POLÉMICA POR INDULTO A DELITOS ATROCES

POLÉMICA POR INDULTO A DELITOS ATROCES

La inclusión de un artículo que contemple un indulto para los delitos atroces en el proyecto de reforma política que luego se someterá a referendo popular comenzó a generar un gran debate nacional sobre su conveniencia y oportunidad.

14 de septiembre 1998 , 12:00 a.m.

Ayer, el ministro del Interior, Néstor Humberto Martínez, precisó que una de las herramientas que se espera obtener a través del procedimiento del referendo es la del otorgamiento de indultos plenos como una contribución especial para el logro de la paz y cerrar las heridas en la sociedad colombiana.

Varias especialistas en el tema de la paz, consultadas ayer por EL TIEMPO, coincidieron en la necesidad de tramitar un indulto muy amplio y generoso.

Sin embargo, la polémica la generó la posibilidad de que un perdón y olvido amplios cobijen a los grupos paramilitares, e incluso, a militares procesados por actos por fuera del servicio.

Otro punto de la discusión fueron las reservas de algunos de los consultados frente a la oportunidad del tema, pues aún la negociación de paz con la guerrilla no ha comenzado y se desconoce el planteamiento de los jefes subversivos.

Para especialistas en el conflicto colombiano y en Derecho Internacional Humanitario, como el vicerrector de la Universidad Nacional Alejo Vargas y el representante Antonio Navarro, el indulto solamente debe dársele a los insurgentes, es decir a aquellos actores del conflicto armado a quienes se les reconozca el carácter político.

Actualmente el indulto cobija los delitos políticos de rebelión sedición y asonada y sus conexos, lo cual hace en la práctica muy difícil que ese beneficio se les pueda otorgar a un gran número de subversivos, porque al ser capturados, se les aplica la legislación regional.

Los delitos atroces que se contemplarían como indultables, de acuerdo con el proyecto del Gobierno serían el secuestro, el homicidio fuera de combate o demás prácticas graves relacionadas con el conflicto y que actualmente se contemplan bajo el rótulo genérico de terrorismo .

Un ejemplo que se aplica a este caso es el de los acuerdos de Irlanda del Norte, posteriormente ratificados a través de un referendo popular, que permitieron la salida de la cárcel a los presos del Ira, en su mayoría condenados por atentados en los que murieron aparte de militares, muchos civiles.

En el caso del secuestro, por ejemplo, el estatuto antisecuestro no permite que este delito sea indultable. Con el referendo, se volvería a la definición anterior que consideraba el secuestro cometido por los subversivos como conexo a la actividad ilícita de carácter político.

El reconocimiento del carácter político, según lo ha aclarado en diversas oportunidades el Gobierno, a través del propio presidente Andrés Pastrana, no cobija a los grupos paramilitares.

Sin embargo, varios expertos explicaron que se deben buscar alternativas particulares para el tratamiento de otros actores del conflicto que no tienen reconocimiento político, si en verdad se quiere llegar a una paz amplia y generosa con todas las partes.

Si se trata de hacer indulto, deben incluirse todos los actores de la guerra , explicó el integrante de la Comisión de Conciliación Nacional, Augusto Ramírez.

De lesa humanidad El indulto pleno , sin embargo, no podría abarcar los delitos de lesa humanidad, es decir las masacres o genocidios, pues se trata de las más graves violaciones a los derechos humanos contemplada en la legislación internacional.

Casos como las mutilaciones con motosierra no podría ser indultable jamás , dijo por su lado Antonio Navarro.

Otra dificultad que se planteó fue el de la oportunidad, pues el referendo debería tramitarse con posterioridad a la iniciación de las negociaciones y no antes, según Ramírez Ocampo.

En su concepto, una vez comience la negociación, las partes deberían llegar a un acuerdo humanitario que proscriba los delitos atroces. Si eso se logra, el indulto cobijaría solamente los delitos cometidos con anterioridad a ese acuerdo para excluir los actos de guerra que hieran gravemente la sensibilidad social.

Otra cosa piensa, sin embargo, Alejo Vargas, quien sostiene que el Estado debe promover gestos de buena voluntad hacia la negociación, que deberían además ser acompañados por actitudes similares de la guerrilla.

Habla el Gobierno El ministro de Justicia, Parmenio Cuéllar Bastidas explicó que todos los desarrollos legislativos a la Constitución han prohibido el indulto y la amnistía en relación con los delitos de atroces Será posible la paz si no se amnistía la totalidad de los delitos comunes conexos con la rebelión que hubiesen cometido los dirigentes o los miembros de los frentes guerrilleros que han manifestado su voluntad de paz? , se pregunta Cuéllar, pues en su concepto, hacer otra cosa implicaría que los guerrilleros acepten una amnistía parcial que conduzca a que ellos terminen en la cárcel por el resto de sus vidas.

Puede ser materia de referendo en el sentido de trasladarle al pueblo una decisión tan difícil. Sin embargo, el Congreso puede, a través de una simple ley ordinaria, hacer extensivo el indulto y la amnistía a todos los delitos que considere necesario hacerlo , precisó.

Explicó que lo que se planteó fue una amnistía e indulto a los presos políticos y no a los políticos presos.

Finalmente precisó que la ley de orden público le da la facultad al gobierno de reconocer el carácter político a los actores del conflicto armado.

REACCIONES Augusto Ramírez Ocampo Miembro de la Comisión de Conciliación Nacional.

El indulto tiene que ser amplio y debe ser una consecuencia del proceso de paz, no una antesala.

Primero se debería pactar un acuerdo sobre el respeto al Derecho Internacional Humanitario. A partir de ese momento, no se aplicaría el indulto. En ese sentido, tendría que ser retroactivo.

Carlos Franco Ex presidente de la Alianza Democrática M-19 La degradación a la que ha llegado el conflicto hace necesario una amnistía que incluya esos crímenes.

Daba la magnitud del conflicto, sería preferible que fuera por consulta popular para ratificar una fórmula acordada por las partes.

Sería una concesión, pero el país debe reconocer que el derecho a la paz es prioritario.

Alejo Vargas Vicerrector Universidad Nacional.

La propuesta es realista porque la culminación de un proceso de paz requiere de medidas de reconciliación que implican generosidad de la sociedad y de los alzados en armas para crear convivencia democrática.

Los delitos atroces también deben ser incluidos por razones excepciones, pero en el futuro tendrá que haber otro tratamiento.

Horacio Serpa Uribe Director del Partido Liberal El referendo es un instrumento especial de participación y por eso debe utilizarse solo para casos especiales. Soy partidario de que la reforma se tramite en general por el Congreso, y que el referendo se utilice, si es necesario, por ejemplo, para puntos relacionados con el logro de la paz.

Como este objetivo es tan fundamental para la vida colombiana soy partidario de que si es indispensable para alcanzar la reconciliación, hagamos de tripas corazón y busquemos la aprobación de un indulto general, como se hizo en 1984.

El indulto y amnistía solo tienen cabida para los denominados delitos políticos, pero como se trata es de buscar la paz duradera, el nuevo instrumento debe aprobarse según las características que ofrezcan el conflicto y los instrumentos necesarios para su superación total.

Antonio Navarro Wolf Representante a la Cámara.

Estoy de acuerdo, si por delitos atroces se entiende por secuestro o crímenes por fuera de combate. Pero prácticas como las de la motosierra no son indultables.

Hay un antecedente: en los años 50 se indultó de todo y ahí hubo cosas graves como el corte de franela. Pero la amnistía es solo para los delitos políticos, no los comunes.

El referendo es necesario si el Congreso se opone a las reformas y la posición del Senado es un mal síntoma. Pero si se llega a un acuerdo político no sería necesario el referendo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.