FUGA DE CAPITALES, EL COCO EN EL MUNDO

FUGA DE CAPITALES, EL COCO EN EL MUNDO

Las economías que recibieron en el mundo ingentes cantidades de inversión extranjeras son las que hoy más sufren, pues viven angustiosamente un masiva fuga de capitales.

16 de septiembre 1998 , 12:00 a.m.

Como quien dice, la globalización, la panacea de la última década, está hoy en el banquillo.

La idea de quienes concibieron el capitalismo global esperaban una apertura de los mercados al comercio y a la inversión extranjera. Y evidentemente, tal cosa sucedió. Lo que nadie se imaginó es que detrás de la efusiva portada, muchos países no estuvieran lidiando con los principios de la libre competencia, la eficiencia en los mercados, y en pocas palabras, con la seriedad que implica lograr una plena confianza para liberar y abrir fronteras.

En el afán de atraer capital, muchas naciones dejaron como segunda opción acoplar sus sistemas económicos, políticos, legales, sociales y culturales, para hacerle frente a una estrategia que exigía una estructuración del paquete completo.

La globalización que permitió el desarrollo de enormes y positivos proyectos, hoy ha facilitado también la propagación mundial de la crisis que se inició en Asia, y que hoy toca a Latinoamérica.

Y ningún inversionista puede pensar en otra cosa, porque si la economía de E.U. es el bote de salvación de los mercados en general, lo cierto es que las tres cuartas partes de sus exportaciones son absorbidas por las actualmente vulnerables regiones asiática, latinoamericana y canadiense.

La debacle La enfermedad es hoy muy contagiosa.

Esta semana, Gerald Corrigan, ex director de la Reserva Federal de E.U. en Nueva York, dijo que la debacle en los mercados financieros internacionales presenta una seria amenaza a las economías orientadas hacia el mercado alrededor de todo el mundo, y a la apertura y liberación de sus instituciones políticas y económicas . Naturalmente, todo esto reta directamente los intereses nacionales del país americano.

Corrigan fue el primero de un grupo de economistas, académicos y banqueros de inversión que durante tres días hablaron sobre la actual situación económica mundial en la charla ofrecida al comité bancario de la Cámara de Representantes de E.U.

Tal reunión terminará hoy con los testimonios de Alan Greenspan, presidente de la junta de la Reserva Federal, y Robert Rubin, secretario del Tesoro estadounidense.

Los comentarios de Corrigan reflejan lo que por dos semanas ha sido la mayor preocupación para los especialistas en todo el mundo y que tiene que ver con las consecuencias de la crisis que se ha esparcido por Asia, Rusia y que ahora amenaza a América Latina.

El funcionario describió tres elementos que han caracterizado las recientes problemáticas financieras en el mundo entero y en especial de las economías más afectadas: El primero se refiere a los inestables sistemas financieros domésticos y los subdesarrollados sistemas legales que deben lidiar con el sector económico y financiero.

El segundo factor alude a la amplia concentración de deuda de corto plazo en los sectores público y privado.

La tercera y última característica tiene que ver con un periodo de comprensible negación y parálisis entre los inversionistas a medida que la crisis avanza.

Corrigan dijo que la solución se debe centrar en proteger el crecimiento de la economía estadounidense, y mantener la tasa de expansión de Europa. Estas dos acciones podrían poner a la mitad de la economía mundial en puerto seguro.

Barry Eichengreen, profesor de economía en la Universidad de California en Berkeley, subrayó que las actuales circunstancias financieras podrían ser las más peligrosas que el mundo haya visto en 70 años , y sugirió un cambio en la aproximación internacional hacia la reestructuración de la emisión internacional de bonos.

Adicionalmente, Alan Blinder, quien otrora fuera vice presidente de la Reserva Federal, y que ahora está vinculado a la Universidad de Princeton, dijo que compartía muchas de las posiciones del FMI, en especial su inclinación por las políticas de austeridad. Sin embargo, en referencia a la implantación de reformas en los países afectados, agregó que no se reconstruye la estación de bomberos mientras el pueblo se está quemando. Lo indicado es que se envíen cuantos vehículos apaga-incendios tenga el cuerpo. Las reformas pueden venir después .

Estamos en una coyuntura que exige de E.U. un fuerte liderazgo, y apoyo de los Republicano y Demócrata. El honor, la prosperidad y la seguridad de este país están en juego , concluyó James Leach, político republicano que dirige el comité.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.