BUSCAN A J.J. POR CRIMEN DE PACHO HERRERA

BUSCAN A J.J. POR CRIMEN DE PACHO HERRERA

Un hombre conocido en el mundo del narcotráfico como J.J. y cuya verdadera identidad ya la tienen los organismos de seguridad del Estado es buscado afanosamente para que responda por el asesinato de Hélmer Pacho Herrera.

08 de noviembre 1998 , 12:00 a.m.

Los investigadores descubrieron que J.J., narcotraficante del norte del Valle sin orden de captura, no solo es el jefe del sicario que mató al cuarto hombre del cartel de Cali sino que desde hace tiempo libraba una guerra a muerte contra Herrera.

Esta guerra habría quedado declarada el mismo día en que Pacho Herrera se sometió a la justicia en la iglesia de Yumbo (Valle), el primero de septiembre de 1996. Al parecer, lo hizo sin consultar al resto de la organización y a sus amigos del norte del Valle.

A este hecho, según las pesquisas, se sumó su negativa a compartir la misma prisión con otros jefes del cartel capturados por el Bloque de Búsqueda y la Central de Inteligencia de la Policía (CIP). De ahí que siempre insistió en permanecer recluido en el pabellón de alta seguridad de Palmira, donde fue asesinado la mañana del pasado jueves.

Pero el detonante que habría encendido la ira de J.J. para ordenar el asesinato estaría relacionado con la información suministrada por Herrera a las autoridades dentro de su estrategia de colaboración con la justicia en busca de una rebaja en su pena.

Lo cierto fue que Herrera entregó a la justicia los nombres de más de tres docenas de personas vinculadas a su organización delictiva, entre ellas los de familiares cercanos.

Todo indica que Herrera entregó información a las autoridades que está permitiendo identificar a narcotraficantes del cartel del Norte del Valle que hasta ahora permanecían en el anonimato , dijo un oficial que trabaja en la investigación tendiente a esclarecer la muerte del capo.

Según el investigador, estos elementos hacen casi que imposible dar credibilidad a la versión del pistolero Rafael Angel Uribe Serna, quien afirma que mató a Herrera porque el capo tenía amenazada a su familia.

Para los encargados de conducir el proceso, las declaraciones del asesino, recluido en el pabellón de alta seguridad de la cárcel Modelo en Bogotá, son casi que un libreto preparado y repasado con anterioridad.

El sicario, según los registros penitenciarios, había ingresado a la cárcel de Palmira en dos oportunidades anteriores a la del crimen. En esas dos ocasiones habría ido a entregar mensajes a Herrera enviados por J.J.

Los investigadores creen que el plan criminal no fue del todo perfecto. Al parecer, el pistolero debía morir después de haber cometido el homicidi pero no contaron con que un comando policial lograra rescatarlo de la furia de los amigos de Herrera.Así, Uribe Serna se convirtió para la Fiscalía en el eslabón que puede conducir no sólo al esclarecimiento del crimen sino a las mismas entrañas del cartel del Norte del Valle.

La visita...

A esto se suma una hipótesis de una supuesta reunión entre Herrera y unos emisarios del cartel del Norte del Valle, donde al parecer quedó sentenciada una guerra entre esa organización y algunos capos del cartel de Cali hoy en prisión.

Bajo esta perspectiva, los hombres del norte del Valle montaron una estrategia para apoderarse de todo el mercado de las drogas. A fin de cumplir su objetivo realizaron una alianza con los narcotraficantes del cartel de Medellín. También habrían delatado a Alberto Orlandez Gamboa, El Caracol , capturado en junio pasado por la Policía. El objetivo: apoderarse de las rutas y el tráfico de la droga en la Costa.

Ante la avanzada de estos narcotraficantes, algunos jefes del cartel de Cali decidieron responder la intromisión de sus antiguos socios en sus negocios. Ordenaron dar muerte a un hombre conocido como Varela , que, según las investigaciones, es de plena confianza de la organización del norte del Valle.

Varela , a pesar de recibir múltiples heridas y de perder a sus guardaespaldas en el hecho ocurrido en Cerrito (Valle), logró sobrevivir.

Sus jefes habrían enviado a un emisario al pabellón de alta de seguridad de Palmira a pedir explicaciones a Pacho Herrera. Pero la cumbre antes que encontrar un acercamiento, al parecer, conllevó a una declaración de guerra entre carteles.

Herrera estaba acostumbrado a las guerras. La primera la libró contra su principal enemigo, Pablo Escobar. La primera gran acción fue el bombazo de 1987 contra el edificio Mónaco, en Medellín, residencia del extinto jefe del cartel de Medellín.

La respuesta de Escobar no se hizo esperar. En junio de 1990 ordenó matar a Herrera, quien escapó del atentado criminal, perpetrado en Candelaria (Valle) y donde perdió a 17 de sus hombres de confianza.

Herrera, en compañía de su amigo y socio, el abatido narcotraficante José Santacruz Londoño, crearon el grupo Perseguidos por Pablo Escobar, más conocidos como Los Pepes , que a la postre contribuyó a la desarticulación de la organización de Medellín.

El propio Herrera declaró a EL TIEMPO, el día de su sometimiento a la justicia, que la mayoría de su fortuna la gastó enfrentando a Escobar. Sin embargo, las autoridades creen que seguía siendo uno de los narcotraficantes más ricos. Tan así, que él mismo ofreció 4.000 millones de pesos como indemnización por los daños ocasionados a la sociedad colombiana.

Pero el pasado jueves, en la cancha de fútbol, una de sus grandes pasiones, terminó la vida del cargador de mercados que se convirtió en el mayor lavador de dólares del mundo , según su principal abogado, Gustavo Salazar, y ocupó el cuarto renglón del cartel de drogas más poderoso del mundo, el de Cali.

En silla de ruedas llegó a Bogotá Rafael Angel Uribe Serna, el pistolero que mató a Pacho Herrera.

Pablo Escobar, narcotraficante muerto.

José Santacruz, narcotraficante muerto.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.