el índice Bovespa de la bolsa brasileña subió más de un 70%. Las preocupaciones sobre el real _muchos creen que está sobrevaluado_ provocaron la venta masiva de acciones y bonos brasileños en el cuarto trimestre y forzó al gobierno a aumentar abruptamente las tasas de interés y disminuir el gasto público. El resultado fue un rendimiento bursátil mucho más bajo pero saludable de un 35% en dólares y un menor crecimiento económico. Love pronostica que la economía brasileña crecerá un 1,2% este año.

ARGENTINA El Indice Merval terminó el año con un aumento de sólo el 5,8% en dólares, después de haber subido un 33% antes del 22 de octubre. A pesar del fuerte crecimiento interno y de la estabilidad de su economía, Argentina fue afectada por la turbulencia de los mercados en gran parte debido a sus estrechos vínculos económicos con Brasil, que compra el 30% de sus exportaciones. Si se produce otra racha de ventas en Brasil o el real es objeto de nuevos ataques, es probable que la bolsa argentina sienta las repercusiones. Y los mercados seguirán siendo susceptibles al impacto del alto déficit en cuenta corriente.

A pesar de la volatilidad, Argentina fue el primer mercado emergente que emitió eurobonos tras el embate de la crisis asiática. La emisión mostró la confianza de los inversionistas en la paridad del peso con el dólar de EE.UU., el eje del programa económico.

Los bancos argentinos se las ingeniaron para proteger sus niveles de reservas a pesar de la crisis asiática y el peso no resultó muy afectado.

El creciente sistema de fondos de pensiones está reduciendo la dependencia del capital extranjero. Este año, los activos administrados crecieron casi un 50%, a US$7.900 millones, según Santander Investment. Los inversionistas institucionales locales controlan alrededor del 12% del volumen de negociación diaria. Los inversionistas argentinos compran cada vez mayores participaciones en las salidas a bolsa y algunas empresas deciden cotizarse en la bolsa nacional en lugar de las internacionales, debido a la fuerte demanda local.

CHILE En 1997, Chile dejó de ser un refugio para los inversionistas. Chile es mucho más susceptible a los acontecimientos en Asia que otros países de la región. De acuerdo con Goldman Sachs, el 33% de las exportaciones chilenas van a Asia. La mitad son bienes básicos, en particular cobre, cuyos precios ya han enfrentado presiones en el mercado mundial.

Tras subir más del 30% en el primer semestre, el índice IPSA cerró con un aumento anual del 9,3% en dólares. El mercado chileno aún refleja el dinamismo del sistema de fondos de pensiones, que tiene activos por US$30.000 millones, así como las fuertes restricciones a la inversión extranjera. No obstante, Jorge Mariscal, estratega para América Latina de Goldman Sachs, pronostica que la desaceleración mundial seguirá frenando el crecimiento, al menos durante el primer semestre de 1998. Se espera que los fondos de pensiones eviten invertir en acciones por un tiempo.

Barrineau, de Salomon Smith Barney, dice que la disminución de las exportaciones ha contribuido al creciente déficit en cuenta corriente, que cerró el año pasado al 5,5% del PIB. Es probable que las acciones chilenas bajen el próximo año, predice Barrineau. Sin embargo, los estrategas de Bear Stearns dicen que ahora existen oportunidades de inversión y que las ganancias de las empresas deberían seguir cerca del 20%. Observan que los sectores que podrían tener mejores resultados son los de telecomunicaciones, electricidad, banca, alimentos y bebidas.

COLOMBIA A pesar del aumento de los ataques guerrilleros contra los oleoductos y acontecimientos políticos desfavorables, la bolsa colombiana subió cerca de un 32% en dólares. Los analistas dicen que el nuevo año no será tan bueno.

Horacio Serpa, un discípulo del presidente Ernesto Samper, tiene las mayores probabilidades de triunfar en las elecciones presidenciales de mayo. No se espera que haga mucho respecto al creciente problema del déficit fiscal, que ha mantenido altas las tasas de interés y perjudicado la economía.

No cabe duda de que a EE.UU. no le gustaría un triunfo electoral de Serpa , dice Lawrence Krohn, jefe de análisis económico latinoamericano de UBS Securities LLC en Nueva York, y eso aumentaría el aislamiento de Colombia .

Las tasas de interés podrían subir más, según Love, de ING Baring, que calcula que la economía debe crecer un 4,8% en 1998. En 1997 creció cerca de un 2,8%.

PERU De nuevo, Perú es el niño mimado de los que invierten en acciones latinoamericanas, debido al duro programa de austeridad que se impuso en 1995 para frenar la inflación, los gastos del gobierno, el consumo de productos importados y reducir el creciente déficit fiscal.

El índice IBVL subió un 19% en dólares. Sin embargo, su desempeño debe mejorar mucho este año gracias al repunte en la demanda del consumidor y el nivel razonable de crecimiento económico. Perú goza de muy buena salud , dice Krohn de UBS.

El programa de austeridad ayudó a elevar las proyecciones del crecimiento del PIB en 1997 al 7,5%, dice Love. Dice que este año podría desacelerarse al 4,5%.

El mayor riesgo que se avecina es El Niño, un fenómeno meteorólogico que causó mucho daño a las exportaciones pesqueras de Perú a comienzos de los años 80. Después del cobre, la harina de pescado es una de las principales exportaciones.

VENEZUELA El país celebrará elecciones presidenciales en diciembre, pero los analistas no creen que haya grandes cambios en la política económica.

El país es el principal proveedor de petróleo para EE.UU. Gracias al auge de la industria petrolera, que ha recibido inversiones extranjeras nuevas por miles de millones de dólares, el sector no petrolero comienza a beneficiarse, dice Krohn.

Dice que el sector crecerá alrededor del 5,2% en 1998, en comparación con el 3,7% en 1997.

Sin embargo, si el valor del bolívar sigue subiendo es probable que a fin de año los efectos se empiecen a sentir en el sector no petrolero, dice Krohn. La interrogante que se plantea es cuándo los mercados se darán cuenta de que en 1999 será inevitable una devaluación , advierte Krohn. Por eso estamos aconsejando precaución hacia fines de año , dice. El índice IBC de la bolsa venezolana subió un 20,7% en dólares en 1997.

ECUADOR El mercado ecuatoriano sigue siendo pequeño y, al igual que en años anteriores, tuvo un movimiento muy moderado y un crecimiento casi nulo. A comienzos del año la bolsa recibió el impacto de las altas tasas de interés y más tarde el de la crisis política que llevó a la destitución del presidente Abdalá Bucaram y su remplazo por Fabián Alarcón, según Fernando Pozo, vicepresidente ejecutivo del Banco del Pichincha. Un crecimiento de alrededor del 3% contribuyó a su moderado desempeño. Hasta noviembre, la bolsa de Quito había subido un 25,3%.

Pozo cree que la integración de una asamblea constituyente cuya mayoría favorece las reformas económicas es positiva. Patrick Barrera, analista y director de la Asociación de Instituciones Financieras, opina que el primer trimestre de 1998 estará marcado por la incertidumbre sobre las decisiones de la Asamblea Constituyente y el segundo por la elección de un nuevo presidente. Esperamos que en el segundo semestre se tomen medidas para equilibrar el déficit , dice. Barrera cree que 1998 podría ser un año de incertidumbre económica y cautela de los inversionistas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.