CON PODER DE SEDUCCION

CON PODER DE SEDUCCION

Me encanta innovar en la intimidad. Llevo dos meses de casado y me gustaría que mi señora se dejara sujetar con esposas a la cama, que se pusiera ropa interior negra para seducirme... El problema es que ella es muy recatada y tímida por consiguiente, cada vez que le insinúo alguna de esas locuras se sonroja y cambia de tema. Cómo hago para poder explicarle todos mis deseos sin que ella se moleste o se sienta mal?

03 de julio 1998 , 12:00 a. m.

En principio, va por buen camino porque todas esas actitudes deben contar con la aprobación de la compañera y se debe llegar a éstas por mutuo acuerdo. Ahora, piense en qué ha fallado hasta el momento. Quizá la forma de abordar a su pareja para solicitarle que participe en ese tipo de actividades no ha sido la más indicada. Por ejemplo, la sola palabra sujetar o amarrar puede crear en ella una sensación de temor. Entonces, es preferible que apartir de este momento le insinúe cosas más sencillas, más fáciles de aceptar. Así, paulatinamente, ella se involucrará en su mundo de fantasías. Por eso, es indispensable que los dos sostengan un diálogo permanente. La comunicación es uno de los pilares de toda relación de pareja. Dialogue con ella, hágale entender que la innovación en las relaciones sexuales es fuente de placer siempre y cuando no existan imposiciones. Recuerde que su misión, nada fácil por cierto, es romper con el esquema cultural de su esposa.

Estoy recién casada y quiero lanzarme a la conquista sexual de mi esposo. Qué técnicas puedo realizar para lograr excitarlo sin necesidad de valerme de la manipulación directa de su órgano genital? La excitación es producto de los estímulos que una persona recibe a través de los órganos de los sentidos, que precisamente en el sexo son seis: vista, oído, olfato, gusto, tacto y fantasías. Por tanto, el hecho de acariciar el pene es solamente un estímulo táctil. Si desea lograr en su esposo un apasionamiento mayor sume a su actitud los siguientes ingredientes: * Estímulos visuales. Use prendas seductoras, acuda a los movimientos pélvicos insinuantes, ocasionalmente, válgase de imágenes eróticas y trate de danzarle con mucha sensualidad. El baile es un estímulo muy erótico.

* Endulzarle el oído. Coloque música romántica, lea en compañía de él poemas o literatura erótica o simplemente háblele con palabras insinuantes.

* Incentivar su olfato. Aplíquese un exquisito perfume, hágale un masaje con aceites aromatizados, encienda velas perfumadas...

* Despertarle el sentido del gusto. Utilice cremas, frutas, licor... úntelos por todo el cuerpo de su pareja y recójalos suavemente con sus labios. Prepárele una exquisita cena y no la sirva propiamente en el comedor...

* Acariciarlo. Existen estímulos tactiles directos que se hacen con la mano muy suavemente o con aire, soplando la piel. Los estímulos humedecidos también funcionan como mojar la piel con cualquier clase de sustancias para luego darle un masaje erótico. No necesita ser una experta en la materia. Simplemente acarícielo y trate de que su esposo se relaje.

* Fantasear. Lleve a la realidad todas esas situaciones que han ideado, pensado o soñado juntos. No tienen que ser actitudes muy complicadas sino realizables. Por ejemplo, cambie los lugares para tener relaciones íntimas, deje de lado la alcoba e inténtelo en la cocina, comedor, en la sala, bajo la ducha... Vuelva a esas épocas en las que el cine significaba para ustedes uno de los encuentros más románticos y eróticos.

Tengo tres años de casada y la parte sexual ya está pasando a segundo plano. En este momento tenemos otras prioridades como atender a nuestro hijo, descansar después de una ardua jornada laboral... Me da mucho miedo pensar que aunque estamos felices, de un momento a otro puede llegar una mujer fatal que lo conquiste y me aparte de su vida. Es un temor constante, tal vez por nuestro mismo distanciamiento sexual. Qué debo hacer? Primero, es absurdo pensar que los humanos tenemos relaciones sexuales por estados cíclicos que se intensifican durante la primera etapa del matrimonio y que luego pasan a un segundo plano, como usted dice. Segundo, no se preocupe por el tiempo que le dedican a su hijo. Es normal que lo hagan porque es una nueva expectativa en sus vidas. Y tercero, buscar el sueño para descansar, no es la mejor opción, ya que la energía que se gesta durante una relación sexual se llama placer y es un placer que los puede llevar a descansar con mayor intensidad.

Por eso, no permita que su matrimonio se convierta únicamente en el centro de descanso y educación de los hijos. Equilibre valores y no olvide que siempre deben estar pendientes uno del otro con su pareja. De otra parte, algo debe estar fallando en usted si piensa que su compañero puede ser atraído por una de esas mujeres fatales. Si en realidad siente ese temor, trate de ser usted misma esa vampiresa para mantenerlo a él siempre a la expectativa de la relación sexual. No permita que ese temor frustre sus expectativas sexuales. Hable con él, demuéstrele que su intimidad ha perdido en cantidad y calidad. Interéselo por otra clase de expectativas para crear un ambiente propicio para la intimidad.

Mi esposo tiene poluciones nocturnas con relativa frecuencia. Será que nuestra relación está en decadencia o peor aún, que tiene otra mujer y sueña con ella? La polución nocturna es una descarga orgánica que se manifiesta por la salida de semen durante el sueño y que ayuda a eliminar las tensiones y ansiedades que sienten los hombres en general. Se presenta con mayor frecuencia en jóvenes y a medida que transcurren los años, disminuye. Por eso, antes de pensar en problemas de insatisfacción o de asociar este hecho con otra mujer, piense que su esposo puede estar angustiado por algo en particular y diferente de faldas. No es justo que lo sancione por sus sueños ya que estos son involuntarios. De otra parte, valdría la pena que consultara con un urólogo o un sexólogo para que uno de ellos determine si existe alguna causa orgánica para las poluciones nocturnas de su esposo. Con alguna frecuencia las inflamaciones de la próstata y de la uretra pueden ocasionarlas.

De otra parte, usted demuestra inseguridad al formular la pregunta. Inseguridad hasta de lo que sueña su compañero. Vale la pena que hable con él y establezca si tiene o no una relación con otra persona. Tenga presente que si entre ustedes existe una relación sexual normal y satisfactoria no tiene que preocuparse. Considere la polución como una simple descarga de ansiedad. Si no tienen la mejor intimidad, ese es el punto de nacimiento de muchas dudas y quizá de la polución de él. Dialoguen bastante y si es necesario, consulte con expertos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.