CRÓNICA DE UNA DERROTA ANUNCIADA

CRÓNICA DE UNA DERROTA ANUNCIADA

En la política colombiana existen realidades muy claras. Una de ellas consiste en afirmar que es casi imposible que el partido liberal pierda unas elecciones presidenciales cuando está unido, como lo han podido demostrar los presidentes Turbay, Barco, Gaviria y Samper. Pero también es claro que ante una división liberal es casi seguro que dicha colectividad se ahogue en los tristes mares de la derrota, como lo demostró Belisario Betancur al ganar las elecciones de 1982 en representación del partido Conservador derrotando a los candidatos liberales López y Galán.

07 de enero 1998 , 12:00 a.m.

Como estas verdades son bien sabidas y la derrota de 1982 sirvió para recordarlas, el partido liberal optó por un mecanismo democrático que permitirá la escogencia del candidato presidencial manteniendo siempre al partido unido; mecanismo que fue llamado consulta popular y con el cual, vale anotar, llegaron a la presidencia nuestros dos últimos mandatarios.

Pero hoy las cosas son distintas, el partido liberal está en una fuerte crisis. Candidatos que accedieron a importantes dignidades en su presentación hoy se ocultan en el suprapartidismo, mientras el poder del candidato del gobierno, Horacio Serpa, es utilizado para desconocer los acuerdos democráticos escogidos por el partido para la selección de su representante único en las urnas, por el temor de ver disminuidas sus posibilidades ante la creciente popularidad y buena preparación para enfrentársele de Juan Manuel Santos.

Por ningún lado se puede ver la unión del partido liberal, y tal vez el precio de ello sea ver a Andrés Pastrana luciendo la banda presidencial, si corremos con buena suerte; porque qué tal Bedoya?. Mejor no hablemos de eso.

No se que vaya a pasar con el liberalismo, pero si se une su derrota es un hecho; culpa del propio partido, no por unirse, por dejar de formar verdaderos líderes, por ser cómplices de quienes no merecen tener la camiseta que tuvieron Lleras Camargo, Gaitán, Echandía, López Pumarejo y muchos más.

Soy liberal, pero no quiero un partido donde sus hombres estén en la cárcel o rindiendo indagatorias. Quiero un partido que construya una verdadera Colombia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.