EL BARZAL, UN SECTOR EXCLUSIVO DE LA SALUD

EL BARZAL, UN SECTOR EXCLUSIVO DE LA SALUD

El Barzal, que en el pasado fue un sector exclusivo de Villavicencio, ha vivido en los últimos años una transformación total. De barrio residencial habitado por distinguidas personas pasó a ser hoy el área de la salud, pues allí se concentra la mayoría de establecimientos médicos como hospitales, clínicas, laboratorios y hasta las oficinas de las Empresas Promotoras de Salud (EPS).

18 de septiembre 1998 , 12:00 a.m.

La inclinación de este barrio hacia zona comercial con especialización hacia la salud no es un hecho coincidencial, más bien ha respondido a tendencias de mercado.

Según el investigador Oscar Pabón Monroy, cuando la ciudad empezó a crecer surgió El Barzal como un barrio para la clase media alta y alta. El inicio de este sector como zona residencial ayudó a jalonar el la expansión de la ciudad. Allí se construyeron amplias, cómodas y lujosas viviendas, y en muchos casos los diseños incluían piscina en el patio de la casa.

Este barrio tuvo su origen hacia finales de los años 50 con la construcción de la Iglesia El Templete, una gran obra arquitectónica, la primera de ese tamaño en la parte alta de Villavo, que se convirtió en la sede de la Diócesis.

En adelante, agregó Pabón Monroy, se propició la venta de lotes ocasionando la desaparición de La hacienda El Barzal. En ese momento, todo indicaba que su tendencia era a convertirse en un exclusivo sector residencial.

Su paso a zona privilegiada para los establecimientos de la salud se inició entre las décadas del 60 y 70 con la construcción del Hospital San Antonio, especializado en la atención de pacientes tuberculosos.

No obstante, lo que marcó la verdadera proyección de esta zona de la ciudad hacia la salud fue el traslado del Hospital Monfort hacia donde hoy está el Hospital Departamental de Villavicencio, las clínicas Marta y Meta y el Centro de Atención Ambulatoria del Seguro Social, este último en el terreno donde estuvo ubicado estadio Macal.

Paso seguido, ante la explosión de consultorios médicos y odontológicos, laboratorios y clínicas especializadas los propietarios de esas viviendas se trasladaron a otras zonas urbanísticas.

Hace unos tres años, esa misma situación de mercado, ayudado con la Ley 100, convirtió a El Barzal en la sede de la mayoría de oficinas de las EPS, transformándolo en lo que es hoy, un sector exclusivo de la salud.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.