MÁS DE $1.600 MILLONES ENTRE TOMAS, RETOMAS Y DESPEJE

MÁS DE $1.600 MILLONES ENTRE TOMAS, RETOMAS Y DESPEJE

El domingo 8 de noviembre a las cinco de la mañana, unos 700 guerrilleros de las Farc entraron a Mitú arrojando pelotas de fuego, elaboradas con pipetas de gas. Cortaron las comunicaciones, dinamitaron la pista de aterrizaje y destruyeron el puesto de Policía, la sucursal de la Caja Agraria, la Alcaldía, la Gobernación, el Hospital y las oficinas de Telecom. El enfrentamiento entre policías y subversivos se prolongó por más de doce horas, dejando el pueblo sumido en el terror y la destrucción.

05 de noviembre 1998 , 12:00 a.m.

A primeras horas del lunes, tropas de ejército desembarcaron en una pista ubicada a 60 kilómetros de Mitú (sector de Cuererí) para tomar el control de la capital del departamento del Vaupés. Y el martes a las dos de la mañana, en una de las operaciones más costosas de las Fuerzas Militares, los soldados entraron a las ruinas de la plaza principal de Mitú.

Pero la historia no termina aquí. Pasado mañana a las cero horas unos 2.500 efectivos del Ejército Nacional tendrán que despejar una zona de 42.000 kilómetros que cubre los municipios de Mesetas, Uribe, San Vicente del Caguán, La Macarena y Vista Hermosa.

El sábado se cumplirán ocho días de los más trágicos que ha vivido el país, en el camino escabroso que busca la paz: una semana dramática, marcada por la primera toma violenta a una capital por parte de las Farc; la consiguiente recuperación de la misma por el Ejército en la primera operación nocturna realizada por las Fuerzas Militares y el primer gran despeje para allanar el sendero hacia la conquista de la paz.

En las tres operaciones militares se han gastado más de 1.635 millones de pesos discriminado de la siguiente manera: Toma a Mitú El Ejército Nacional asegura que a Mitú se lo tomaron 700 guerrilleros. Los servicios de inteligencia muestran las siguientes cifras: un frente de las Farc tiene dos columnas, cada una compuesta por 80 hombres que incursionaron en la población. Para la Operación Marquetalia , como se denominó la toma a Mitú, los guerrilleros cargaban cuatro granadas de mano cada uno, un fusil 7,62 y 900 cartuchos.

El enfrentamiento entre policías y guerrilleros se extendió por más de doce horas, durante las cuales las Farc emplearon su estrategia de choque por fases de fuego . En el primer ciclo se dispararon en promedio 300 cartuchos por cada hombre para acosar a los policías; en el segundo ciclo, fueron disparados otros 300 para alcanzar objetivos físicos y en la retirada emplearon el mismo número de vainillas , para un total de 900.

Los 700 guerrilleros organizaron su toma en tres anillos, el último de los cuales, compuesto por dos columnas, entró a Mitú y disparó cada uno un promedio de 900 balas, para un total de 144.000 cartuchos. Según el Ejército cada vainilla con referencia 5,56 tiene un valor de 319 pesos para un total de 46 millones de pesos. Si a esto se suman las cuatro granadas (50.102 pesos la unidad), de cada uno de los granaderos de las columnas de las Farc, se concluye que en granadas se gastaron más de 4 millones de pesos. No se puede cuantificar la munición de los subversivos, utilizada por los lanzagranadas MGL 40 MM, ni tampoco los proyectiles que usaron los morteros calibre 60 MM, utilizados para destruir el cuartel de los policías.

Según el Ejército, durante la huida y desarme del anillo, los 540 guerrilleros restantes, gastaron un promedio de 800 cartuchos y otras 20 granadas para un total de 138 millones de pesos.

Para el Ejército Nacional es imposible cuantificar las pérdidas en material recuperado, durante la huida, ni tampoco lo que se utiliza en material de comunicaciones. Estas cifras aproximadas pueden hablar de unos 200 millones de pesos en la Operación Marquetalia , que duró 12 horas.

También los guerrilleros se robaron 400 millones de pesos del Banco Caja Agraria. Si la Operación Marquetalia le costó a las Farc unos 200 millones de pesos tiene en su balanza 200 a su favor, ya que se llevaron 400 de la Caja Agraria.

La retoma de Mitú El Ejército Nacional empleó 400 soldados para recuperar la capital del Vaupés de las manos del comandante Romaña. Sin contar el equipo de campaña de los soldados y los gastos no cuantificables en comunicaciones, se puede decir que la retoma tuvo el siguiente costo: En las primeras horas del lunes, tropas del Ejército desembarcaron en una pista ubicada a 60 kilómetros de Mitú para intentar llegar hasta la población y tomar el control. Se aerotransportaron soldados desde la Base de Apiay en el Meta, hasta Cuererí, y desde el comando de operaciones en San José del Guaviare y se llevaron militares a las riberas del río Vaupés. Un avión C-47, con munición 0,50, respaldó las operaciones.

Las compañías de choque desplazadas a la zona en un total de 400 hombres fueron cargados de la más alta tecnología con que cuenta el Ejército. Se trataba de la primera operación nocturna de las fuerza militares en la selva. Para tal dispositivo debían contar con sofisticado material de guerra, similar al utilizado por los ingleses en la Guerra de Las Islas Malvinas.

Desde Apiay hasta las cercanías de Mitú se aerotransportaron soldados en helicópteros Black y MI. Una hora de vuelo vale 240.000 pesos y 335.000, respectivamente. Se emplearon unas diez horas de vuelo, es decir unos tres millones de pesos aproximadamente, sólo en combustible. Cada soldado tiene una dotación de un fusil Galíl con 400 cartuchos y dos granadas de mano. Se presentaron refriegas, pero no combates de larga duración.

Pero los 400 soldados tenían la posibilidad de disparar 160.000 cartuchos por valor de 51 millones de pesos, y lanzar 800 granadas de mano por un costo aproximado de 40 millones de pesos. Así las cosas la retoma de Mitú para las fuerzas nacionales rondaría los 94 millones de pesos, pero se le suman al Estado los 400 millones que se robaron de la Caja: 495 millones de pesos.

El despeje Para sacar unos 2.500 soldados de los municipios de despeje exigidos por las Farc para iniciar los diálogos, el Ejército Nacional gastará más de mil millones de pesos repartidos de la siguiente manera. La operación consta de tres fases: 630 millones de pesos vale la reubicación y transporte de las tropas acantonados en Mesetas, Uribe, San Vicente del Caguán, La Macarena y Vista Hermosa.

El segundo costo tiene que ver con el adecuamiento de las instalaciones del Batallón Cazadores donde funcionarán los alojamientos de los comisionados, la Cruza Roja y demás invitados. Todos esto vale unos 250 millones de pesos. Con este dinero se están arreglando las locaciones y comprando plantas de electricidad y comunicaciones.

La última parte tiene que ver con el costo del movimiento del material y equipo de las tropas que costará de aquí hasta el sábado unos 80 millones de pesos. Es decir, todo valdrá 940 millones, sin contar con la alimentación y las pérdidas.

De sábado a sábado la guerra en Colombia no sólo se ha cobrado dos centenares de vidas sino que ha movido dinero por más de 1.635 millones de pesos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.