LOS ALIMENTOS DEJARON DE SER LOS VERDUGOS

LOS ALIMENTOS DEJARON DE SER LOS VERDUGOS

Por fin el verdugo de la inflación que en este año han sido los alimentos, dejo de serlo. Es probable que cuando el Dane de a conocer la inflación de julio el próximo domingo, el informe acuse a los textos escolares por aquello el calendario B, o al renglón de salud y educación en general, como los culpables en precios altos para el séptimo mes.

30 de julio 1998 , 12:00 a. m.

El patrón histórico de los meses de julio desde 1992 cuando el alza de precios de alimentos llegó a una variación mensual del 3,36 por ciento, (en esa época los tubérculos y hortalizas jalonaron los precios) en los años siguientes el comportamiento del grupo de alimentos en este período de mitad de año ha sido muy similar es decir con tendencia a un ritmo cada vez menos notable en los incrementos.

Aunque hasta mayo se culpó a los alimentos fueron de las alzas inesperadas de quienes le apuestan a la inflación, lo cierto es que desde el pasado mes de junio se percibió un alivio tanto para consumidores como para productores. Por un lado se adelantaron parte de las cosechas de tubérculos, hortalizas y frutas. De otra parte, las condiciones del clima favorecieron a algunas regiones.

Los precios de los productos en el mes de julio, tanto a nivel mayorista como consumidor, reflejaron un buen comportamiento lo que hace pensar que los alimentos tendrán una baja participación en el índice de inflación cifra que puede estar por debajo de la variación registrada en el año anterior que tan solo fue el 0.75 por ciento, e inclusive arrojar un guarismo negativo como en 1995 de -0.21%.. El dato estimado según los cálculos de Portafolio dan un máximo de 0,10 por ciento.

El producto que se destacó por tener variaciones negativas significativas fue la papa en el subgrupo de tubérculos, ya que la situación de oferta y el rango de precios retorno paulatinamente a los niveles habituales. Esta situación originó que el grupo de alimentos presentara una mejoría importante si se tiene en cuenta que este tubérculo tiene un peso relativamente alto dentro de este renglón.

El grupo de hortalizas y verduras, de igual forma, presentó un buen comportamiento, ya que ingresaron en forma simultánea a lo largo de mes las producciones de diferentes regiones que permitieron que el nivel de oferta se mantuviera estable, y por ende, sus precios favorables al consumidor.

Los que más subieron Existen algunas excepciones en los productos que mostraron una tendencia alcista, tal fue el caso de la cebolla larga, que como dicen los economistas puede tratarse de un producto elástico es decir que según el precio según su consumo.

La cebolla es un producto que registra fluctuaciones de corto plazo, debido a la irregularidad en su producción, sin embargo conserva un ciclo a lo largo del año, si bien es cierto que el nivel de abastecimiento es continuo, en algunas ocasiones suele registrarse descensos en los niveles ofrecidos que hacen que su precio se dispare.

En el mes de julio los incrementos registrados se dieron básicamente por deterioro en la calidad del producto, pues la lluvias en las zonas productoras ocasionaron problemas en las tareas de recolección..

Esta situación origino que el producto de mejor calidad disponible fuera deficitario y su precio elevado. Otras hortalizas como el tomate, arveja y frijoles verdes continuaron con la tendencia a la baja mostrada en el mes anterior, pues los niveles de producción alcanzaron sus rangos más elevados, hecho que permitió satisfacer la demanda generada en los diferentes mercados.

Una situación muy similar se mantuvo con las frutas pues algunas de ellas tuvieron un buen abastecimiento, especialmente los cítricos entre los que se destacan las mandarinas, los limones y naranjas entre otros.

Los precios del tomate de árbol presentaron altibajos, este es un producto típicamente estacional, debido a su alta sensibilidad al régimen de lluvias, factor que determina la magnitud de la escasez en los primeros cuatro meses del año, iniciando a partir de allí un sostenido descenso del precio hasta el periodo de final de año, cuando alcanza sus niveles mínimos.

Inflación por ciudades Sin embargo en el mes de julio en varias ciudades se registraron incrementos como resultado de las lluvias presentadas en algunas zonas productoras. Vale la pena observar el cuadro para verificar qué ocurrió en Barranquilla, Manizales, algunas zonas del Eje cafetero e incluso Cali.

Las carnes y los derivados lácteos, tuvieron una relativa estabilidad en el comportamiento de sus precios, las variaciones registradas fueron leves, de manera que no incidió en la tendencia general del grupo de alimentos.

Los productos lácteos se caracterizaron en la ciudades principales del país, por la no alteración de precios e inclusive promociones especialmente en la leche.

En el grupo Fuera del hogar, se dieron variaciones positivas que son resultado de los efectos de los ascensos en los precios de los productos frescos, que suelen trasladarse a este subgrupo en forma discreta.

En conclusión se puede esperar que el mes que esta por finalizar tenga un nivel de inflación muy semejante al promedio histórico, lo que permite suponer que dadas unas condiciones normales sin alteraciones de ninguna índole, los niveles de inflación en el transcurso del segundo semestre estén por debajo a los presentados durante el primer semestre.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.