EL ESPÍRITU CÍVICO:

EL ESPÍRITU CÍVICO:

14 de septiembre 1998 , 12:00 a. m.

Ninguna virtud tan importante en los ciudadanos, para el progreso y la convivencia en armonía, como el espíritu cívico. Sin él es imposible materializar cualquier adelanto. La falta de espíritu cívico en Bogotá, por ejemplo, ha sido el factor decisivo en el caos urbano que caracteriza nuestra ciudad, o que la caracterizó, pues la adquisición de conciencia cívica en los últimos años ha dado en la vida bogotana un vuelco favorable, que ya comienza a observarse en muchos aspectos.

Para citar un solo ejemplo reciente, el éxito de la restricción vehicular, que tiene complacidos aun a aquellos que a priori eran sus más decididos opositores, no hubiera sido posible sin el espíritu cívico de colaboración que se practicó desde el primer día.

Ello nos indica la importancia del espíritu cívico para cualquier empresa que deseemos realizar en favor de la ciudad, de todos y cada uno de sus habitantes y la necesidad de incrementar su enseñanza y práctica, sobre todo en los estudiantes, desde su primer año escolar. El espíritu cívico no es otra cosa que cariño y devoción por el lugar en que se vive y de respeto por nuestros semejantes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.