DIH SIGUE SIENDO LETRA MUERTA

DIH SIGUE SIENDO LETRA MUERTA

La población civil volvió a ser la principal víctima de la escalada guerrillera de los últimos tres días, a pesar de que el Derecho Internacional Humanitario (DIH) consagra expresamente su protección.

06 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

EL TIEMPO, con la asesoría de expertos en el área humanitaria, reseña las violaciones al DIH en las recientes incursiones: Durante la toma a San Carlos (Antioquia), los guerrilleros retuvieron al cura párroco Juan Alpidio Ramírez quien intermedió en favor de los policías cuando se les acabaron las municiones. También se llevaron a un médico y a dos enfermeros.

El DIH dice sobre el particular: El personal sanitario y religioso será respetado y protegido (art. 9 Protocolo II adicional a los Convenios de Ginebra).

Intento de toma de la central hidroeléctrica de Jaguas, en el municipio de San Carlos (Antioquia).

30 mil barriles de petróleo cayeron al río Caquetá luego de una incursión de las Farc contra una batería de Ecopetrol en Puerto Guzmán (Putumayo).

Las obras o instalaciones que contengan fuerzas peligrosas, a saber las presas, los diques y las centrales nucleares de energía eléctrica no serán objeto de ataques (...) cuando tales ataques puedan producir la liberación de aquellas fuerzas.

Más de 90 casas fueron afectadas como consecuencia de la explosión de un carro bomba contra la Cuarta Brigada en Medellín.

La población civil y las personas civiles gozarán de protección general contra peligros procedentes de operaciones militares (art.13.1 Protocolo II).

Dos civiles murieron en la toma del peaje de El Guarne (Antioquia). Uno era empleado del retén y el otro un conductor que se negó a bajar de su vehículo. Cuatro automotores más fueron incendiados.

(...) y quedan prohibidos en todo tiempo y lugar (...) los atentados contra la vida (...), en particular, el homicidio (...). (art. 4.2.a Protocolo II).

Las Farc intentaron tomarse un campamento de desplazados en Pavarandó, Mutatá, y ponen cargas de dinamita en el puente colgante entre Antioquia y Chocó.

No serán objeto de ataque la población civil como tal, ni las personas civiles. (art. 13.2 Protocolo II).

Cuatro civiles murieron en la toma a Córdoba (Bolívar), tres más fueron secuestrados, entre ellos dos ex alcaldes y un mayordomo de la finca.

Dos civiles, un conductor de un camión que no obedeció la orden de parar en un retén de la guerrilla y un taxista fueron muertos durante la toma de las Farc a Buenaventura.

Dos civiles fueron heridos por una granada de fusil lanzada por las Farc contra la estación de policía de Agua de Dios (Cundinamarca).

La población civil y las personas civiles gozarán de protección contra los peligros procedentes de operaciones militares (art.13.1 Protocolo II) Un civil, ex agente de policía, fue sacado a la fuerza de su casa y rematado a tiros en plena calle de la población de Minca (Sierra Nevada de Santa Marta). Cien hombres del Eln desconectaron la electricidad y el servicio del acueducto antes de iniciar la toma.

Todas las personas que no participen directamente en las hostilidades, o que hayan dejado de participar en ellas (...) tienen derecho a que se respete su persona. (art. 4.1 Protocolo II).

Seis vehículos, dos buses de servicio público intermunicipal y tres camiones de carga fueron incinerados por guerrilleros de las Farc en San Onofre (Sucre).

(...) quedarán prohibidos en todo tiempo y lugar (...) los actos de terrorismo. (art. 4.2.d Protocolo II).

REACCIONES LA VISION DE HOMBRES DE PAZ Augusto Ramírez Ocampo, Comisión de Conciliación: Infortunadamente la guerrilla, aquí y en todas partes, piensa que cuando está cerca un proceso de negociación la mejor manera de fortalecerse es incrementando las acciones armadas. En Colombia esto claramente no se justifica, pues todos sabemos que la insurgencia ha crecido y se ha fortalecido durante 40 años y no necesita mostrar su poder de negociación con estos escalamientos. Sin embargo, en el país hemos determinado que vamos a buscar la paz en medio de la guerra y ésta es atroz .

Daniel GarcíaPeña Asesor gubernamental de paz: Las escaladas guerrilleras históricamente han acompañado los cambios de gobierno. En parte como rechazo a al gobierno saliente y en parte como mensaje al entrante, sobre su capacidad militar y su presencia política. Esto, no obstante, no debe alterar la decisión de la gran mayoría de los colombianos de seguir construyendo espacios de entendimiento en medio de la guerra .

Jaime Caycedo, Del Partido Comunista Me parece que estos hechos, que naturalmente no son deseables, deben mirarse hacia adelante, en la perspectiva del diálogo que se va a abrir en el futuro inmediato (corto y mediano plazo). Los últimos hechos que se han registrado son el resultado del ambiente de confrontación, pero es en la perspectiva de las conversaciones donde debe ponerse el acento para la participación popular en la esperanza de lograr acuerdos no solo sobre materias políticas sino sociales .

Camilo González, Mandato por la Paz: Toda esta situación es atroz e indeseable para la paz. Estos hechos de guerra tanto de la llamada guerra limpia como de la sucia van en contravía de los deseos de reconciliación y lo que debe propiciar es la reafirmación del voto de los diez millones de colombianos que rechazan la continuidad de la violencia. La lógica de hacer demostraciones de fuerza no conduce sino a reproducir la guerra .

Luis Carlos Villegas, Consejo Gremial Los ataques de la guerrilla no son la manera de despedir ni de recibir a nadie. Los gremios hemos ido de buena fe a donde nos ha invitado. A eso no se puede responder de mala fe y así interpretamos los hechos bárbaros de estos últimos días. Pero esto también nos demuestra que es necesario avanzar en el establecimiento de los mecanismos de verificación de los acuerdos suscritos en Alemania. Nos tendremos que acostumbrar a negociar en medio de la guerra, pues no podemos creer que ésta ya se acabó .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.