BASURAS EN MANOS DE CORPORINOQUIA

BASURAS EN MANOS DE CORPORINOQUIA

Un mes de plazo tiene Corporinoquia para decidir si otorga o niega la licencia ambiental solicitada por Bioagrícola del Llano para utilizar como relleno sanitario un lote en el municipio de Cumaral.

21 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

Así lo dio a conocer la subdirectora de la Corporación, Alba Luz Ospina, quien explicó que tras el pronunciamiento final que se dará a conocer a través de una resolución del organismo, caben los recursos de reposición y apelación. Estos recursos pueden ser utilizados tanto por Bioagrícola si se le niega la licencia ambiental como por la Alcaldía de Cumaral en caso de que se le otorgue el permiso a la empresa agregó la funcionaria.

Igualmente, la señora Ospina explicó que el recurso de reposición se interpone ante Corporinoquia, mientras que el de apelación se presenta ante el Ministerio del Medio Ambiente. Por esta razón, el Ministerio no ha hecho ningún pronunciamiento hasta el momento y no hará presencia durante la audiencia pública pues debe mantenerse neutral y no puede ser juez y parte en este proceso señaló la funcionaria.

Durante la audiencia, que comenzó a las ocho de la mañana y se prolongó durante todo el día, intervinieron 25 personas, entre ellas los alcaldes de Cumaral, Restrepo y Villavicencio, las personerías de Villavicencio y Restrepo, la Defensoría del Pueblo, la Contraloría General, la Procuraduría Ambiental, los estudiantes de gestión y legislación Ambiental de la Universidad Cooperativa, varias ONG y personas naturales.

Para la presentación del proyecto de disposición final de las basuras en el predio Tarapacá, Bioagrícola contó con 90 minutos, al igual que el comité interdisciplinario conformado por las alcaldías de Cumaral y Restrepo. Los demás participantes contaron con 15 minutos para sus intervenciones.

Oposición municipal Durante la audiencia, una de las ponencias más esperadas fue la del comité conformado por los municipios de Restrepo y Cumaral, que se consideran afectados por el proyecto de Bioagrícola.

El comité conformado por especialistas en el tema ambiental y de salubridad, mediante estudios técnicos y de impacto ambiental argumentó su oposición al uso del lote de Cumaral como relleno sanitario.

En esta intervención, las autoridades de ambos municipios manifestaron su oposición total al proyecto, por considerar que los daños ambientales por contaminación de lixiviados que puede ocasionar un relleno sanitario son tan graves que en muchos lugares del mundo este sistema ya está mandado a recoger. Igualmente, en el estudio realizado por este comité se expuso la posibilidad de malformaciones congénitas que podrían sufrir las personas que habitan el lugar vecino.

Otro de los argumentos esgrimido por las autoridades locales fue la contaminación que se puede registrar en el río Curimape, del cual se surten de agua los 1.500 habitantes de la inspección de Veracruz, pues en el sitio donde se instalaría el relleno nacen varias de las quebradas que surten este río.

Igualmente, se puso de manifiesto el impacto socio-económico que podría generar un relleno sanitario en este sitio, pues ahuyentaría las inversiones en el sector turístico, que constituye uno de los renglones importantes de la economía de esta zona. Además, el tránsito de vehículos cargados con basura alejaría a los turistas que visitan Cumaral y Restrepo.

Finalmente, las autoridades indicaron en su intervención que la acidez de los lixiviados que arrojan los carros de basura durante el trayecto entre Villavicencio y Cumaral podría deteriorar la vía que comunica a Villavicencio con este municipio.

Costos ambientales De acuerdo con el estudio de valoración de costos ambientales de los sitios de disposición ambiental de los residuos sólidos de Villavicencio (Campoalegre, Kirpas y Don Juanito) realizado por la Contraloría de Villavicencio con asesoría de su similar de Bogotá, se notan serias fallas en las fases de impermeabilización, disgregación, homogenización, compactación y recubrimiento final en los tres sitios visitados.

Según este informe, la deficiencia en el manejo técnico del relleno sanitario Don Juanito está acarreando serios y negativos impactos a los recursos agua, aire y suelo.

Igualmente, la Contraloría Municipal manifiesta en su informe que Bioagrícola no cuenta con la infraestructura humana, técnica ni con los equipos especializados para llevar de manera eficaz cada una de las fases del proceso de los residuos. Además, la empresa actúa como un monopolio en el manejo integral de los desechos y no cuenta ni siquiera con una auditoría externa que permita corregir fallas tan graves como el deterioro de los recursos naturales y potencialmente el deterioro de la salud de las personas que manejan los residuos y de la población que se abastece de las aguas del río Ocoa.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.