DISFRUTE SU VIAJE, MANEJESE BIEN

DISFRUTE SU VIAJE, MANEJESE BIEN

Si usted no quiere ser una de las tantas personas que a diario se ven agredidas por conductores malhumorados, groseros, cobardes y hasta envidiosos, comience por cambiar de actitud, cuando conduce.

25 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

De esa manera usted ya está colaborando y evitará accidentes de tránsito. La clave es el manejo defensivo.

Según, Néstor Benavides Cubillos, asesor del Consejo Colombiano de Seguridad, consiste en el cambio de los aspectos negativos durante la conducción, tales como la indiferencia, la indisciplina, la agresividad, la descortesía, la imprudencia, la insolidaridad y la intolerancia.

Estas siete características del mal conductor, las denomina, los siete pecados capitales que, con base en un auto análisis deben ser los siete sacramentos del buen conductor .

Sin embargo, usted puede estar pensando en la buena suerte que ha tenido hasta ahora y diciendo a mi nunca me ha pasado nada . Si es así, felicitaciones, pero, está seguro que en el futuro la historia será igual? Según la misma fuente, existe una posibilidad entre 20, de que a alguien le suceda un percance en la vía. Antes de que esto le ocurra, vale la pena reflexionar sobre cómo se conduce, cuáles son los errores que más se cometen y, sobre todo, a quiénes está exponiendo por un manejo agresivo.

Ahora, lea muy bien y tenga en cuenta los seis principales factores de accidentalidad y la forma de evitarlos.

1. El tráfico y la congestión.

Respete los carriles, la distancia entre los carros y el límite de velocidad ( en la ciudad 60 Km/h y en carretera 90).

Cuando se está en una vía congestionada, es fácil determinar la distancia que debe haber entre los bómperes: con sólo mantener a la vista las llantas del carro de adelante, es suficiente para reaccionar ante una frenada o maniobrar al carril de la izquierda si hay un accidente, o un varado más adelante.

En cuanto a la velocidad a la que se debe transitar, si bien está claramente establecido el límite máximo, ocurre que en algunos tramos del camino se transita un poco por encima.

Para tener suficiente tiempo de reacción y frenada hay que aplicar la regla de los dos segundos, que consiste en calcular la distancia entre los autos con base en un punto de referencia del camino.

Si entre ese punto de referencia (equivalente al carro de adelante) y su carro hay dos segundos o más, usted va a la distancia correcta; si es menos disminuya la velocidad.

2. El clima: Recuerde que si ha llovido, la distancia del frenado se duplica. Luego, disminuya la velocidad.

3. El estado de la carretera.

4. La condición mecánica del vehículo.

5. Visibilidad.

Siempre que transite entre las seis de la tarde y las seis de la mañana debe encender las luces y de igual forma, si hay neblina o si el día está oscuro.

El objetivo es que los demás lo vean y más si se viaja por un contra flujo, como el que se habilita en la operación retorno.

6. Por último, la sexta causa de accidente es USTED, el conductor es el que está en capacidad de controlar todos los factores anteriores y depende de él que no haya accidentes.

Está demostrado que el 97% de los accidentes se producen por fallas humanas y el 3 por ciento restante a los otros factores que, a su vez, son susceptibles del control del automovilista.

Luego, no se haga el de la vista gorda, tras la responsabilidad del feliz retorno a casa. Piense en lo aburrido que debe ser ingresar a las estadísticas de accidentes que año tras año enlutan a cientos de familias.

Si luego de leer el articulo, continúa cometiendo estos errores, le aconsejamos, acudir a la escuela de automovilismo, para refrescar su memoria.

Conduzca con seguridad Aunque las autoridades de tránsito sugieren siempre una velocidad máxima de conducción, lo importante es que quien maneje y sus acompañantes se sientan SEGUROS.

Esto no indica que se debe andar como una tortuga o a toda mecha , sino que es importante adaptarse a la velocidad con que circula la mayoría.

El punto es, no convertirse en un obstáculo para los demás, ni tampoco desafiar las leyes de la física. Total, en ambos casos se arriesga la vida.

En cuanto a adelantar a otro vehículo, la regla de oro es: mirar, indicar y maniobrar.

Antes de mover el timón, verifique que nadie se verá obligado a realizar una maniobra brusca. Recuerde, no haga con los demás lo que nunca querría que hicieran con usted.

Ante la gran cantidad de carros que viajarán con usted, no se pueden permitir distracciones producto de un volumen alto del radio o desorden de los ocupantes.

En cuando al cigarrillo, es mejor que lo olvide mientras maneja, ya que es fuente de distracciones por penetración de humo en los ojos, desatención al botar la ceniza o caída de brasas. Prefiera parar a estirar las piernas y fumarse tranquilo su tabaco.

Por ultimo , deje a un lado la mala costumbre de estar adelantando carros cuando se presenta un trancón. Esto, además de aumentar el estrés, le puede significar un accidente de graves consecuencias.

No corra. Además de ser fuente de estrés y accidentes, le puede significar una multa. Ahora las patrullas de tránsito vienen equipadas con radares que miden la velocidad.

Y recuerde: ni una sola gota de trago y si lo llaman por celular, pare en el orillo de la carretera, conteste, cuelgue y continúe la marcha. Hablar por teléfono mientras conduce, equivale a manejar borracho.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.