VEGETARIANO, TODO UN ESTILO DE VIDA

VEGETARIANO, TODO UN ESTILO DE VIDA

Ser vegetariano no es simplemente dejar de comer ciertos alimentos, es todo un estilo de vida.

10 de enero 1998 , 12:00 a. m.

Es una decisión que no se toma de la noche a la mañana. Por el contrario es un proceso lento de encuentro con uno mismo y con la naturaleza que además, debe realizarse lentamente según explican los vegetarianos.

Este debe ser un proceso que debe durar aproximadamente tres años para que el cuerpo no sufra un desbalance , explica la astróloga Luz María Salazar quien es vegetariana hace varios años.

El proceso para convertirse en vegetariano debe comenzar dejando en una primera instancia las carnes rojas, especialmente el cerdo que es el más dañino. Posteriormente, se deja el pollo cuando el cuerpo se sienta preparado.

Por último, y esto ya es una decisión muy personal se deja el pescado que aunque es también una carne blanca es la menos dañina para la salud.

A medida que uno deja las carnes, va encontrando un universo inmenso de alternativas provenientes de los vegetales que un carnívoro nunca se atreve a explorar explica Luz María Salazar.

Algunos vegetarianos también eliminan los derivados de los animales como los huevos, quesos y leche. Sin embargo, esto no es una regla general y los que no lo hacen se denominan lacteovegetarianos.

La pregunta que muchos se harán a estas alturas es que consecuencias positivas implica dejar la carne. Según explica, Luz María Salazar esta una manera de mantenerse en forma, liviano y que además permite mantenerse en armonía con la naturaleza.

Y es que según explican los expertos cuando una persona se come un pedazo de carne no solo ingiere lo material sino también la energía de éste. Es ahí donde viene parte de lo importante para ellos, pues los animales, especialmente los bovinos, son seres lentos y torpes y eso lo que transmiten al ser humano.

El descubrir las leguminosas es un reencuentro con los mismos animales, pues uno entiende que ya no es necesario tener que matar un pavo, poniendo un ejemplo, para tener que comer bien explica La nutricionista Gloria Bernal de Bastidas afirma que las proteínas animales no le hacen falta al cuerpo si se saben remplazar con ciertos alimentos permitidos para los vegetarianos. Además, asegura que si una persona sabe balancear bien estos alimentos no tendrá ningún problema.

El problema asegura es cuando la persona cree que comer sólo frutas y verduras es ser vegetariano .

Gloria Bernal afirma que las carnes se pueden reemplazar por las leguminosas (frijol, lentejas, garbanzos, soya, entre otros) los cuales le hacen muy bien al organismo debido a que tienen vitaminas, calcio y hierro.

Con estas leguminosas se pueden hacer diferentes alimentos como hamburguesas quesos de soya llamados tofu , todo tipo de dulces y postres. Por ejemplo está el caso de las lentejas, de las cuales se puede hacer una exquisita tortilla.

Las frutas también son un complemento ideal porque además tienen fibra, ayudan a la digestión y a eliminar toxinas. Qué más rico que desayunar un buen jugo con un pedazo de fruta.

Pero el universo vegetariano también incluye harina integral (que tiene complejo B, además de vitamina E), el germen de trigo, el aceite de ajonjolí, las almendras y las nueces.

Los entremeses también pueden ser picadas sin carne. Para eso las semillas de ajonjolí, amapola, anís, cardamomo y calabaza son ideales, horneadas o asadas y con sal.

No nos podemos olvidar de los granos integrales como el arroz, el pan, la cebada y la avena, que además de ser deliciosos son parte de una dieta balanceada.

Sin embargo, si usted hace parte de la gran cantidad de personas que todos los días se adentran en este atractivo universo, por favor asesórese y estudie por qué esta decisión va más alla que el simplemente hecho de alimentarse.

Nota: Las recetas que le damos pueden contener productos lácteos, más no carnes. Estas recetas son para quienes se aventuran apenas en la comida vegetariana.

CHAMPIÑONES RUSTICOS (1 porción) Ingredientes: 100 gramos de champiñones 80 gramos de tomates 50 gramos de queso parmesano 3 cc de aceite de oliva, 2 aceitunas, 2 dientes de ajo, orégano, sal.

Preparación: Picar los champiñones y el tomate y mezclarlos con el queso parmesano, el aceite de oliva, el ajo picado, la sal y el orégano.

Colocar en una cazuela de barro y llevar al horno por 15 minutos. Servir decorado con aceitunas.

CHEESECAKE Ingredientes: 100 gramos de galletas de vino 50 gramos de mantequilla } queso crema 1 tarro leche condensada 4 huevos 1 yogur natural ralladura de limón salsa de frambuesas.

Preparación: Mezclar en una fuente las galletas de vino con la mantequilla derretida. Aparte batir los huevos y agregar la leche condensada, el yogur, la ralladura de limón y el queso crema. Colocar la mezcla en un molde y llevar al horno por 30 minutos. Servir frío con salsa de frambuesas y decorado con sus frutas preferidas.

ENSALADA GRIEGA (1 porción) Ingredientes: Lechuga champiñones espinacas queso de cabra tomates aceitunas palta orégano.

Para la salsa: queso roquefort yogur aceite de oliva limón sal pimienta blanca molida.

Preparación: Lavar bien las verduras y picarlas finas. Mezclar la lechuga, espinacas, tomate y champiñones. Rallar el queso de cabra y verterlo encima. Adornar con la palta y aceitunas, esparcir el orégano. Acompañar con la salsa (cuyos ingredientes se mezclan en la licuadora y sazonan a gusto).

RATATOUILLE (8 personas) (Clásico estofado vegetariano) Ingredientes: 1 1/2 taza de cebolla picada en cubos 1 cucharada. sopera de ajo machacado 1 cucharada. sopera de albahaca picada 1 cucharada. sopera de orégano taza de vino tinto seco 5 1/2 tazas de puré de tomates hecho en casa 4 tazas de champiñones rebanados 2 tazas de corazones de alcachofas 5 tazas de berenjenas picadas sin cáscara taza de pimentón verde rebanado 1 taza de zapallo italiano con cáscara y rebanado redondo 1/8 cucharadita. de pimienta de cayena (roja) 1/8 cucharadita. de sal pimienta negra fresca molida a gusto.

Preparación: Saltear en aceite de oliva la cebolla, el ajo, la albahaca y el orégano. Agregar el vino tinto. Cuando la cebolla esté frita, añadir el puré de tomates y los champiñones. Cocinar a fuego lento alrededor de 10 minutos y agregar la berenjena y el pimentón. Una vez listos (no recocidos, ni crujientes), añadir el zapallo italiano que debe quedar al dente. Agregar la pimienta roja, la sal y la pimienta a gusto.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.