Secciones
Síguenos en:
PALMEROS QUIEREN INTENSIFICAR CULTIVOS

PALMEROS QUIEREN INTENSIFICAR CULTIVOS

En el país existen unas 140.00 hectáreas sembradas de palma de aceite. Para este año se estima una producción de 460.000 toneladas de aceite de palma crudo y unas 33.000 0 35.000 de aceite de palmiste.

En el Valle este cultivo no se ve, pero muchas empresas asentadas en la región cuentan con sus propias siembras en Tumaco y la región de los Llanos. Precisamente, desde mañana y hasta el viernes, Cali será sede del XXVI Congreso Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite; en el evento participarán más de 150 palmeros.

Este cultivos se concentra en el Magdalena Medio, parte de Santander, Tumaco y los Llanos Orientales. Más de 1.500 productores cuentan con menos de 10 hectáreas cultivadas.

Colombia es el primer productor latinoamericano de aceite de palma y el cuarto a nivel mundial. Para este año se proyecta exportar el 18 por ciento de la producción de palma y el 24 por ciento de la producción de aceite de palmiste, crudo o procesado.

Los despachos llegarán a Europa, México, Venezuela, Perú, Chile y Centroamérica.

Para los palmeros la inseguridad se convierte en uno de sus mayores problemas. Dice el presidente de Fedepalma, Jens Mesa Dishington, que muchos cultivadores no pueden visitar las plantaciones por temor a los secuestros, el boleteo o la extorsión.

En el campo macroeconómico, la revaluación del peso los ha perjudicado al igual que las altas tasas de interés. Los intereses impiden financiar proyectos a largo plazo.

Una palma puede durar unos 20 años, pero la producción empieza solo hasta el cuarto y quinto año, por eso los palmeros esperan contar con créditos blandos a 15 años. El problema es que el sector financiero está organizado para otorgar préstamos a corto plazo.

Dice Mesa que las corporaciones que se crearon para financiar el surgimiento de nuevas empresas se volvieron bancos casi que de créditos de consumo.

La política de comercio exterior también preocupa a los palmeros. Les inquieta el paulatino desmonte de los aranceles y la integración de Colombia a Mercosur donde se cuenta con potencias mundiales tanto en la producción como en la exportación de semillas oleaginosas, aceites y grasas.

Mesa considera que si Colombia no pasa por un proceso de transición, el sector no estaría en condiciones de competir.

A nivel interno les preocupa que las nuevas siembras. Si no se renuevan las palmas viejas, la productividad puede bajar a mediano plazo. El problema es que para renovarlas se requiere de financiación.

En este congreso estamos planteando que si hay verdadera voluntad política en la producción agropecuaria hay posibilidad de empleo, de aumentar la producción, de atender la demanda local o de exportar y generar divisas. Pero esas inversiones requieren del acompañamiento del Estado, por cuanto la competitividad está determinada no solo por el éxito de las empresas, sino también por el éxito del país. En Colombia lo que vemos es que el país se ha deteriorado y muchos renglones agrícolas se han acabado , dice Mesa.

Este sector genera unos 25.000 empleos directos permanentes.

En el Congreso se propondrá desarrollar 5.000 hectáreas del cultivo y consolidar una planta extractora de aceite con capacidad para 30 toneladas/hora de racimos de frutos frescos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.