Secciones
Síguenos en:
SE QUEDARON CON LOS CRESPOS HECHOS

SE QUEDARON CON LOS CRESPOS HECHOS

Desde muy tempranas horas las diferentes ciudades de la Costa Caribe se prepararon para la fiesta del fútbol que protagonizarían Colombia y Rumania, en el debut del equipo nacional en el Mundial de Francia 98.

A las 10:00 de la mañana la ciudades se convirtieron en verdaderos pueblos fantasmas. En las calles y avenidas que frecuentemente están llenas de carros, buses, vendedores y mucha gente, no se veía ningún movimiento.

Por ventanas y puertas salía el sonido de las transmisiones radiales y de televisión, el olor a sancocho o a pescado se podía percibir por cualquier parte.

De esta preparación no se salvó ni el presidente Ernesto Samper Pizano, quien presenció el encuentro en la Casa de Huéspedes Ilustres, de Cartagena, con el mar a sus espaldas, en compañías de su familia algunos funcionarios de su gabinete y amigos.

La calle 84 en Barranquilla, conocida como la calle de la rumba también se engalanó. Carpas de empresas cerveceras fueron instaladas, los locales se adornaron con los tricolores nacionales y pusieron sus pantallas gigantes, por su parte las salas de teatro cobraban 3.000 pesos para ver el partido, incluidos dos productos de Bavaria. En cada esquina se encontraba un policía atento y listo para controlar la fiesta.

Pescadito, la cuna del fútbol colombiano, barrio samario donde nacieron la mayoría de las estrellas del balompié samario y colombiano entre ellos Carlos El Pibe Valderrama, también se preparó para la ocasión. Todas las casas sin excepción se adornaron con los tres colores que resaltan la nobleza del colombiano e incluso algunas familias sacaron sus televisores a la calle para no perderse ninguno de los trámites de este cotejo.

Pero todo esta preparación se quedó allí. No hubo fiesta, la música no se escuchó, el sancocho o el pescado no tuvieron el mejor sabor y no por culpa de la cocinera, sino de un equipo que no supo ganar.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.