OSORIO, EL TRIUNFO DE UN JOVEN ENTRENADOR

OSORIO, EL TRIUNFO DE UN JOVEN ENTRENADOR

Para muchos cartageneros el triunfo obtenido por la novena de Bolívar en el Campeonato Nacional de Béisbol de Mayores no les alegra del todo. Eso porque se opusieron al nombramiento de Alberto Osorio como piloto de la selección.

03 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

Aducían que Osorio era muy joven y sin la experiencia suficiente para comandar un seleccionado de Bolívar, un equipo que no le gusta del segundo lugar en el béisbol. Un equipo acostumbrado a ganar.

Por eso, al caer el último out del juego que le ganaron a Sucre, 7-4, Osorio fue uno de los primeros en correr a abrazarse con sus muchachos. Para él, la victoria era doble: conseguir el título número 30 para su departamento y demostrarles a los que no creyeron en mí ni en el equipo, que los jóvenes también sabemos de béisbol, también sabemos conseguir triunfos y que tenemos muchas ganas , aseguró el entrenador algo triste.

Osorio se convirtió a los 25 años en uno de los entrenadores más jóvenes que ha manejado una selección de Bolívar.

E este pelao las cosas le fueron saliendo bien desde un principio. Su principal acierto fue haber llamado como entrenador de lanzadores a Jorge Luis Díaz, hoy por hoy el mejor lanzador de Colombia.

Díaz trabajó con sus lanzadores las esquinas, y aunque muchas veces no se logró el control, sí fue esa una de las principales armas que los llevó invictos al título. Eso y la buena rotación en el turno de los lanzadores.

Osorio es un cartagenero que nació entre manillas y bates. Su padre es comentarista en una emisora de Cartagena y su tío es el actual presidente de la Liga de Bolívar. Desde joven comenzó a practicar esta disciplina y a base de esfuerzo y mucho trabajo llegó a las menores de los Expos de Montreal (Canadá), donde permaneció como lanzador durante tres años hasta que su brazo falló.

Cuando regresó a Colombia decidió que no volvería a jugar y se dedicó a ser asistente de entrenador en varios equipos: Hace seis años tomó el mando del equipo Barakat, en el torneo local, en el que desarrolló su carrera.

Osorio, a pesar de su juventud, es un hombre que dice las cosas como las ve y las siente. El mismo sentimiento que pone en el terreno y que muchas veces lo lleva hacer cosas que no están en el librito del béisbol .

Tal vez cuando regrese a Cartagena las criticas no disminuirán, pero serán menos fuertes que si no hubiera sido campeón , afirma.

El sabe que su camino como técnico de béisbol hasta ahora se inicia y que será muy difícil, pero que en ese camino habrán cosas buenas, como las mieles del triunfo de las cuales está saboreando ahora.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.