LOS DE SIEMPRE

Una vez más todo termina como suele terminar desde 1930: Europa contra Suramérica. Francia 98 no fue y no tenía por qué ser la excepción. Seis de los ocho mejores equipos del torneo son europeos, los otros dos de este lado del mundo. Además, de las ocho selecciones que siguen en carrera, solo dos no han inscrito jamás su nombre en el palmerés de los cuatro mejores de la Copa del Mundo. Como si fuera poco, cuatro de ellos se han ganado, en total, 12 de los 15 mundiales anteriores. Cuatro Brasil, tres Alemania, tres Italia, dos Argentina.

02 de julio 1998 , 12:00 a. m.

Y después dicen que la historia no pesa.

El viernes comienza lo importante. La historia grande de los mundiales se escribe en cuartos de final, semi finales y en la final. De los ocho clasificados, seis de ellos tienen, por llamarlo de algún modo, responsabilidades históricas. A los cuatro campeones arriba citados se les unen Holanda, dos veces subcampeón del mundo, y el equipo de Francia, que además de ser el país sede ha sido dos veces tercero y otra vez cuarto.

Es decir, que en términos prácticos da lo mismo que lleguen 16, 24 ó 32 equipos a la Copa del Mundo. Igual, los de siempre, más una sorpresa que a veces se cuela entre los cuatro pero que nunca gana (Chile en 1962, Bélgica en 1986, Bulgaria en 1994), cada vez son más los llamados pero los escogidos siempre son los mismos cuatro: Brasil, Alemania, Italia o Argentina. Porque Uruguay e Inglaterra, los otros dos grandes equipos históricos, parece que hace rato perdieron el tren de la historia.

Progreso o demagogia? Por ahí se decía que el de Francia iba a ser el mundial de Africa. Era pensar con el deseo? Era una manera de justificar la presencia de tantos equipos en la fase final? Mala suerte? El hecho concreto es que, de los cinco equipos de Africa, ninguno llegó a cuartos de final. Salvo Nigeria antes de desinflarse y de pronto Marruecos y Camerún en su juego contra Chile, los demás africanos no aportaron.

De Asia no se esperaba nada y, en efecto, con los equipos de Asia no ocurrió nada. Los tres apenas fueron tibios animadores en un par de encuentros, y ya nadie se toma siquiera la molestia de inventar la piadosa mentira de antes: Progresaron . Ni siquiera dieron para eso.

De la Concacaf, lo mismo. México sacó un poco la cara por Centro, Norteamérica y el Caribe pero, como suele suceder casi siempre con ellos desde el Mundial de 1930, todo terminó en octavos de final. Jamaica y Estados Unidos fueron fiesta en la tribuna y en las calles pero nada más.

Claro está, Europa y Suramérica también aportaron su cuota de relleno: Austria, Escocia, Bulgaria, la deprimente Bélgica. Y aunque duela decirlo, Colombia que, aunque en la eliminatoria tuvo un mejor comportamiento que Chile, no fue ni la sombra del país austral en el momento de la verdad.

La política de aceptar más equipos en la fase final de la Copa del Mundo obedece a una razón política. Son tantos los afiliados a la FIFA, que se ejerce una presión muy grande. De 30 años para acá, la proliferación de equipos de Asia, Centroamérica y Africa ha cambiado el mapa del fútbol, y tanto Joao Havelange como su sucesor, Joseph Blatter, se han hecho fuertes gracias a los votos de estos países.

Tal vez esto haya sido muy benéfico en torneos pre-juveniles y juveniles, donde la presencia de Africa ha sido contundente. Incluso, el título olímpico obtenido por Nigeria ante selecciones muy fuertes de Argentina y Brasil hizo pensar que ya había llegado el momento de Africa. Y de pronto ya llegó, solo que la irresponsabilidad de los nigerianos ante Paraguay y Dinamarca habría distorsionado en este torneo la verdadera realidad del fútbol africano.

Pero, con o sin Nigeria entre los ocho mejores del mundial, todo parece indicar que, al menos por ahora, 32 son demasiados equipos. El cuento aquel de que las distancias se han acortado y que ya no hay rivales débiles sigue siendo retórico.

La prueba es que la primera fase fue, salvo para España y en menor grado Italia y Rumania, un trámite para los equipos cabezas de serie, que jugaron a media máquina ante los rivales de sus grupos. Basta recordar mundiales anteriores para encontrar en la primera fase verdaderos grupos de la muerte que le daban gran trascendencia al torneo desde el primer día.

Por ejemplo, en el mundial de México de 1966 los cuatro grupos eran a muerte: Inglaterra, Uruguay y Francia; Alemania, Argentina y España; Brasil, Portugal y Hungría; Italia, Unión Soviética, Chile y la sorpresita que resultó ser Corea del Norte. Igual ocurrió en 1970, en 1978, donde los llamados outsiders no pasaban de tres o cuatro.

En cambio, en 1998 hubo grupos como el de Argentina, que rellenaban Japón y Jamaica; o el de Alemania, que rellenaban Irán y Estados Unidos; o el de Francia, que rellenaban Suráfrica y Arabia Saudita. Demasiados outsiders , demasiado colorido en calles y graderías, mucho reggae y soca y tambores étnicos del Medio Oriente, pero poco de fútbol de nivel mundial.

Para ilustrarlo mejor: Alemania, para llegar a cuartos de final, empató con Yugoslavia, y les ganó a Irán, Estados Unidos y México. Es decir, todavía no le ha ganado a nadie.

Por esa razón mucha gente decía que el mundial recién comenzaría en octavos de final. Y, de hecho, los mejores partidos del torneo se vieron en estos últimos cuatro días, y apenas España-Nigeria, Chile-Italia o Inglaterra-Rumanía pueden comparárseles a los últimos ocho juegos del campeonato.

Fue buena idea subir a 32 el número de clasificados? Por ahora queda abierto un gran interrogante. Mientras tanto, los mismos de antes se preparan, una vez más, para demostrar que la gran historia del fútbol del siglo XX la han escrito los mismos de antes, los mismos de siempre.

Así los barrieron En este cuadro se muestra, fase por fase, cómo fueron desapareciendo del mapa del mundial los equipos de continentes de Africa (dos de ellos, valga decirlo, por decisiones arbitrales), Asia y Centro, Norteamérica y el Caribe.

PRIMERA FASE: EUROPA: 15 SURAMERICA: 5 AFRICA: 5 ASIA: 4 CENTRO, NORTEAMERICA Y EL CARIBE: 3 OCTAVOS DE FINAL: EUROPA: 10 SURAMERICA: 4 AFRICA: 1 CENTRO, NORTEAMERICA Y EL CARIBE: 1 CUARTOS DE FINAL: EUROPA: 6 SURAMERICA: 2

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.