LOS MEJORES ALCALDES DEL TOLIMA

LOS MEJORES ALCALDES DEL TOLIMA

Finalizó un nuevo período de Alcaldes y con ello el balance que dejan sus gestiones en el Tolima es regular .

07 de enero 1998 , 12:00 a. m.

Así se desprende del sondeo realizado por Tolima 7 días en todos los municipios del departamento. El propósito del sondeo era conocer la opinión de los habitantes con respecto al trabajo adelantado por los 41 alcaldes que terminaron su gestión el pasado 31 de diciembre.

Lo cierto de todo es que en estos tres años fueron varios los alcaldes que se vieron envueltos en escándalos por corrupción y fallas administrativas. El mayor lío lo enfrentó el alcalde de Ibagué, Alvaro Ramírez Gómez a quien la Fiscalía le dictó medida de aseguramiento con detención domiciliaria.

El alcalde del Espinal, Rafael Vanegas Dávila fue otro de los mandatarios locales que estuvo la mayor parte del tiempo con problemas judiciales, al punto que terminó por fuera de la administración. El de Purificación, Ricardo Guarnizo Morales, también se vio envuelto en problemas. El de Cajamarca, Plinio Valencia Varón, permaneció por dos meses en la cárcel acusado de ser auxiliador de la guerrilla. El de Icononzo, Jaime Yepes, estuvo suspendido del cargo por presunta participación indebida en política.

A lo anterior se suman los escándalos de los alcaldes de Casabianca, Coyaima, Fresno y Guamo, poblaciones donde los alcaldes elegidos en las elecciones de octubre de 1994, les fueron anuladas sus credenciales por violar el régimen de inhabilidades.

Todos esos hechos, a pesar de que la mayor parte de alcaldes fueron reintegrados a sus cargos -Ibagué, Cajamarca e Icononzo- generaron toda clase de incertidumbres que dieron, por supuesto, al traste con las aspiraciones de la comunidad que anhelaba una buena gestión de sus mandatarios.

En el sondeo llevado a cabo en la última semana de diciembre, la mayoría de la gente se quejó de que sus alcaldes no permitieron un desarrollo armónico que beneficiara a toda la población, sino por el contrario, se notó mucho afán de los alcaldes por favorecer a sectores pertenecientes a su mismo grupo político.

Lo bueno y lo malo En este caso se debe subrayar, según los encuestados, que la mayor parte de los alcaldes se dejaron distraer al enfilar sus trabajos en la búsqueda de intereses meramente personales, es decir sus administraciones las enfocaron a favorecer amigos y familiares y en uno que otro caso no faltó el alcalde que quiso aprovechar su administración para consolidar un movimiento político.

El ejemplo más diciente es el del alcalde de Venadillo, Manolo Jaramillo, que pidió una licencia para permitir que su hermano fuera candidato a la Alcaldía. En un acto de madurez política, los habitantes de Venadillo le castigaron esta mala práctica en las urnas.

En ese orden de ideas, los entrevistados también manifestaron su inconformismo por lo que consideran falta de liderazgo de sus alcaldes. A lo anterior se añade que uno de los grandes defectos de la mayoría de ellos fue la falta de gestión, originada en su pobre capacidad gerencial.

Me da por pensar que el alcalde de nuestro pueblo era como muy tímido, como se dice hoy, muy lento y por eso de pronto no cumplió con una buena labor , dijo un habitante de Murillo.

Desafortunadamente el alcalde de aquí de Alpujarra no pudo hacer mayor cosa porque a él poco lo conocían en Ibagué y Bogotá, donde están los recursos , dijo una habitante del sector urbano.

Pero no todo fue malo durante el período de alcaldes que recién termina, hubo administraciones que se esforzaron por cumplir con el mandato que sus electores les encomendaron en las urnas.

La redacción de Tolima 7 días de acuerdo al seguimiento que se le hizo a lo largo de los tres años del trabajo cumplido por los mandatarios locales determinó seleccionar los alcaldes de mejor desempeño en sus labores.

Para Tolima 7 días, los mejores alcaldes del departamento en los tres años de labores, en su orden fueron Jorge Amórtegui Cifuentes del Líbano; Gonzalo García Angarita, de Valle de San Juan; José Abel Jiménez de Roncesvalles; Jorge Castellanos Valero de Santa Isabel y Germán de Jesús Uribe de Villahermosa.

La decisión coincide con la opinión favorable expresada durante el sondeo donde la gente destaca la gestión de éstos alcaldes a la vez que resalta su cabal compromiso con los municipios, toda vez que estuvieron al frente de sus jurisdicciones los 36 meses para los cuales fueron elegidos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.