Secciones
Síguenos en:
HAY QUE VENIR A CALI!

HAY QUE VENIR A CALI!

Dos días en la ciudad han sido suficientes para que John Schwinning, neoyorkino de 45 años, tenga bien claros sus conceptos sobre la ciudad bonita, alegre y moderna . Aunque ha dedicado la mayor parte del tiempo al trabajo en su calidad de invitado a un simposio internacional de estética, ha sacado tiempo para conocer la ciudad y divertirse.

Antes de viajar se tomó el trabajo de preguntar sobre Cali y lo que recibió fue advertencias. Siempre le recomendaron que lo pensara muy bien antes de tomar esta decisión ya que aquí a los estadounidenses no se les quería y podían ser víctimas de la violencia.

Pero con estas advertencias y todo John se decidió y lo único que encontró fue gente muy amigable, que lo ha recibido con mucha amabilidad.

Le gusta la ciudad, la ve moderna y progresista. Piensa que en unos diez años todo el mundo va querer venir a Cali ya que será algo así como una ciudad italiana.

Lo que dice el Gobierno de los Estados Unidos no interesa , dice. Es más, existe un mecanismo mediante el cual uno busca información sobre turismo y allí está muy claro abstenerse de venir a Colombia, pero después de estar aquí uno se da cuenta que no importa .

Aunque también dice que uno de los aspectos que no le gustó es la contaminación. Dice también que el tráfico vehicular y los trancones son muchos, pero admite que este es un problema universal.

Las frutas le gustan aunque dice que la mayoría son muy ácidas y prefiere tomarse una gaseosa. Pero hablando de diversión cuenta que ya pasó una noche de rumba en Cali y le encantó por lo cual anda en la búsqueda de lugares para divertirse porque la salsa y el baile son ritmos contagiosos.

El Museo del oro del Banco de la República le pareció muy original por toda la riqueza histórica que posee, y hace referencia a su país diciendo que allá no existe un lugar como este. Y se está preparando para una jornada física ya que va a subir al cerro de las Tres Cruces para divisar la ciudad completamente.

Le parece que Cali es una ciudad muy americanizada por lo que tiene centros comerciales grandes y se puede conseguir lo que se necesite y que es grande y con mucho futuro aunque no tiene la vida tan agitada de los Estados Unidos y esto le encanta, porque ni se siente el acelere por hacer las cosas y esto lo que hace que en las calles la gente sea muy amable y tenga tiempo de hablar un poco sin correr.

John aprovechará para visitar algunos lugares y realizar compras de artículos típicos de Cali y la región para llevarles a sus amigos y cuando llegue a Nueva York decirles: a Cali hay que venir y darse cuenta de que es otra cosa, hay que verla con los propios ojos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.