SIN PISTAS SOBRE CRIMEN DEL ALCALDE

SIN PISTAS SOBRE CRIMEN DEL ALCALDE

Hasta anoche las autoridades no tenían pistas en torno al crimen del alcalde de La Victoria, Carlos Arturo Córdoba Vietma, ocurrido en la tarde del sábado, cuando el mandatario salía de misa en la parroquia del corregimiento San Pedro, distante dos kilómetros de la cabecera municipal.

31 de agosto 1998 , 12:00 a.m.

Sin embargo, las primeras versiones oficiales descartan móviles políticos en el homicidio, tercero que ocurre en los últimos tres años contra alcaldes vallecaucanos en ejercicio.

El crimen de Córdoba ocurrió en segundos. Tírense al suelo que el problema no es con ustedes , fue la frase que según testigos presenciales pronunció un hombre de unos 23 años que vestía camisa roja y quien le disparó al Alcalde.

Como todos los sábados, Córdoba, acompañado de su familia asistió a la misa de las 5:00 de la tarde en la capilla del corregimiento de San Pedro, sur de la cabecera. Terminada la eucaristía a las 5:45 el mandatario departía en el pequeño atrio con algunas personas, incluido monseñor Alvaro Ramírez, párroco del municipio, cuando el asesino se acercó por la espalda y le propinó un disparo en la cabeza con pistola nueve milímetros.

Afirman los testigos del hecho que el Alcalde se desplomó de inmediato y en el suelo el agresor le propinó dos impactos más huyendo luego haciendo disparos al aire.

En medio de la confusión yo me tiré al suelo y luego traté de auxiliar al alcalde, pero ya estaba muerto y de inmediato procedí a aplicarles los santos óleos , dijo monseñor Ramírez. Agregó que todo sucedió muy rápido y que del agresor solo recordaba su figura joven y el color de la camisa.

El sacerdote recordó que Córdoba Vietma acompañado de su pequeña hija Tatiana había participado intensamente de la misa, había cantado y comulgado, agregó que después de terminados los oficios se encontró al Alcalde todavía estaba en el atrio, se acercó y lo saludó. Junto al Alcalde, conmigo había por lo menos ocho personas , dijo.

Otro testigo que solicitó omitir su identidad afirmó que el sicario se separó por lo menos 30 metros de una moto negra sin placas en donde lo esperaba otra persona y después de cometido el hecho los dos emprendieron la huida hacia el sur en la vía a Zarzal.

El cadáver del Alcalde quedó tendido sobre una pequeña zona verde en donde termina el atrio de tres metros que sirve de antesala a la sencilla capilla de corte colonial pintada de amarillo.

A las 7:30 de la noche las autoridades terminaron las diligencias de levantamiento del cadáver el cual fue llevado al hospital San Gerardo de este municipio y trasladado a las 10:00 de la noche a Medicina Legal en Zarzal para el análisis forense.

En la madrugada de ayer el Alcalde fue traído nuevamente a su casa de la calle 7 # 2-21 en donde fue velado hasta las 10:00 de la mañana, siendo trasladado luego a la sede de la Alcaldía en el parque principal en donde permaneció en cámara ardiente hasta las 4:00 cuando se realizó el sepelio.

Gilberto Castaño Molina, secretario de Gobierno local confirmó que pese a la gravedad del hecho, la situación de orden público en el municipio no se alteró y recordó que desde las 9:00 de la noche del sábado hasta hoy lunes, se decretó la ley seca.

Las autoridades no descartan que el homicidio esté relacionado con un incidente presentado en la madrugada del primero de agosto pasado en Cartago cuando el vehículo en que se desplazaba el Alcalde atropelló a una persona causándole la muerte.

Según el boletín oficial de la policía de Cartago de esa fecha, el accidente se produjo a las 2:00 de la madrugada en el sector de la Bomba Villegas. La víctima fue identificada como Hildo Frey Soto Ramírez quien se desplazaba en una moto Honda 100 negra modelo 98 y de placa MLX 63.

El carro oficial de la Alcaldía de La Victoria, una camioneta Toyota Hilux verde de placa OPQ 002, era conducida esa madrugada por Silvio Gómez López quién huyó del lugar y luego fue capturado en un reten móvil de la Policía en el sector de Cruces (Obando) a siete kilómetros de Cartago y puesto a disposición de la Fiscalía 20 de Cartago.\ Alcalde por segunda vez\ Carlos Arturo Córdoba Vietma tenía 49 años y militaba en el conservatismo holguinista había llegado por segunda vez a la Alcaldía por elección popular. Ya lo había sido en el período 1993-1994 y había asumido su segundo periodo el pasado primero de enero.\ En varias oportunidades fue concejal de La Victoria y también por varios periodos presidente del consejo de oficiales del cuerpo de Bomberos local.\ Estaba casado con Angela Ladino de Córdoba de cuya unión quedan tres hijos: Hernando de 20 años, Juan Pablo de 19 y Tatiana de 9.\ Para su antecesor en la Alcaldía Mauricio Geovanny Rojas Gil, actual personero de Yumbo, Carlos Arturo era una persona tranquila y que le huía a los problemas y sobre todo un hombre que interpretaba a plenitud lo que significaba ser servidor público. No es fácil entender que esto le haya ocurrido a él , dijo.\ Obras como el parque recreacional y la urbanización Villa Hermila, entre otras, son el recuerdo de un hombre que trabajó por el desarrollo de su municipio.\ Alcaldes, en medio de la inseguridad\ La inseguridad contra los alcaldes en el departamento se ha agudizado en los últimos tres años durante los cuales se han registrado tres homicidios, incluido el del sábado.\ Los mandatarios también han soportado el secuestro por cuenta de la guerrilla y las amenazas de muerte. Hace tres meses el alcalde de Yumbo, Rosemberg Pabón denunció amenazas contra su vida.\ El primero de marzo de 1995 en Sevilla se presentó la primera muerte violenta de un alcalde elegido popularmente en el Valle en la persona del liberal Fernando Botero Jaramillo, de 49 años.\ Con el mandatario murieron su hijo Luis Fernando, de 35 años; el administrador de la finca La Mona , Daviner Duque Tovar, (20); Arturo Arango Vélez, (52) y el escolta Víctor Raúl López de 24 años, escolta del Alcalde.\ El 29 de agosto de 1996 fue asesinado el alcalde de El Dovio, César Tulio Peláez. Su cuerpo fue encontrado en la mitad de la vía El Dovio-Roldanillo, en el norte del Valle del Cauca, a unos 40 metros de la ambulancia en la que viajaba cuando varios desconocidos lo atacaron con armas de fuego.\ Peláez, de 57 años y militante del conservatismo holguinista, recibió dos tiros en la cabeza, y en el brazo izquierdo, según el reporte oficial.\ Las muertes de El Dovio y Sevilla continúan impunes.\ El 14 de septiembre de 1997, el sexto frente de las Farc secuestró a los alcaldes de Florida, Heriberto Sanabria y al de Pradera, Mauricio Nieto Núñez. La retención de Sanabria duró sólo dos horas. Nieto fue dejado en libertad tres días después.\ El 28 de enero de este año fue secuestrado por el sexto frente de las Farc, el alcalde de Florida, Abel Nieves Velásquez. Su liberación se registró el primero de febrero en compañía del concejal Gerardo Bastidas.\ En ese entonces, las Farc habían amenazado de muerte a los mandatarios de Pradera y a sus colegas de Ginebra, Martha Lucía Reyes y de Pradera, Hernán Barona Sosa.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.