MURIÓ UN GRANDE DEL BOLERO SON

MURIÓ UN GRANDE DEL BOLERO SON

Se fue a cantar en el cielo , era lo que decía Tito Cortés hace un mes durante el sepelio de su amigo y colega Piper Pimienta. Ayer muchos artistas decían que los dos grandes de la canción popular harán dúo en los coros celestiales.

20 de julio 1998 , 12:00 a.m.

José Alberto Cortés Bonnet, El ciclón colombiano , había superado meses atrás una bronquitis prolongada, pero el viernes sufrió una crisis cardíaca y no puso superarla. A sus 73 años se quedó sin cumplir ese regreso a los escenarios, pero dejó un disco hasta ahora inédito.

El Diablo , Reconciliación , Si te vas , Mala Mujer y su popular Alma Tumaqueña lo hicieron famoso en el ámbito musical; al despedirlo ahora, se constituyen en el más vivo recuerdo de un ser humano que a pesar de su fama, conservó su sentido del humor hasta sus últimos días y la sencillez que le hizo ganar el amor y el respeto de la gente.

Dedicó 45 años a la vida artística y realizó 110 trabajos discográficos. Tito Cortés conservó hasta el final su entrega a la música. Grabó hace seis meses su último disco en Ecuador con el acompañamiento de Los Hermanos Vera .

La producción que incluye interpretaciones de Galy Galeano y que aún no se conoce en Colombia, ha sido un éxito en el vecino país, según el cantante y compositor ecuatoriano Segundo Rosero, quien se hizo presente en la sala de velación para dar condolencias a los familiares del cantante.

Quienes compartieron la vida artística de Tito Cortés, lo recuerdan con admiración y respeto. Eduardo Valencia, cantante y compositor dice que aunque hay personas que insisten en opacar la imagen del cantante con comentarios acerca de una supuesta adicción a las drogas, él es el testigo más fiel de la falta de veracidad de esas afirmaciones. Tito merece que se respete su memoria , dijo Valencia.

Mario Orozco conoció a Tito Cortés desde cuando grabó su gran éxito Alma Tumaqueña en 1951, con una disquera de Pereira. A partir de ese momento fueron amigos inseparables.

Recuerda un viaje hacia Medellín en 1957 cuando fueron a grabar un disco. Tito le tenía pánico a los aviones, dijo que nos fuéramos en carro. Cuando llegamos a la Estación escogió el más viejo, yo le dije que nos fuéramos en otro mejor y me respondió que ese conductor también necesitaba ganarse la vida trabajando .

Ibamos llegando a la Pintada y teníamos tiempo para llegar a coger el ferro. Pero de pronto se le salió la llanta a ese carro viejo, pero gracias a la pericia del conductor nos pudimos salvar , cuenta Orozco.

Llegamos tarde y el ferro ya estaba arrancando, le dije a Tito grita y pónele la mano mientras yo bajo las maletas. Cuando él gritó, el maquinista lo reconoció, dijo ese es Tito y paró el ferro. Entonces, lo invitó a viajar en la cabina .

Según Orozco, Cortés se inspiraba en las cosas cotidianas, una mujer, un paisaje o un momento de su vida. Se nos fue un gran amigo y un gran artista , decía ayer entre sollozos.

Recuerda también la pasión de Tito por las mujeres. Tanto así que él mismo decía que tenía 28 hijos. Cuando estábamos en una presentación, las muchachas se le subían a la tarima a abrazarlo y besarlo .

Hoy, a las 10 de la mañana, el mundo dará su último adiós al cantante tumaqueño, que se quedó en Cali para siempre. Sus amigos artistas lo acompañarán con canciones hasta el cementerio Jardines del Recuerdo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.