TRES ÁNGELITOS QUE JUEGAN CON MATERIAL MUSICALMENTE EXPLOSIVO

TRES ÁNGELITOS QUE JUEGAN CON MATERIAL MUSICALMENTE EXPLOSIVO

Daniel Puente terminó en Berlín como dice tratando de evadir impuestos , la salida de su país se debió a unos tales Pinochet Boys que para nada eran amigos del régimen militar. Todo lo contrario, eran una agrupación punk-rock, que ganó la atención de muchos fans así como de muchos policías que en más de una ocasión lograron arrestarlos. Daniel hacía parte de los jóvenes músicos y de una lista algo oscura que tenían las autoridades en Santiago de Chile.

23 de octubre 1998 , 12:00 a.m.

Un maratónico recorrido por el mundo paró en Hamburgo y generó el nacimiento de la banda Niños con bombas. En dicha ciudad, Daniel, cantante y guitarrista, se encontró con un biólogo brasileño recién graduado llamado Alex José Mendeck que tocaba el bajo en una muy mala banda y en un pésimo bar. Luego de un intercambio de direcciones, comenzaron a ensayar. Unas semanas después se les uniría Norman Jankowsky, un baterista alemán metalero y acelerado que contrastaba, según ellos, perfectamente con su estilo tímido de vida.

Se entendieron en principio hablando alemañol, aunque les importaba más la música que cualquier otro medio de comunicación. El nombre que le dieron a la banda resultó de un juego de palabras que advierten una intención de burla social cotidiana : La realidad de Latinoamérica resulta ser más absurda que la propia imaginación. Así mismo, nuestras letras son políticas pero se basan en la historia cotidiana, que también es absurda, es un fenómeno algo extraño que nos ataca .

Estos muchachos comenzarían a recorrer con su estilo Cyber-Latin-Punk, algunos bares de Hamburgo y llegarían hasta Suiza, Holanda, Austria, Checoslovaquia, Estados Unidos, Chile y Argentina, cantando en alemán, español, portugués, algo en inglés y francés.

Del momento el tiempo de la explosión tenía algunos residuos de la antigua banda de Daniel, las radios de diferentes países llenaron con beeps sus picantes letras, pero a la vez esto les sirvió de promoción y de reconocimiento. El Niño su nueva producción, grabada en marzo y mezclada en abril del año pasado, es más suave y al mismo tiempo más divertida. El disco, del sello Grita Records, contiene 14 temas algo locos en donde también hay cabida para el género ska. A este trabajo musical se une la joven alemana Trillan Rindaimshot en los teclados y los samplers. Con ella, se completó la formación de la banda que estuvo presentándose con gran aceptación en el pasado Festival Rock al Parque de Bogotá.

Temas como Lee mi poesía, Ballenas, Let s conquer the moon, 73, Prediga, Anestesia, Ton ego n est pas toi, Canal grande, Para Alex, Nunca diré, Ecuación y Cocomoon, entre otros, son el resultado de los diferentes gustos musicales que tienen sus integrantes. El techno y trance de Trillian, el blues y latin jazz de Daniel, los ritmos samba y bossa de Alex y el metal de Norman, se unifican para rescatar el concepto de crítica política y cultural que requiere Latinoamérica y que en Colombia distribuye MTM.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.