SEXO, PORNO Y NADA MÁS

SEXO, PORNO Y NADA MÁS

Durante la adolescencia por acción de la carga hormonal requerida para completar los cambios físicos de hombres y mujeres, la sexualidad se expresa de muchas maneras: masturbación, caricias, sueños eróticos, la líbido y las relaciones sexuales, entre otras.

21 de enero 1998 , 12:00 a. m.

En esta etapa los jóvenes tienen la percepción que han llegado al máximo de su desarrollo y capacidad sexual. Pero cuando tratan de experimentarla, se encuentran con muchos obstáculos y entran en choque con la sociedad. Entonces se revelan y acogen la tendencia a concentrarse en su sexualidad en medio de la inseguridad e ignorantes hacia su propia expresión sexual. Una situación similar para mujeres y hombres que los convierte en presa fácil de los grupos de amigos en los que no ser aficionado a las publicaciones de porno, o no ser capaz de burlarse o menospreciar el valor del sexo opuesto es ser menos.

Por qué gusta la pornografía? Es como hablar del tema de la drogadicción, y la respuesta es sencilla: surte efecto.

Al igual que las drogas, las películas pornográficas provocan sentimientos de euforia y excitación. Pero lo importante aquí es saber cuándo es perjudicial y cuándo sólo es una forma de erotismo y aproximación a la propia sexualidad.

Quienes la ven como una forma de ultraje o venganza a la mujer porque han sido burlados o rechazados acuden a ella con intenciones nocivas y se hacen daño. Pero quienes la observan como una fuente erótica temporal, es posible que lo hagan buscando razones propias de la sexualidad masculina. Una de ellas es el deseo sexual, que es sin lugar a dudas el primer motivo por el que les atrae la pornografía.

También quieren obtener información sobre el sexo. Muchos jóvenes conocen las características de los genitales femeninos y viceversa, a través de revistas o de películas.

Les interesa adquirir seguridad. La pornografía da confianza al muchacho ya que le permite descubrir que sus fantasías y deseos sexuales pueden concretarse.

Forma de escape.

Por esto la pornografía está hecha en especial para los hombres, porque a diferencia de las mujeres, ellos anhelan el sexo y siempre están dispuestos a una relación. Esto es

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.