TÉNGANSE, QUE AQUÍ VAMOS!

TÉNGANSE, QUE AQUÍ VAMOS!

I parte: la llegada...

17 de septiembre 1998 , 12:00 a.m.

Apenas despertó fue en busca del periódico. Se sentó en la sala y comenzó a leer: El ideal de vida de un melómano es poder llegar a una tienda de discos, pedir lo que quiere y encontrarlo .

Aunque Michael Maxwell estaba demasiado ansioso por acabar, tuvo que tomar un sorbo de agua para poder continuar su lectura: Esa es la teoría y práctica de Tower Records, una de las cadenas de tiendas de música más importantes del mundo, que desde hoy a las 7:00 a.m. abre sus puertas por primera vez en Colombia .

Cuando terminó, la angustia de Michael era mayor. El, por ser el gerente general de Tower Records en Colombia, tenía que liderar el cambio radical en la forma de comercialización de la música en el país.

Desde aquel día 17 de septiembre de 1997 se innovaría con el concepto de megatienda de música, videos y libros, una idea del estadounidense Ross Solomon.

Ya no lo estoy esperando! , se decía una y otra vez Sara. Sin embargo seguía allí: todos sus intentos por irse siempre se frustraban cuando llegaba a una nueva estación de radioescucha.

Ross Solomon se apoderó de una esquinita de la droguería de su papá y allí comenzó a vender discos de 45 milímetros. El negocio de la música empezó a crecer de tal forma, que a principios de los años 60 abrió la primera megatienda Tower Records en Sacramento, California.

El éxito fue tanto que hoy existen 180 grandes superficies en 14 países del mundo, como Estados Unidos, Japón, Inglaterra, México, Argentina, entre otros.

Ahora Tower Records hacía su entrada en el territorio colombiano gracias a una alianza entre Casa Editorial EL TIEMPO a través de su filial Círculo de Lectores y Prodiscos, una de las mayores productoras y distribuidoras de música en el país.

Estas empresas obtuvieron una franquicia para los territorios de Venezuela, Ecuador y Colombia.

Ya no lo estoy esperando! se dijo así misma mientras miraba el reloj. Dos horas de retraso son más que absurdas. Sara qué te está pasando? .

Entonces, para no sentirse plantada se reconfortaba pensando que solo lo había esperado 15 minutos, el tiempo faltante lo había dedicado a hacer una intensiva investigación musical. También a la búsqueda de verdaderos tesoros para su musiteca personal.

De pronto, sus pensamientos fueron interrumpidos por la llegada de Fercho. Hace más de una hora que deje de esperarlo , le dijo mientras salía de la megatienda Tower Records.

Te regalo el CD que más te haya gustado , le suplicó Fercho para que volviera. Al recordar algunas de las melodías que había escuchado, nuevamente se internó en el mundo de la música.

II Parte: Torres de entretenimiento.

La apertura de la primera megatienda en Bogotá 1.200 metros cuadrados en el Centro Comercial Andino se anticipó al destino que le esperaba Tower Records. Ese día la acogida hizo pensar en una gran multiplicación de tiendas en Venezuela, Ecuador y Colombia.

Un sueño que, en el primer aniversario de Tower Records en Colombia, se está convirtiendo en realidad. La segunda tienda, en el Centro Comercial Quicentro en Quito (Ecuador), ya está en construcción.

Y ténganse, porque Tower Records tiene pensado tener otra gran superficie en Bogotá, una en Medellín, otra en Cali y en Barranquilla. En Ecuador y Venezuela a final del próximo año también habrán dos tiendas.

Hace más de una hora que dejaste de esperarme? , preguntó Fercho con cierta ironía, mientras era arrastrado por Sara a la sección de revistas .

Ella, durante la tarde, había recorrido una y otra vez los 7.000 mil títulos de discos que tiene Tower Records en sus stands. Ahora quería hacer un estudio exhaustivo con las revistas extranjeras. Si quieres nos encontramos en la sección de los comics .

Fercho aprovechó que Sara estaba distraída hojeando las últimas revistas de moda, para seleccionar un vídeo para la velada de reconciliación y conquista definitiva.

Sara ya le tenía preparada su propia sorpresa: un libro de poesía para él. En ese instante apareció en Tower Records el cantante Pillo Jaramillo.

Así comenzaba la celebración que tenía preparado Tower Records para la celebración del primer aniversario y de la multiplicación de esta megatienda.

La espera para Sara valió la pena: en su musiteca tendría ahora el autógrafo de Pillo, uno de sus artistas favoritos. Fercho se ahorró varios reclamos por la pequeña demora.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.