FRENTE AL TOTALITARISMO

FRENTE AL TOTALITARISMO

El hombre desplazado Tzvetan Todorov Taurus, 1998

05 de julio 1998 , 12:00 a. m.

El público que frenéticamente aplaudió a los encapuchados del Eln durante el velorio de Eduardo Umaña, puso acaso de presente su nostalgia de un orden totalitario como Camboya, la URSS? A qué oscura y patética frustración se debió el aplauso a un proyecto político tan intolerante? Este libro de Todorov constituye un impecable análisis del totalitarismo comunista que el autor conoció de lleno en su Bulgaria natal.

De qué manera puede un ser humano sobrevivir en un universo concentrionario? De qué lenguaje puede aferrarse viviendo ya entre el miedo y la suspicacia? Puede la escritura dar siquiera una pálida medida de lo que significan el dolor y el sufrimiento humano ante el peso brutal de estas falsas utopías? Todorov no solamente describe lo que significa en el perseguido la pérdida de la familia, el oscuro sadismo de guardianes y burócratas sino el papel que han jugado los intelectuales como los justificadores de estos ciegos mesianismos enfocados como el único futuro posible. El análisis rehúye todo anticomunismo fácil y en esto reside precisamente su eficacia.

Pero la actual perspectiva ha llevado a que el problema de la intolerancia se encuentre con complejidades inesperadas: se juzga en Francia a un criminal nazi y al mismo tiempo la sociedad que la enjuicia justifica el linchamiento de un obrero marroquí y alardea de su racismo. Los comunistas montaron un discurso sobre los derechos humanos basados en la supuesta idea de que eran ellos la única voz de los oprimidos, pero qué sucede cuando se demuestra que, por el contrario, fueron ellos quienes nunca dieron voz al oprimido? O sea en nombre de qué derechos humanos se legitima un crimen de lesa humanidad como el secuestro? Callar el horror de los gulags para no hacer juego al imperialismo fue una cobardía de Sartre. No recordamos los 30 guerrilleros ejecutados por Braulio Herrera para mantener la moral revolucionaria ? Puede existir una sociedad sin la existencia de valores? Ninguna ley puede admitir el principio de libertad sin acompañarlo de responsabilidad . Qué significa hoy la democracia? Igualmente, qué significan hoy la autonomía personal y la pérdida de la propia cultura? La visión de la sociedad norteamericana puede parecer descarnada, pero solo trata de mostrar precisamente los peligros a los cuales puede estar abocada una democracia cuando no hay la presencia de una responsabilidad personal y el problema de recordar el atropello, los ojos del verdugo. Quién habla del perdón?

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.