TAGANGA RECUPERÓ NIVEL DE CORREGIMIENTO

TAGANGA RECUPERÓ NIVEL DE CORREGIMIENTO

A Dios, lo que es de Dios... y al Cesar lo del Cesar!, bajo esta premisa, el alcalde, Jaime Solano Jimeno, sancionó el acuerdo mediante el cual Taganga recupera su estatus de corregimiento, por el cual venía librando una lucha hace más de cuatro años, cuando fue erigido como Comuna del Distrito de Santa Marta.

27 de agosto 1998 , 12:00 a.m.

Bajo esta perspectiva el Distrito, garantiza a la comunidad de Taganga el ejercicio de sus derechos a desarrollar sus formas propias de organización social, a preservar su identidad cultural, a obtener la protección y desarrollo de sus formas especiales de organización económica, propiedad y a la adopción autónoma de su propia organización social.

Es deber de los tagangueros, garantizar la conservación y desarrollo del patrimonio cultural, histórico y ambiental de la comunidad étnica que tradicionalmente ha ocupado el territorio; mejorar la prestación de los servicios públicos y asegurar la participación de los ciudadanos residentes en su jurisdicción en los asuntos públicos de carácter social , sostuvo el Alcalde.

El territorio de jurisdicción de Taganga, será el área conformada por los denominados terrenos de San Antonio de Bonito Gordo, cuya jurisdicción se localiza en la antigua parroquia de San Francisco de Taganga.

Sus límites van bordeando la cima de los cerros en dirección este, hasta encontrar la vía que parte de Santa Marta, hasta el corregimiento.

El corregimiento de Taganga fue segregado de la antigua Comuna Pescadito-Taganga, la cual pasó a denominarse Comuna Pescadito. El perímetro urbano de la ciudad de Santa Marta, se modificará conforme a los límites del corregimiento, lo que se hará mediante un decreto con categoría de acuerdo.

Para efecto legal de la constitución del corregimiento, Taganga tendrá una Junta Administradora Local integrada por nueve miembros elegidos por votación popular, para períodos de tres años que coincidirán con los períodos constitucionales del Concejo Distrital.

Por su parte a los miembros de la Junta Administradora de Taganga, le corresponde velar por la conservación y desarrollo del patrimonio cultural, histórico y ambiental de la comunidad que tradicionalmente ha ocupado; participar en la elaboración de los planes y programas distritales de desarrollo económico, social y obras públicas; vigilar y controlar la prestación de los servicios en el corregimiento y las inversiones que se realicen con recurso público, entre otras.

Nuestras costumbres, nuestra cultura y creencias deben ser respetadas y hoy al devolvernos la categoría de corregimiento, entendemos estos como un reconocimiento de la alcaldía y el concejo a la pujanza de una gente que no ha desmayado en sus intenciones de desarrollo y progreso, conservando sus costumbres , explicó a la vez Carlos Cantillo, dirigente del sector.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.