Secciones
Síguenos en:
REINADO DEL BURRO SE QUEDARÍA SIN CANDIDATOS

REINADO DEL BURRO SE QUEDARÍA SIN CANDIDATOS

La inscripción de candidatos para el reinado del burro ha disminuido este año, a pocos días de la celebración del certamen, en Semana Santa. Y si las cosas siguen como van, para dentro de un año no habrá aspirantes al popular certamen... por sustracción de materia. Los están acabando.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
24 de marzo 1993 , 12:00 a. m.

En el rostro de Feliciano Pérez García, alcalde de San Antero, se refleja la tristeza que lo embarga cuando le toca hablar del descenso vertiginoso que ha tenido la población de asnos en su territorio.

Imagínese dice que de 3.000 burros que teníamos inventariados en toda la región, apenas están quedando unos 1.800. El resto ha sido sacrificado en un matadero, situado en el corregimiento de Palo de Agua (Lorica), y la carne es llevada a una fábrica de embutidos que funciona en Cali .

Hasta los accidentes en la carretera de Lorica a Coveñas, que antes ocasionaban los burros sueltos en la vía, han rebajado , dice.

Pérez García dijo que desde el año pasado había detectado el problema y por eso dictó en noviembre el Decreto 075, por medio del cual prohibimos la venta de burros en el municipio, en consideración a que este animal es fiel servidor del agricultor en sus labores diarias y a que en San Antero se celebra, todos los años, el Festival y Reinado Nacional del Burro .

La medida contempla multas hasta de cinco mil pesos para quienes la violen.

No se puede aceptar comentó apesadumbrado que en la tierra donde se celebra un festival en homenaje a esos amigos fieles del hombre, se hubiera llegado al extremo de la extinción de éstos.

Pero no son únicamente los consumidores de embutidos vallecaucanos los que están acabando con la fauna burrera de Córdoba. En el pasado, cuando proliferaban estos animales en las carreteras, desconocidos los eliminaban a bala por el solo hecho de verlos morir.

Ahora, según el Alcalde, muchos cuatreros se están haciendo pasar por comisionistas y se dan el gran banquete. Se aprovechan de que los burros no tienen marca alguna de identificación. Así, como no les ha costado mantenerlos ni tampoco les tienen cariño, un burro que antes tenía un precio máximo de 5.000 pesos, ahora lo pagan para el matadero hasta en 20.000.

La semana pasada se llevaron cuatro de César Padilla y Domingo Díaz, que se sacaron de la paja de La Bonguita. De la localidad de Moñitos se robaron 12 de un solo lance.

El ladrón se aprovecha de la ocasión. Según el cabo segundo Jesús Alberto Papiero, comandante del puesto de Policía en San Antero, mientras los propietarios de burros los sigan soltando en las calles, caminos y carreteras, no es posible garantizar una efectiva vigilancia.

Pero, al contrario de lo que el cabo señala, al pasar por las casas de San Antero y sus corregimientos Santa Rosa, Mosquitos, Villeros y La Montaña, lo que se ve en los patios son los burros bien amarrados por sus dueños. Todos están alerta porque saben que estos son perseguidos como las iguanas y las hicoteas.

Son personas que viven de la agricultura y sacan sus cosechas de maíz, arroz, yuca y plátanos a puro lomo de burro, porque todos son caminos de herradura.

El matadero de Palo de Agua opera con permiso provisional mientras tramita la correspondiente licencia sanitaria nacional. Francisco Espitia, jefe de la Oficina de Saneamiento Ambiental del Departamento Administrativo de Salud, en Córdoba, dijo que los hermanos Arias, dueños del matadero, están terminando las instalaciones que les exige el Ministerio a través de la jefatura de la Sección de Saneamiento Ambiental, que funciona en el hospital San Vicente, de Lorica.

Esta dependencia, a cargo del veterinario Jairo Vélez Doria, concede semanalmente un permiso para transportar cinco mil kilos de carne pulpa de caballo, mulo o burro para consumo industrial, que se despacha con destino a Cali. Las vísceras son vendidas a zoocriaderos de babillas establecidos en Purísima y Lorica, en Córdoba.

Ante la magnitud del problema, intervino Libardo José López Cabrales, director de la Corporación Autónoma de los Valles del Sinú y del San Jorge (CVS), quien dijo que ha tomado medidas drásticas para evitar la desaparición de los asnos y contrarrestar los perjuicios que se les pueda causar a los agricultores de San Antero y zonas vecinas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.