TRÍO HOOD EN PROARTES

TRÍO HOOD EN PROARTES

Una grata sorpresa nos llevamos quienes asistimos a la casa de Proartes el miércoles pasado, en donde estaba programado el debut del Trío Hood, dentro del ciclo de los martes con la cultura. Este grupo de cámara está integrado por la pianista Patricia Pérez, su esposo Frederick Hood, chelista principal de la Orquesta Sinfónica del Vale y Andrés Hood, hijo de la pareja, quien está estudiando violín en la Texas Christian University de Estados Unidos.

13 de julio 1998 , 12:00 a. m.

En el medio local los esposos Hoood son suficientemente conocidos por su trayectoria destacada en el campo musical y aunque Andrés había formado parte de la orquesta local, no había referencias de su nivel artístico. La música de cámara es muy exigente para los intérpretes, especialmente cuando se trata de conjuntos pequeños como este, en el que cada instrumento responde independientemente por su actuación, El buen resultado de esta velada se debió a la buena actuación del grupo, a la escogencia de un programa variado y a la buena acústica del escenario aledaño al patio central, en donde este tipo de conjunto se escucha de maravilla.

El programa incluyó obras de diferente estilo compuesta en tres siglos diferentes, lo que permitió observar la respuesta del trío a distintos planteamientos de sus creadores.

El trío # 5 en Do mayor k548 data de 1788. Su principal característica es la preponderancia de papel asignado al teclado, como sucede en obras anteriores de W. A. Mozart, en donde las cuerdas tienen intervenciones sencillas y funcionan como un complemento de la línea melódica principal. Patricia Pérez demostró sus buenas dotes para la música de cámara en una obra que requiere madurez para lograr los efectos interpretativos que ella desplegó.

Después fue interpretada una composición poco difundida en la discografía clásica del español Joaquín Turina, fallecido en 1949. En su segundo trío opus 76 se presentan varias veces dúos de violín y chelo, destacándose el segundo movimiento en el que la sordina en las cuerdas y el ritmo rápido producen un buen efecto sonoro. Hood padre tocaba casi despreocupadamente demostrando su experiencia y Andrés, obviamente con las limitaciones de músico en formación estuvo a la altura de un compromiso muy importante para él.

La obra final el trío # 4 Dumky opus 90 de Antonin Dvorak es una obra de fines del siglo XIX y deriva su nombre de un tipo de canción rusa que inicia con una sección lenta que luego se torna rítmica y más vivaz Sus diferentes secciones mostraron una pieza de diferentes coloridos, supremamente interesante y variada en la que los tres instrumentos se combinan adecuadamente para deleite del público e intérpretes.

El martes 14 se inicia el tercer taller musical de verano Leon J. Simar, dirigido por María Helena Tobón, que contará este año con la participación de destacados músicos extranjeros venidos expresamente para el evento. Quienes estén interesados pueden comunicarse con el teléfono 553-60-02.

gilsaaarrobaemcali,net.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.