LA DEPRESIÓN LLEGÓ A GRANADA

LA DEPRESIÓN LLEGÓ A GRANADA

La profunda recesión económica en que está sumido el municipio de Granada ha hecho que prósperos negocios cierren sus puertas y que surjan muchos locales pequeños que de la noche a la mañana desaparecen.

25 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

Esta situación no solo tiene origen en las políticas económicas del país, sino en el incremento de las muertes violentas y ha llegado al común de la gente, sobre quienes finalmente recae el recorte de personal que están efectuando los locales comerciales que se resisten al cierre.

Es tan crítica la situación que hasta los vendedores minoristas de la plaza de mercado han tenido que cerrar sus negocios.

A pesar de que el censo de locales comerciales realizado este año muestra un aumento en la apertura de pequeños negocios, con relación al año anterior (de 1.450 locales se pasó a 1.700), los grandes negocios tienen tendencia al cierre.

Uno de los ejemplos de los efectos de la recesión económica es la venta de licor, que en años anteriores fue uno de los negocios más rentables en el municipio, pero que ahora está de capa caída. Por ejemplo, un solo punto de venta hacía cerca de 1,8 millones de pesos en un fin de semana. Hoy, en el mismo lapso, las ventas son menores a los 800 mil pesos.

Igualmente se podrían citar lugares como algunas panaderías que antes vendían 60 ó 70 mil pesos diariamente, pero que ahora solo venden entre 35 y 40 mil pesos.

Así mismo, se destaca el hecho de que los almacenes de víveres y otros de gran tradición que hicieron importantes inversiones en la construcción y ampliación de sus bodegas y locales comerciales, no han obtenido ninguna respuesta en las ventas, por el contrario siguen en descenso.

La plaza de mercado no es ajena a la recesión. Un caso es el de doña María Niño quien piensa cerrar el local que hace cuatro meses tomó en arriendo porque ni siquiera gana para pagar el alquiler que fue establecido en 70 mil pesos mensuales.

Según ella, nada más los domingos vendía 100 mil pesos, pero ahora en ese día, el que era de mayor venta, no es extraño pasar sin bajar bandera.

Esta caída en las ventas ha llevado a muchos negocios a despedir sus empleados y a crear mecanismos flexibles para la entrega de productos a crédito.

La Fundación Niños del Ariari, una entidad sin ánimo de lucro y creada para brindar apoyo a los menores de edad, es otro de los casos que refleja la realidad económica del municipio. De 500 boletas puestas a la venta para el bingo bailable programado para el 16 de agosto con el fin de recaudar fondos para la compra de obsequios para los niños, solo compraron 10. Ese hecho significó la cancelación del espectáculo y el pago de 500 mil pesos por concepto de la indemnización al grupo musical contratado.

La región es inminentemente agrícola, pero ahora produce menos víveres de origen agropecuario, además bajó el área sembrada y el sector ocupa menos personal. Esta es una situación muy difícil porque cada trabajador despedido significa una familia más en dificultades , dijo un funcionario de la administración municipal.

Para las autoridades civiles y los gremios, un factor determinante en la economía de la región es la violencia, especialmente el secuestro y el acoso económico que los grupos al margen de la ley y alzados en armas hacen a los comerciantes y agricultores, lo que ha ocasionado el desplazamiento hacia las ciudades de empresarios, ganaderos y agricultores, que con sus negocios solucionaban la necesidad de empleo de muchas familias de la región.

Por solo tocar un ejemplo, el año pasado en plena zona comercial fue asesinado un reconocido comerciante en el momento que se resistía a su secuestro. En adelante, el fenómeno del plagio se hizo repetitivo y muchos empresarios abandonaron el municipio.

Factores como el desplazamiento en razón a la violencia, también han influido en la recesión económica, debido a que cualquier persona que tiene medianos recursos abandona el campo y se establece en la ciudad montando un pequeño negocio, que finalmente se cierra porque no tiene mucho que ofrecer y además porque nadie compra.

El sector oficial y específicamente la administración municipal también ha sido afectada con esta crisis por cuanto cayó el recaudo de los ingresos derivados del cobro de los impuestos de industria y comercio. Una persona que declaraba 100 millones de pesos, este año apenas declaró 60 millones , dijo a amanera de ejemplo el secretario de Hacienda de Granada, Octavio Jaramillo Duque.

Ni siquiera los programas de descuento por pago de impuestos para los comerciantes morosos han surtido efecto para las arcas del municipio, que a pesar de la oferta solo pudo recaudar 160 de los 300 millones de pesos proyectados para el mes de julio.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.